Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

empresas, cooperativas y agricultores solicitan el uso del metil-clorpirifós hasta junio

Todo el sector citrícola pide a Mollà que medie con Madrid para usar el plaguicida prohibido por la UE

29/01/2020 - 

CASTELLÓ. En un acto poco habitual, todo el sector citrícola valenciano se ha unido para solicitar a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, que medie ante el Ministerio y solicite un periodo de gracia de tres meses para poder usar plaguicidas basados en la sustancia activa Metil-Clorpirifós y así "salvar la campaña 2020/2021", algo de lo que ya alertaron meses atrás

En una carta remitida estos días a Mollà, comercios privados, cooperativas y agricultores solicitan a la consellera que pida al Ministerio de Agricultura "la autorización excepcional" del uso de este plaguicida prohibido por la Unión Europea a partir del próximo 16 de abril "al menos tres meses añadidos". Y es que la prohibición a partir de la fecha ahora fijada por la UE impedirá a los citricultores tratar las plagas, que son especialmente activas a partir de la primavera. 

En la misiva, se habla en concreto del cotonet de les Valls, una plaga que llegó en 2009 de Sudáfrica a través del puerto de Sagunto y que, desde entonces, "se ha extendido por todo el área citrícola de la Comunitat". De no actuar contra este insecto, que afecta a la presentación de la fruta y provoca "niveles importantes de destrío" (naranja que se rechaza en el almacén), puede verse afectada gran parte de la producción "de Castellón y el norte de la provincia de Valencia". 

Y el problema es que, a día de hoy, no hay una alternativa al uso del Metil-Clorpirifós, la "única herramienta para controlar esta plaga", según los estudios realizados por el Institut Valencià d'Investigacions Agràries (IVIA) y el Servei de Sanitat Vegetal de la Generalitat, apuntan las organizaciones en la carta. De ahí que soliciten la medida de gracia al Ministerio y por extensión a la UE, que habitualmente dispone un plazo de medio año como periodo transitorio y en esta ocasión lo ha reducido a tres meses. 

Además de esta plaga del cotonet de les Valls, las organizaciones piden además también tratar otro insecto similar y el piojo rojo de California, ya que el Metil-Clorpirifós es un insecticida de amplio espectro.

Lucha biológica a corto plazo

Con la autorización hasta junio, el sector citrícola salvaría la próxima campaña. En lo que se refiere a las siguientes, los firmantes destacan que están trabajando con la Universitat Politècnica de València en la feromona sexual que atraiga a los machos e impida la reproducción de la plaga, una solución que será "viable a corto plazo, pero todavía no en este momento". Además, también esperan poder utilizar el parásito que el IVIA importó desde Sudáfrica pero cuya introducción está pendiente de autorización por parte del Ministerio. En este sentido, las organizaciones aprovechan la carta para "solicitar al Ministerio acelerar estos trámites". 

La carta está firmada por el presidente de la Federació de Cooperatives Agroalimentàries de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis, la directora del Comité de Gestión de Cítricos, Inmaculada Sanfeliu, los presidentes de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, Fepac-Asaja, José Vicente Guinot, y Asaja-Alicante, Eladio Aniorte, y los secretarios generales de la Unió, Carles Peris, y UPA-PV, Rafael Cervera

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email