GRUPO PLAZA

análisis

Atentos a la batería de datos macro que se publicarán esta semana 

El experto de Allianz Global Investors analiza los movimientos actuales en los mercados de capitales y las previsiones macroeconómicas para esta semana

17/06/2019 - 

MADRID. De cara al futuro, el contexto económico globalmente frágil se verá considerablemente lastrado por la escalada reciente del conflicto comercial iniciado por Estados Unidos, que podría poner fin a las esperanzas de una estabilización por lo menos temporal de la economía mundial hacia mediados de este año. 

No obstante, solo los datos macroeconómicos de los próximos dos a tres meses permitirán saber con qué fuerza los factores geopolíticos han lastrado la coyuntura mundial. Sin embargo, algo es bastante seguro: cuánto más dure la guerra comercial y más generalizada sea, mayor será el riesgo de que la prolongada expansión económica termine bruscamente.

Según la última encuesta de la American Association of Individual Investors (AAII), la proporción de los alcistas entre los inversores particulares estadounidenses ascendía en la última semana a más del 40%, su máximo nivel desde enero de 2019, mientras que la proporción de inversores bajistas cayó a un mínimo desde diciembre de 2018. 

Por otra parte, la relación entre opciones put y call en el mercado de opciones estadounidenses se encuentra una desviación estándar por debajo de la media a largo plazo, es decir, los participantes del mercado se han cubierto con opciones de compra (calls). Tal vez una clara señal de que los inversores institucionales ya se han posicionado en el lado comprador en anticipación a la cumbre del G20.


Desde Estados Unidos llegarán esta semana algunos indicadores esclarecedores. Varios indicadores como el Empire State Index (lunes), el índice de la Reserva Federal de Filadelfia (jueves) o el índice Markit de gestores de compras del sector manufacturero (viernes), podrían seguir presentando un panorama de ligera desaceleración de la economía estadounidense. La decisión sobre los tipos de referencia de la FED de este próximo miércoles debería de atraer la máxima atención.

En la Eurozona se seguirá con interés el índice ZEW de actividad, en particular el subcomponente de las expectativas económicas. Estas están -aunque con un desfase temporal- estrechamente correlacionadas con el índice IFO de clima empresarial y, por consiguiente, con la coyuntura de la mayor economía nacional de la Unión Europea. Los índices de gestores de compras del sector manufacturero (viernes) seguramente no reflejarán los recientes comentarios algo más conciliadores en torno a los conflictos comerciales (México, China).

Reunión del Banco de Inglaterra

En el Reino Unido, los datos económicos a los que se prestará especial atención serán los precios al consumidor (IPC subyacente) el miércoles. Últimamente, los precios de la energía, entre otros, han provocado un repunte temporal de la inflación. De cara al segundo semestre, la tasa global podría ceder, puesto que es probable que la disminución de los efectos de base causados por el precio de la energía se vea compensada por un incremento de los precios de los servicios (dado el sólido mercado laboral y los mayores costes salariales). Por lo tanto, es de prever que el Banco de Inglaterra (jueves) no retome su ciclo de subidas de tipos hasta que se hayan sorteado los escollos del Brexit.

En Asia, la atención se dirigirá a Japón. Mientras que los datos de comercio (miércoles) deben contemplarse en el contexto de una apreciación del yen y con el telón de fondo del enquistado conflicto comercial, es de prever que los precios al consumidor (IPC subyacente) no justifiquen ningún cambio en los tipos de referencia por parte del Banco de Japón (jueves).

Stefan Scheurer es director global Capital Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email