Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

no deja el partido

Andrés Goerlich no se presentará por Demòcrates Valencians a las elecciones

Foto: EVA MÁÑEZ
14/11/2018 - 

VALÈNCIA. Dice estar cansado. Le ha confiado a algunos amigos, pocos, que se siente “decepcionado” y que tira la toalla, que deja la política activa y no se presentará a las elecciones a la Alcaldía de València por Demòcrates Valencians. El abogado Andrés Goerlich, cuentan sus allegados, ha estado todo el verano intentando unir a las distintas facciones del valencianismo y ha sido un esfuerzo baldío. Ha descubierto el sectarismo, el cainismo, el qué-hay-de-lo-mío, y, cansado, ha tomado la firme decisión de no presentarse a las elecciones.

Aseguran las personas de su entorno que sigue creyendo que es necesaria una nueva vía de valencianismo, integrador, una vía que está convencido de que Compromís no puede satisfacer. Sus contactos con otros partidos de corte similar al que quiere implantar en València así se lo han confirmado. Viendo cómo funcionan, Goerlich se ha dado cuenta de que queda mucho camino por recorrer.

La desilusión ha sido mayor al comprobar que en otros partidos nuevos, a los que se intentó aproximar desde Demòcrates Valencians para formar coaliciones, se repiten los vicios de la vieja política; “todos los vicios”, insisten sus amigos. Pero pese a eso, no da la experiencia por mala porque aseguran que en Demòcrates Valencians ha encontrado mucha “gente buena”, personas que le han aportado intelectualmente y a las que considera honestas e implicadas en un cambio político real. 

Es por ese motivo que ha decidido no abandonar el partido, si bien a partir de ahora será un militante de base más, estará en segunda fila, ocupando un perfil discreto que es en el fondo como más a gusto se siente. Su intención es seguir apoyando todo lo que sea regeneración, cambio, defensa de los intereses de los valencianos. Pero no quiere ser el protagonista. Por eso, explican, ha dado este paso a un lado.

Ahora su prioridad será la defensa del Patrimonio, otra forma de hacer política, más directa e igualmente desinteresada. Una lucha en la que no piensa cejar porque está convencido de que los lugares que se olvidan de cuidar su pasado, que no lo preservan, no tienen futuro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email