X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

junta de accionistas

Ana Botín (Banco Santander): "Nosotros no podemos y no controlamos los mercados"

12/04/2019 - 

MADRID (EP). La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha afirmado que el banco es el primero de la eurozona por valor de mercado, pero que la bolsa está "especialmente complicada" para estas entidades debido a que Europa "no está de moda. Estamos en una economía de mercado, se trata de ser el mejor de la clase, pero jugamos el partido donde lo jugamos y hoy somos el primer banco de la Eurozona por valor de mercado", ha señalado durante la junta general de accionistas celebrada este viernes en Santander.

Botín ha destacado que la rentabilidad para sus accionistas es del 15%, frente al 12% de la banca europea, y que el retorno total ha sido "muy superior". Si bien la bolsa está "especialmente complicada" por el contexto de incertidumbre política y de tipos de interés negativos, unas circunstancias que "hacen que la banca europea no esté bien valorada", Botín ha apuntado que lo que puede controlar el grupo son sus resultados.

"Nosotros no podemos y no controlamos los mercados, tienen su propia dinámica y el problema es que Europa no está de moda. La banca europea no crece y también somos un banco en las Américas, esto es lo que nos permite seguir dando resultados a lo largo del ciclo", ha explicado. En este sentido, ha recordado que el banco ha cumplido con los objetivos que se marcó en su último plan estratégico y que el beneficio ha crecido un 30% desde 2015, con un capital fortalecido y garantizando que se trata de "resultados sostenibles".

"Somos uno de los bancos europeos con mayor recomendación de compra en este momento y esperamos que nos diferencien aún más en el futuro", ha resaltado. Durante la celebración de la junta han intervenido un total de 39 accionistas. Muchos de ellos han mostrado su preocupación por la capacidad del banco para mantener su resultado, por la caída de la cotización de Santander e incluso han reprochado las "remuneraciones millonarias" del consejo.


Asimismo, algunos accionistas han reconocido que el Programa Dividendo Elección es "interesante", ya que les permite elegir, mientras que otros han cargado contra cobrar el dividendo en acciones cuando el precio de los títulos ha caído más de un 15% en un año. En este sentido, Botín ha asegurado ser "muy consciente" de la importancia del dividendo, al que le da "máxima prioridad", por lo que va a aumentarlo en 2018 en un 4,5% en total, y ha manifestado su compromiso por seguir intentando elevarlo en el futuro.

La intención de la presidenta de la entidad es continuar con la fórmula de 'scrip dividend' pero también tener la posibilidad de recomprar acciones propias para tener mayor flexibilidad y atender a "los gustos y preferencias de los accionistas. Tenemos intención de seguir aumentando el dividendo de acuerdo a lo que se vaya aprobando cada año", ha explicado Botín, quien ha señalado su propósito de que el dividendo en efectivo por acción no baje de lo que la junta apruebe y de mantener un 'pay out' del 40-50%.

Clientes del Banco Popular

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha asegurado que el banco trabaja para que los clientes de Banco Popular reciban "el mejor servicio" y ha reafirmado que la integración tecnológica, la última fase del proceso, finalizará el próximo mes de julio.

Durante la junta general que ha celebrado el banco en Santander, varios accionistas se han interesado por el proceso de integración de Banco Popular en Santander tras su adquisición en junio de 2017. La presidenta del banco ha asegurado que los clientes de Popular han tenido continuidad del servicio en todo momento y que cuentan con beneficios como el acceso a una red de cajeros "mucho mayor" y a una "amplia gama" de productos y servicios.


Sobre la integración, ha reiterado que, según lo previsto, todas las oficinas estarán integradas en julio de 2019, pues hasta la fecha se han integrado los servicios centrales y la red de oficinas de Cantabria, Asturias, Galicia y País Vasco. Asimismo, algunos accionistas han reprochado la gestión que la entidad está llevando a cabo en cuanto al "goteo diario" de sentencias condenatorias, que creen que constituyen una ruptura en la confianza de la actividad y que afectan a la credibilidad del negocio.

Según ha explicado, fue la Junta Única de Resolución (JUR) la que acordó la resolución de Popular, tras lo que Santander realizó una oferta "siguiendo estrictamente un proceso tutelado por las autoridades". "Lo importante es que seguimos haciendo que los clientes de Popular reciban el mejor servicio", ha destacado Botín.

Cláusulas suelo

En cuanto a los litigios por cláusulas suelo, la directiva ha recordado que solo afectan a Santander desde la adquisición de Popular, para lo que ha establecido un mecanismo que dé solución a este aspecto. Según ha recordado, Santander eliminó en enero de 2016 las cláusulas suelo en sus préstamos y desde 2013 no los incluía en los nuevos, aunque Botín sigue pensando que estas cláusulas "son legales y se comercializaron con transparencia".

La presidenta del Santander no ha dado ningún detalle durante la junta del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad por la integración de Popular y que podría afectar a 3.000 empleados por el cierre de más de 1.000 sucursales, aunque está previsto que las negociaciones comiencen en las próximas semanas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email