Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Simetria Fidentia es la nueva marca de la familia Batalla para sus negocios de la construcción

9/01/2019 - 

CASTELLÓN. La familia Batalla ya ha encontrado una nueva denominación que aglutine a sus negocios de construcción y servicios, que recientemente recuperó del grupo Mosaiq. Simetria Fidentia SL es la compañía que funcionará como matriz del grupo castellonense y en breve agrupará a compañías como Becsa, Durantia, Casva, Indertec, Área Desarrollo y el área de materiales tras la recompra a Atitlan de su 50%. Este fondo continúa como socio de los Batalla en Mosaiq, el consorcio de sociedades ahora totalmente centrado en el negocio ambiental, ya que la rama inmobiliaria no entra en los planes de sus rectores, como tampoco en los de los Batalla

El Boletín Oficial del Registro Mercantil de Valencia publicó ayer martes el cambio de administradores de una de las empresas de los Batalla, Durantia Infraestructuras, que ahora pasa a estar regida por dos administradores mancomunados: la citada Simetria Fidentia SL y Las Pedrizas SA. 

Esta última es una sociedad histórica de los Batalla, que en su origen, en los últimos meses de la década de los 70, nació para el cultivo y comercialización de cítricos pero que apenas tiene actividad ya, una vez que la familia empresarial castellonense se ha ido desprendiendo en los últimos años de esta rama de su negocio. 

Por parte de Las Pedrizas, Carlos Muñoz es la persona que representará el cargo de administrador mancomunado en Durantia, mientras por parte de Simetria Fidentia lo será José María Martínez. El que fuera director corporativo de Negocio de Empresas de Bankia en la Comunitat, Murcia y Baleares llegó al grupo castellonense como director general corporativo de Obinesa y continúa ligado a la actividad de la familia Batalla. 

Con el nuevo paso se oficializa además la salida de Mosaiq del accionariado del entramado castellonense de la construcción y servicios. El que ayer recogió el Borme es el primer paso de una reestructuración más amplia que afectará a todas las compañías de la familia Batalla.

No en vano, el conglomerado empresarial castellonense ha vivido en los últimos años diferentes cambios de denominación en el grupo. De Lubasa se escindió Becsa tras la sentencia que impedía a aquella concursar para obtener contratos de obra pública; posteriormente Lubasa cambió su denominación a Obinesa y, más recientemente, con la llegada de Atitlan al accionariado, la matriz del grupo pasó a denominarse Mosaiq. Ahora, aunque este último grupo sigue existiendo y los Batalla siguen formando parte de él, la rama 100% castellonense tendrá una nueva denominación: Simetria Fidentia SL.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email