X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

María Oliver: "Prefiero pactar con el PSPV a Compromís: tiene las cosas más claras"

22/05/2019 - 

VALÈNCIA. La tercera fuerza del Govern de La Nau es Podem, cuya candidata a la Alcaldía de València el próximo 26M, María Oliver, acudió a uno de los almuerzos que Valencia Plaza ha organizado en las semanas previas a los comicios en el conocido Café Madrid. Oliver encabeza la coalición de la formación morada y Esquerra Unida, apodada Unides Podem. Colaboradores y redactores la enfrentaron a numerosas preguntas sobre el último mandato y acerca del próximo.

Aunque las encuestas no le otorgan más de tres concejales, Oliver insistió en que las únicas encuestas válidas son las últimas elecciones, donde el partido obtuvo el 7 y el 15% de los refrendos a nivel autonómico y estatal respectivamente. "Creo que eso se puede dar", dijo, en las municipales. Manifestó haber notado buena sintonía en la calle durante la campaña, en la que pretenden "poner en valor la importancia de que Podemos entre con fuerza en el gobierno municipal". Para Oliver, que ya ha sido portavoz municipal de su formación, "es importante tener claro el equilibrio de fuerzas en la política". Admitió no haber podido conseguir todos sus propósitos este mandato pero dijo haber podido ejercer presión en determinadas direcciones.

Además, recordó que Podemos no se financia con los bancos y que es un partido "muy incómodo" contra el que se han hecho "cosas realmente vergonzosas", con "unos silencios preocupantes del resto de partidos". "Sé que molestamos, pero vamos a seguir luchando por estar aquí", concluyó.

María Oliver. Foto: KIKE TABERNER

Preguntada por si preferiría a un alcalde de Compromís -Joan Ribó- o una alcaldesa del PSPV -Sandra Gómez-, Oliver explicó que los socialistas "están siendo mucho más claros y a lo mejor eso beneficia que más tarde se llegue a un pacto que se pueda cumplir". "Nos descoloca Compromís porque llevaba cosas en el programa de manera muy rotunda que después muy fácilmente las han dejado por imposibles", aseveró, para concluir más tarde que, en ese sentido, prefiere "pactar con alguien como el PSOE, que te dice 'no', y a partir de entonces podemos buscar una solución". Más tarde, repreguntada al respecto, apostilló sus palabras: "En caso de empate, preferiremos al que se comprometa con objetivos políticos importantes para nosotros".

Al hilo, y de cara a la negociación de un Govern de La Nau II, la candidata de Unides Podem explicó que intentarán acordar "más objetivos políticos que sillones". Una de estas metas sería corregir "errores de estructura del Ayuntamiento", como en el área cultural, la de vivienda o de servicios sociales. Otras: luchar contra el absentismo escolar -"el más alto de España"-, avanzar en materia de vivienda y repensar el modelo de ciudad.

María Oliver. Foto: KIKE TABERNER

El bloque conservador de Compromís

Sobre la situación electoral de su formación, insistió en que el votante de Unides Podem "está ahí", "la gente que está indignada con la precariedad, con no poder acceder a una vivienda digna". El problema, admitió, "lo hemos tenido nosotras como el representante de ese votante", especialmente a nivel estatal con una "ligera escisión" entre el modelo de partido de Pablo Iglesias y el de Íñigo Errejón. Estas dos líneas, explicó, podrían compararse con los espacios que ocupan en València Podem y Compromís, aunque admitió diferencias porque la coalición valencianista "es un partido más regionalista". Sobre la escisión, dijo que lo importante ahora es "pensar en el votante" y reivindicarse como una "fuerza municipalista".

Oliver incidió en la complejidad de Compromís como coalición. "Al final tiene un núcleo muy numeroso de un partido conversador, el Bloc, que es lo que le diferencia de los errejonistas", arguyó, para añadir que, aunque a nivel estatal se entiendan como similares Mas Madrid y Compromís, "a nivel práctico no lo son". Por ejemplo, dijo, en cuestiones territoriales, urbanísticas y otras como ferias y fiestas, "te das cuenta de que ese conservadurismo está ahí dentro [en Compromís]".

Vivienda, urbanismo y el puerto

Oliver apuntó como un logro la política social del Govern de La Nau, un conjunto de asuntos que "el PP tenía olvidados". Se refería a, por ejemplo, áreas ostentadas por su formación este mandato: vivienda y educación. "Hasta ahora no existía concejalía de Vivienda y es uno de los problemas más graves de la ciudad", aseveró. Celebra que en cuatro años, esta problemática se haya visibilizado y sea uno de los asuntos troncales de la campaña. "Es un valor que ha aportado Unides Podem al Pacte de La Nau", dice, porque "el PSPV se negaba hasta hace poco a admitir que había presión turística en València". 

Manifestó la candidata de Unides Podem que la empresa mixta propuesta por Compromís para agilizar la construcción de vivienda de alquiler asequible es "una opción". Señaló que Aumsa, la empresa municipal, "no ha hecho prácticamente nada" pese a ser la herramienta más potente para este menester. Algo que la candidata dejó claro es que la concejalía de Vivienda y la sociedad municipal deberían ir de la mano en el próximo gobierno y destacó, como muestra de la colaboración público-privada que se ha practicado este mandato, la cesión de suelo a cooperativas de vivienda. "Cualquier iniciativa que no sea especulativa nos parece bien", sentenció.

En materia urbanística es donde se han concentrado las mayores diferencias, es una asignatura "pendiente de solucionar de cara a la reedición del gobierno", explicó. Sobre la ZAL, María Oliver insistió en la idea de convertirla en un corredor verde. "El propio Partido Popular ,en los documentos de Conselleria considera este corredor como necesario", arguye. Relató cómo, en una reunión el presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, "que no necesitan la ZAL y que se la podíamos comprar". Al respecto, incidió en que el 80% del dinero invertido se ha dirigido a expropiaciones, por lo que es suelo público que, además, tiene un elevado impacto ambiental en la ciudad y especialmente en las playas del sur. Eso justificaría su conversión a zona verde, "un pulmón". "Nos preocupa muchísimo la ampliación del puerto por la falta de transparencia que está teniendo", añadió. Para Oliver, es incompatible apostar por una ciudad de turismo excelente con una actividad portuaria centrada en el tráfico de petroleros y grandes barcos de contenedores.

María Oliver. Foto: KIKE TABERNER

Dijo, además, que estos cuatro años "se ha intentado generar cierta sensación de que la especulación del PP hay que comérsela sí o sí", algo que no comparte. Sobre ello, añadió que València ha dejado de crecer, a falta de tres sectores por desarrollar, entre los que está el PAI del Grao. Incidió en que este especialmente "ha de trararse como un sector estratégico" porque la conexión del río con la Marina "no se puede resolver como si fuera un barrio situado a la salida de València por el Palacio de Congresos". Sobre si esto iba a ser una línea roja, respondió con ingenio: "No ponemos líneas rojas, sino líneas verdes". Aseguró que intentarán explicarle su visión a los socios de gobierno.

Movilidad (carril bici), impuestos y tasa turística

Oliver marcó grandes distancias con sus socios de gobierno. También en el área de movilidad y especialmente en la política de carril bici que se ha seguido estos cuatro años. Sobre ello, acusó al concejal del ramo, Giuseppe Grezzi (Compromís), de estar interesado en impulsar el conflicto entre la bici y el coche para ganar visibilidad. "Se podría haber evitado", subrayó, porque deja en segundo plano al peatón. Y recordó que "la mayoría de los desplazamientos de València se hacen a pie". Aunque admitió que estas actuaciones sirven para interconectar los barrios, apuntó al carril bici de la calle de Ruzafa como una decisión desacertada porque entre el barrio de Ruzafa y el centro histórico, "la gente va andando". Por eso, apuesta por una peatonalización progresiva y ralentizar la velocidad en algunas calles. "Que el carril bici se imponga es  una visión de la ciudad un poco errónea", apostilló.

Asimismo, la candidata tuvo oportunidad de volver a explicar cómo sería la tasa turística que han propuesto este mandato y que quieren intentar aplicar en el próximo. "Es mejor que sean los municipios los que decidieran cómo aplicarla", al ser los más pegados al territorio y mejores conocedores de la situación local. Sin embargo, admitió que la existencia de un tramo autonómico también sería beneficioso porque permitiría redistribuir la recaudación. 

¿Podría afectar al sector hotelero y turística de forma negativa? Oliver aseguró no conocer a nadie que le suponga un problema pagar una tasa cuando viaja. "Al revés -subrayó-, cuando llegas a una ciudad y pagas esta tasa te haces consciente de que generas un impacto y de que la ciudad se preocupa por darte un mejor servicio gracias a esa aportación".

Sobre otro de los caballos de batalla de la oposición, los impuestos municipales, la candidata propuso alguna compensación en el IBI para aquellos particulares que alquilen sus viviendas vacías o incrementarlo para aquellos que decidan no sacarlas al mercado del alquiler. Puso sobre la mesa, además, utilizar este gravamen para "penalizar a los pisos turísticos". Todo ello serían, además, otras vías para destensar el mercado del alquiler, que ha visto como en los últimos años, buena parte de los inmuebles dedicados a alquiler de larga estancia han pasado a plataformas como Airbnb. 

Donaciones privadas, presupuestos y competencias de los ayuntamientos

Acerca de la controversia generada a raiz de la donación de material médico por parte de Amancio Ortega a la sanidad pública, Oliver explicó que las donaciones no le parecen mal, si bien le atrae más "la línea de Bombas Gens" porque generas tejido y un efecto revitalizador del barrio. "Me resulta más interesante la implicación empresarial en esa línea que en una donación", que "no deja de ser algo puntual". "La donación no ha de eximirle de las críticas: la haces pero yo tengo el derecho de criticar la situación de tus trabajadores", insistió al respecto.

A la postre, uno de los problemas de la gestión municipal en España, a juicio de Unides Podem, es que la pretensión es alcanzar un nivel de vida similar a otros estados donde las ciudades manejan el 40% del presupuesto estatal, mientras que en España esta cifra es cercana al 7%. Por ello, recalcó la necesidad de implicar a otras administraciones en el desarrollo de las urbes para llegar a ese nivel, dejando atrás "esa visión desarrollista de los años 80". Según Oliver, es necesario entender que las ciudades también "somos responsables del territorio" y unas de las actrices con mayor responsabilidad ante la "crisis climática que tenemos en frente".

María Oliver. Foto: KIKE TABERNER

Cultura: redistribución de áreas, subvenciones y Las Naves

Ahondó en las concejalías relacionadas con la cultura, incidiendo en la necesidad de extraer de Cultura Festiva eventos como la Feria de Julio o Expojove e introduciéndolos en el área de Educación, Juventud y Deportes. Eso sí, Cultura Festiva debería mantenerse como delegación porque "tiene la suficiente fuerza y las Fallas van a crecer y hacerse mucho más complejas". El resto de asuntos culturales deberían estar unificados porque "la cultura y el arte contemporáneo, por ejemplo, no tienen fronteras".

Sobre quién debería dirigir esa concejalía, señaló a la candidata del PSPV Maite Ibáñez como un perfil adecuado porque ha hecho en la ciudad "un trabajo bastante bueno" a nivel cultural. No obstante, restó importancia al quién y dijo que "al final es mirar qué objetivos tenemos". Uno de los acuerdos necesarios en el nuevo ejecutivo gira entorno a la concesión de subvenciones. Para Oliver, las que se otorgan 'a dedo' deben ser "muy específicas y muy bien justificadas, y siempre con el consenso de todo el gobierno", y el resto, deberían ser por concurrencia competitiva.

Por otro lado, defendió la ventanilla única para beneficiar al sector porque actualmente, "se maltrata por parte de la Administración" a los agentes culturales, obligados a "dar tumbos" por las distintas áreas. Así, se podría guiar a los interesados en impulsar alternativas culturales a la par que se agilizarían los procesos.

En cuanto a Las Naves, Oliver opinó que había que recuperarlo como espacio cultural y que la innovación debería trasladarse a La Harinera. ¿Por qué no se ha hecho hasta el momento, dado que su formación era la que dirigía el centro?, se le planteó a la candidata, que aclaró que Las Naves es un ente autónomo y que hasta el momento, el traslado "era un poco inviable" porque La Harinera "manejaba otros plazos y la obra se ha retrasado muchísimo".

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Verano de jarrones chinos y segundas vueltas

Mucho me temo que hasta septiembre no habrá gobierno ni nacional, ni en algunos casos autonómicos,-por ejemplo Madrid-. Pero mientras tanto, tendremos en pleno apogeo a los jarrones chinos habituales transmitiendo todo tipo de mensajes con las meninges derretidas por los calores estivales

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email