Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

El coronavirus impacta sobre Aena en bolsa

6/03/2020 - 

MADRID. En este artículo vamos a comentar la situación actual de Aena, su performance en 2019 y las expectativas y riesgos para 2020. La empresa aeroportuaria española Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) es propiedad al 51% de la empresa pública Enaire, adscrita al ministerio de fomento. Evidentemente este detalle supone una diferencia importante respecto al resto de cotizadas puesto que la participación gubernamental en la misma genera un interés para el estado respecto al buen funcionamiento de la compañía.

Actualmente está pasando por el peor de los momentos en mercado, con caídas en su cotización en las dos últimas semanas de alrededor del 14%. Evidentemente estas caídas hacen referencia a la incertidumbre en torno al crecimiento económico mundial y al impacto del coronavirus en la producción económica y en la demanda de servicios, en este caso aéreos.

Atendiendo al comportamiento de largo plazo de la cotización podemos observar que la empresa ha tenido un desarrollo muy positivo. Sin embargo, esta semana ha sufrido una corrección importante, que como comentábamos hace referencia al impacto económico del coronavirus; y, en este caso, se traduce en el impacto al sector aéreo en términos de demanda y contratación de servicios.

Se puede comprobar que la acción ha tenido un buen comportamiento general en 2019, recuperando las caídas de finales de 2018 pero actualmente está sufriendo un duro revés con el coronavirus. No obstante es importante recordar que gran parte de las caídas del mercado se deben al pánico sufrido en el mismo y es posible que se termine por dar un rebote en un corto o medio plazo que pueda devolver a la cotización a la zona de los 180, que es la zona donde ha chocado varias veces el precio.

A nivel fundamental, los resultados de la compañía de 2019 consolidado son bastante positivos, con un crecimiento generalizado de las principales variables financieras. En concreto, mostraba un crecimiento en los ingresos totales del 4,2% que se ha traducido en un Ebitda incrementado en un 4,1 % y en unos beneficios netos de 1442 millones de euros para 2019, una mejora del 8,6% respecto del año pasado. 

Por otra parte, este crecimiento del negocio de Aena ha supuesto una mejora del flujo de caja operativo y finalmente una reducción del ratio deuda financiera/ebitda. De hecho la deuda financiera neta se ha reducido a 6.200 millones de euros de los cuales en torno a 5.600 millones son a largo plazo con una vida media de 10 años. Por lo tanto podemos decir que Aena no sufre de problemas de liquidez en el corto plazo ni de solvencia para hacer frente a sus deudas de forma controlada.

Crecimiento generalizado

En términos de negocio, Aena mostraba en sus resultados un crecimiento generalizado de todos sus sectores tanto el aeronáutico como el comercial (restauración, tiendas aparcamiento...), así como el de sus participaciones internacionales como la de Luton. Con crecimiento en el tráfico tanto por pasajeros como por número de operaciones, parece que el desarrollo de la firma está asegurando para el futuro.

De cara a 2020 el principal riesgo radica en las perspectivas que mostraba en los que no parece tener muy en cuenta el impacto del Coronavirus en la economía.  En estas estimaciones marcaba un crecimiento del Ebitda del 1%, un 4% de ingresos y un incremento del 1,9% de pasajeros. Mirando el corto plazo la imagen de la cotización es la siguiente:


En caso de continuar los temores por el virus y de suponer ningún impacto las medidas fiscales y monetarias que el G7 tiene previstas para los próximos meses, el siguiente nivel a observar a corto plazo sería el de los 135 euros por acción.

En un escenario alcista y vuelta a la normalidad con el virus controlado -y los países en una fase de producción previa a la incertidumbre de los dos últimos meses-, el precio debería volver a la zona de los 160-170 euros por acción para encarar máximos en torno a 185 euros.

Ignacio Serrats es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email