GRUPO PLAZA

en américa latina

Alianza entre FCC y Carlos Slim para crecer en el sector del agua

6/04/2016 - 

MADRID (EP). FCC y el grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, se aliarán para crecer en el sector de la construcción y gestión de infraestructuras de agua en Latinoamérica, según datos de la compañía española.

El grupo también participado por Esther Koplowitz y las empresas mexicanas de su actual primer accionista amplían así al sector del agua la alianza que ya alcanzaron el pasado año en materia de construcción de grandes infraestructuras.

FCC y Grupo Carso suscribieron en marzo de 2015 un acuerdo formal para pujar juntos por grandes proyectos de infraestructuras que surjan en todo el continente americano, con la excepción de México, país de origen del magnate.

Ahora, FCC indica que "analizará fórmulas de cooperación con el Grupo Carso para el desarrollo de proyectos de construcción y operación de dotaciones de agua en ciertos mercados de Latinoamérica", según datos oficiales de la empresa que recoge Europa Press.

FCC y Carso anuncian su colaboración también en este sector mientras Slim se erige como socio de control de la constructora española, sobre la que ha anunciado una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) al superar el 30% de su capital en una reciente ampliación de capital.

El negocio del agua constituye uno de los pilares en los que FCC sustenta su actual política de crecimiento y reforzamiento de la expansión internacional, junto con el de los servicios medioambientales y la construcción de grandes infraestructuras.

En paralelo, la constructora que preside Esther Alcocer Koplowitz continúa trabajando en la reducción y el abaratamiento de su deuda, el que constituye su principal objetivo a corto plazo.

Nuevas posibles desinversiones

Para ello, mientras trabaja en amortizar con quita el grueso de un tramo de deuda que genera un interés del 5% con los recursos logrados con la ampliación de capital, la compañía "analiza diferentes alternativas para reducir el coste financiero del 62% de la deuda bruta total" de la empresa, que se sitúa en unos 4.400 millones de euros.

En este sentido, FCC asegura contar con un lote de activos no estratégicos, valorados en un total de 1.000 millones de euros y que no aportan al beneficio bruto de explotación (Ebitda), que podrían venderse.

Se trata, entre otros, de activos inmobiliarios valorados en unos 328 millones y de participaciones en concesiones (117 millones) y en negocios de agua y medioambiente (162 millones).

Por el momento, una vez amortice deuda con los recursos de la ampliación, FCC reducirá su apalancamiento, de forma que su deuda se situará por debajo de la cota de seis veces su Ebitda, hasta suponer 5,7 veces el Ebitda.

FCC avanza así hacia los parámetros que le exigen los bancos para recuperar el pago del dividendo: presentar un endeudamiento inferior a cuatro veces su Ebitda y que esta partida sea superior a 750 millones de euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme