X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

desde 1993 ha bajado siempre al día siguiente

A la bolsa española le sienta mal la resaca electoral... ganen unos u otros

Ha bajado al día siguiente y en la semana posterior de las últimas seis elecciones generales celebradas en España

20/12/2015 - 

VALENCIA. Sea quien sea el ganador de las elecciones generales, la bolsa española bajará este lunes 21 de diciembre. O por lo menos si se tiene en cuenta las últimas cinco citas celebradas anteriormente y ese es un hecho empírico. Como también lo es que a lo largo de la 'era Rajoy' se ha revalorizado el Ibex 35 un 15% y la prima de riesgo se ha estrechado en más de 200 puntos. Todo ello después de que el Gobierno llegara a pedir el rescate bancario en julio de 2012. 

Tomando como índice el de la Bolsa de Madrid (IGBM), por aquello que tiene más historia que el Ibex 35 y es más extenso, las jornadas posteriores a las seis grandes citas electorales en España se saldaron a la baja más allá del comportamiento de Wall Street.

Pero es algo que no solo ha sucedido aquí sino también en los principales mercados europeos tras las grandes citas de países como Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. "Así ha sido pero hay que tener en cuenta diferentes factores, pero es un hecho incuestionable y ahí están los datos", apuntan desde Auryn Funds.

Así, y por orden reciente, al día siguiente de la llegada a la presidencia de Mariano Rajoy en 2011 el IGBM bajó un 3,42%, la semana siguiente un 6,46% y un mes después la pérdida se había reducido hasta el 0,96%.

El segundo año de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno (2008) se inició con un recorte del 0,40%. Una semana después ya entraba en positivo (+2,31%) y al cabo de un mes el avance era del 6,57%.

Tampoco la bolsa recibió al alza a Zapatero en su estreno como presidente, dado que el lunes 15 de marzo de 2004 el IGBM bajó con fuerza un 4,04%. Una semana después seguía retrocediendo (-1,89%) para dar un giro de 180 grados al mes (+3,61%).

'Resaca electoral'

José María Aznar tampoco se salvó de la 'resaca electoral' aunque al mes siguiente la bolsa había cambiado notablemente de rumbo. Tras la victoria en su segundo mandato (2000), el IGBM cedió un 1,12% al día siguiente para reducir el recorte al 0,66% una semana después aunque un mes después los números rojos alcanzaban el 4,55%.

Bastante peor fue la respuesta bursátil en la primera etapa de Aznar en 1996, puesto que se inició con un duro castigo del 4,87% horas después de arrebatarle la presidencia a Felipe González. A la semana siguiente el índice cedía un 3,80% y el balance del primer mes arrojaba un suave descenso del 0,67%.

Finalmente la última victoria de Felipe González en 1993 también se saldó con un mal tono bursátil aunque con registros muy similares en los tres casos. Así, al día siguiente de su triunfo el IGBM recortó un 1,69%, a la semana siguiente un 1,27% y al cabo de un mes se dejaba en el camino un 1,46%.

Parece evidente que las elecciones no nos han sentado muy bien en el pasado y que el lunes de resaca electoral ha sido en promedio desastroso. No sólo el lunes, sino toda la semana ha arrastrado rentabilidades negativas, ante lo cual parece tentador concluir que la semana que viene será negativa para la bolsa española.

Comparativa

¿Pero realmente es así? "Todos sabemos que el pasado no determina el futuro, y aunque lo datos parecen indicar que las elecciones atemorizan al inversor, no podemos estar seguros sin comparar lo que sucede en el resto de bolsas europeas cuando hay elecciones en España", advierten desde Auryn Funds. 

Y a fe que echando un vistazo al gráfico siguiente uno se da cuenta que los retornos negativos han imperado en la mayoría de casos de las grandes citas electorales en España, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

Como en muchos casos, los datos y una visión general del mercado nos ayudan a poner creencias populares en perspectiva. "Nuestra opinión es que el tamaño de muestra es demasiado pequeño como para indicar una relación causa efecto, así que desde un punto de vista práctico es imposible afirmar que las elecciones provoquen un efecto diferencial en España respecto a otros mercados", añaden.

Sin embargo advierten que "ello no significa que no exista ese efecto: simplemente no podemos afirmarlo con seguridad, aunque todo indique que a los mercados… no les gustan las elecciones".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email