Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La incidencia acumulada supera los 700 casos por cada 100.000 habitantes

Algemesí endurece las restricciones contra el coronavirus: "La situación es crítica"

24/11/2020 - 

VALÈNCIA. La curva de contagios en Algemesí no para de crecer. La rápida propagación del virus ha llevado a la localidad de la Ribera Alta a tener una de las incidencias acumuladas más elevadas de la comarca: 706,16 positivos por cada 100.000 habitantes. Unos datos marcadamente superiores que los del conjunto del departamento sanitario que se sitúan en 446,21 casos por cada 100.000 habitantes, según la Conselleria de Sanitat. "Hemos superado el nivel 3 de riesgo", advierte Marta Trenzano, alcaldesa de la localidad, en referencia a los niveles de riesgo establecidos por el Ministerio de Sanidad que considera el cuarto de "riesgo extremo", ante la propagación descontrolada del virus con el consiguiente peligro de colapso de la atención sanitaria.

Ante este escenario preocupante, el consistorio ha decidido endurecer las restricciones en el municipio, ya que a pesar de haber aplicado medidas excepcionales en anteriores ocasiones y de que la Conselleria de Sanitat les incluyera en la lista de los 31 municipios con restricciones adicionales, los datos no han mejorado. Del 17 al 20 de noviembre, de hecho, se registraron 103 nuevos contagiados. Aún más, en los últimos 14 días se han comunicado un total de 193 personas positivas y ya superan a Alzira. Las personas fallecidas desde que empezó la pandemia ascienden a nueve, la última durante esta semana.

Desde el pasado fin de semana, y hasta el próximo día 9 de diciembre, la administración local ha ordenado la suspensión de todos los actos culturales e institucionales en el municipio, así como el cierre de los juegos infantiles que hay en los parques de la localidad. El Teatro Municipal y el aula de estudio también han cerrado sus puertas y el Museu de la Festa permanecerá clausurado al público.

Estas medidas excepcionales para intentar frenar la expansión del coronavirus ha llevado al ayuntamiento a decretar el cierre del paraje natural de la Xopera y de la Biblioteca Municipal, donde solo está permitido el préstamo de libros con cita previa. En el ámbito deportivo, el estadio municipal estará abierto exclusivamente para realizar competiciones y entrenamientos de clubs federados y sin la presencia de público. Las condiciones del polideportivo municipal, sin embargo, serán diferentes: los usuarios podrán acceder con una restricción del aforo a un tercio del total y permanecerá abierto para celebrar competiciones y entrenamientos de clubs federados sin que pueda haber espectadores.

El mercado, que se celebra tradicionalmente los sábados, también se ha visto afectado por el endurecimiento de las restricciones: solo es permitido montar un 50% de los puestos que hay habitualmente y el aforo queda reducido a la mitad. El consistorio, por su parte, mantiene el servicio presencial, aunque se reduce al 50% y avisa de que se dará prioridad a las personas que soliciten cita previa.

"El Ayuntamiento estará ahí para hacer lo que haga falta con independencia de que las medidas que tengamos que adoptar sean más o menos populares. No nos temblará el pulso a la hora de aplicar decisiones para garantizar la seguridad de todos", ha asegurado Trenzano. "Pero si no somos conscientes todos de que la situación es crítica, muy complicada, será muy difícil que podamos darle la vuelta y revertir esa tendencia de la curva, que se ha disparado en nuestro municipio", ha criticado.

Ante esta situación, la primera edil ha llamado a los vecinos y las vecinas del municipio "a la responsabilidad individual y a la corresponsabilidad": "Vale la pena sacrificarse para superar esto lo antes posible y poder volver a la normalidad". Además, la alcaldesa socialista ha recordado que la mayoría de los contagios se continúan produciendo en el ámbito social, por lo que ha recomendado restringir las reuniones sociales y familiares "al máximo".

Falta de competencias para cerrar bares y colegios

La alcaldesa de Algemesí, a su vez, se ha pronunciado respecto a la falta de competencias por parte del consistorio para llevar las medidas más allá y decidir, por ejemplo, sobre el cierre de bares o de centros educativos. "El Ayuntamiento no puede cerrar los bares ni los colegios, es una competencia autonómica", ha indicado Trenzano. En este sentido, la primera edil ha asegurado que la administración local ha actuado en los espacios en los que tiene competencia y en los edificios públicos. "Para intentar reducir los contagios actuamos en aquellos lugares y circunstancias donde sí podemos tomar decisiones", ha argumentado.

Al incremento preocupante de los contagios, la petición de una mayor responsabilidad del consistorio viene avalada por las numerosas sanciones impuestas por la Policía Local. Según el ayuntamiento, hasta el pasado sábado se pusieron 403 denuncias por no usar mascarilla: 381 de ellas en la calle, 19 en terrazas y tres en el mercado que se celebra el sábado. Entre las personas sancionadas, 34 de ellas eran reincidentes.

Foto: KIKE TABERNER

Los bares y restaurantes también han sido multados por parte de la Policía Local, quien ha impuesto siete denuncias a bares y establecimientos y otras 12 a clientes que estaban en la terraza por no cumplir la normativa de Salud Pública. Las fuerzas de seguridad locales, asimismo, han registrado 49 sanciones por incumplir el toque de queda o por exceder la limitación de personas en las reuniones familiares o sociales. Y únicamente se ha puesto una denuncia por incumplir la orden de confinamiento.

Pese a sus elevadas cifras de contagios, la preocupación por el virus se extiende más allá de Algemesí y afecta a diversos municipios de la comarca. Otras ciudades de la Ribera han aplicado o prorrogado medidas extraordinarias muy similares a estas. Con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 750,10 contagios por cada 100.000 habitantes, Carlet ha decidido recuperar las restricciones en la localidad. Alzira, como capital de la Ribera Alta y ciudad con una mayor movilidad, cuenta con una incidencia acumulada de 401,33 casos por cada 100.000 habitantes. Recientemente, el ayuntamiento decretó medidas extraordinarias y lanzó un dardo a Sanitat: "Queremos medidas más restrictivas en cuanto a la movilidad en el Departamento de Salud de la Ribera".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email