X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Pai la Font de Sant Lluis 

Aquila Capital iniciará en enero la construcción de 324 viviendas de su 'megabarrio' junto a La Fe

19/12/2019 - 

VALÈNCIA. El nuevo 'megabarrio' junto al Hospital La Fe de València que promueve AQ Acentor, promotora inmobiliaria del gestor de fondos de inversión alemán Aquila Capital, coge forma. El macroproyecto urbanístico en el PAI Fuente San Luis, ubicado entre el Hospital La Fe de València, la V-30 y la V-31, sigue los ritmos marcados para levantar unas 2.328 viviendas. Las grúas ya trabajan desde hace meses en la construcción de la primera promoción de 281 viviendas. Ahora, el calendario fijado es enero del próximo año cuando está previsto el inicio de las obras de otros 324 inmuebles. 

Esta operación, que supera los 350 millones de euros, supone uno de los mayores desarrollos urbanísticos residenciales de la última década sobre una extensión cercana a los 500.000 metros cuadrados, de los cuales 89.000 metros cuadrados son suelo terciario; 24.600 metros cuadrados a suelo residencial y 308.595 metros cuadrados de suelo dotacional, de los que 64.686 metros cuadrados están destinados a zonas verdes, 59.016 metros cuadrados a equipamiento deportivo y escolar y 184.891 metros cuadrados a red viaria y aparcamiento.

Bautizado como AQ Turianova, este nuevo barrio de la ciudad está siendo construido desde cero sobre un suelo de titularidad pública y privada. Y es que el 56% de los terrenos son propiedad de AQ Acentor y el 21% está en manos del Ayuntamiento de València. En ellos, la promotora levantará 1.200 viviendas, de las que 482 son VPP y 717 de renta libre, mientras que el consistorio valenciano se encargará de 492 viviendas, 209 de renta libre y 283 de VPP, pisos que comercializa Olivares Consultores. De este modo, el 44% de los inmuebles será de protección pública.

"El objetivo es que el nuevo barrio de la Font de Sant Lluis sea el gran parque de vivienda pública de la ciudad. Estos solares municipales, los cuales se gestionarán desde el Ayuntamiento de València, darán solución a las familias trabajadoras de la ciudad, para garantizar su derecho al acceso a una vivienda digna”, subrayaba la vicealcaldesa de Valencia y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, este miércoles en una visita a las obras.

Fue en el mes de febrero cuando se pusieron en marcha las obras de urbanización de la superficie, a cargo de Bertolín, que ya cuenta con el planeamiento aprobado y la gestión urbanística consolidada. Asimismo, está avanzando la obra civil para el desmontaje de las líneas de alta tensión que hay en la zona y que se soterrarán. Ya están firmados los convenios con Red Eléctrica e Iberdrola. Esta operación rondará los 12 millones de euros, de los cuales ocho se destinarán exclusivamente a las líneas más grandes. 

Asimismo, los planes de la promotora pasan por mejorar los accesos y las conexiones por carretera en la zona. Para ello, se ha previsto una inversión de once millones entre el desdoblamiento del puente de Malilla, 5,5 millones, y los nuevos accesos con la V-30 y la V-31, para lo que se han presupuestado 6 millones de euros. 

Encajando el puzzle del terciario

La incógnita ahora es el uso que se le dará al suelo terciario de 74.000 metros cuadrados edificables, concentrados en una gran manzana única en la ciudad de Valencia. Hace unos meses la firma detalló que estudiaba la posibilidad de implantar un centro sanitario privado, así como oficinas y algún complejo hotelero . Y es que el abanico de posibilidades es bastante amplio y la promotora, por el momento, no descarta ninguna opción y está en contacto con varios inversores y operadores interesados con ofertas que van desde el ámbito sanitario-asistencial -por su cercanía al Hospital La Fe- hasta educativas como universidades. El objetivo es conseguir a varios operadores que aporten un valor añadido no solo al proyecto, sino al futuro barrio.

De hecho, las opciones que se barajan son desde restauración, hasta centros escolares privados y alojamientos sanitarios por su cercanía con el Hospital La Fe. Pero también oficinas para generar en València un gran polo de negocio para grandes compañías que quieran abrir su sede en el cap i casal.

Actualmente, se ha iniciado la edificación de la primera promoción de 281 viviendas tras obtener en septiembre de este año la licencia. La finalización está prevista para febrero de 2022. Con respecto al resto de promociones, el calendario de Aquila Capital pasa por obtener en enero la licencia de obra del edificio Arcos, con 324 viviendas, y comenzar su construcción ese mismo mes. 

En el caso de las promociones Riodeva y Chera, con 385 viviendas de VPP, ya está solicitada la licencia, y la previsión es recibirla para febrero de 2020, aunque el inicio de las obras estará condicionado por la adquisición al Ayuntamiento de Valencia de subsuelo público para destinarlo a aparcamientos de los bloques residenciales. La idea es que AQ Turianova sea una realidad en el segundo trimestre de 2023, fecha en la que está prevista la entrega de las últimas viviendas del nuevo barrio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email