GRUPO PLAZA

Audi A6 e-tron concept: la próxima ‘e-volución’

27/04/2021 - 

VALÈNCIA. Audi avanza con paso firme en su ‘e-volución’ hacia la movilidad eléctrica. La marca de los cuatro aros presenta en el Salón del Automóvil de Shanghái 2021 el modelo precursor de una innovadora gama de coches de producción con propulsión totalmente eléctrica: el Audi A6 e-tron concept de cuatro puertas. En el futuro, la Plataforma Eléctrica Premium (PPE) será la base tecnológica para estos vehículos. A partir de finales de 2022 se lanzarán al mercado los primeros coches con la plataforma PPE en el segmento C, y más adelante también en el segmento B, incluyendo –por primera vez en el mercado de los coches eléctricos¬– tanto SUVs con una gran altura libre al suelo, como modelos de estilo dinámico con una posición de conducción más baja, al estilo del próximo Audi A6 e-tron.

Luciendo el emblema Audi A6, el concept-car pone de relieve el papel de la gama A6 en la categoría de las berlinas de lujo. Este modelo ha representado a la marca en uno de los segmentos de mayor volumen del mundo desde 1968, inicialmente -y hasta 1994- como el Audi 100. Primero la berlina, el Avant y el allroad, y posteriormente el Sportback –que se lanzó al mercado con la denominación A7– completaron esta familia de modelos. La propulsión electrificada ya tiene una larga tradición en el Audi A6, que recibió su primera versión híbrida en 2011; el actual A6 TFSIe híbrido enchufable, que debutó en 2019, cuenta con una autonomía en modo eléctrico de hasta 73 km, según el ciclo WLTP.

Sin embargo, a diferencia de este último, el Audi A6 e-tron concept que se exhibe en el Salón de Shanghái 2021 apuesta por la propulsión exclusivamente eléctrica, basándose en la futura Plataforma Eléctrica Premium (PPE) desarrollada bajo la dirección de Audi. Al mismo tiempo, representa un concepto de diseño completamente nuevo: lo único que tiene en común con el actual A6 son sus dimensiones. Diseñado como un Sportback, la carrocería mide 4,96 metros de longitud, 1,96 metros de anchura y 1,44 metros de altura; y sus líneas son un reflejo evidente de la evolución que está experimentando actualmente el lenguaje de diseño de Audi.

El Audi A6 e-tron que debuta en Shanghái es mucho más que un simple ejercicio de diseño. Su carrocería es un anticipo de los futuros modelos de producción de Audi y ofrece claros indicios de lo dinámica y elegante que será la propuesta de la marca de los cuatro aros en el segmento de los vehículos de lujo con propulsión eléctrica. Por su parte, la tecnología PPE garantizará que su diseño se traduzca realmente en un rendimiento dinámico y una versatilidad para el uso cotidiano propios de un vehículo destinado a ser utilizado como coche principal. En concreto, en función del sistema de propulsión y de la versión elegida, el Audi A6 e-tron ofrecerá una autonomía prevista de más de 700 km (según el ciclo WLTP), y las variantes más potentes de la gama cubrirán la aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos.

Con la ‘e’ de eléctrico y elegante: el concepto de diseño del Audi A6 e-tron
Teniendo en cuenta sus dimensiones, el Audi A6 e-tron concept es un claro representante de la clase de lujo, al igual que los actuales Audi A6 y A7. Con sus proporciones dinámicas y su elegante silueta, incluyendo el diseño Sportback típico de la marca, resulta evidente a primera vista que ha sido concebido en el túnel de viento.

La aerodinámica siempre ha desempeñado un papel fundamental en la larga historia de éxitos de Audi en el segmento de las berlinas de lujo. Con un valor de 0.30, el coeficiente del Audi 100/C3, que ya superaba con creces a sus competidores en 1982 y siguió haciéndolo durante muchos años, todavía es legendario. La tercera generación del Audi 100 también revolucionó y transformó profundamente el diseño automovilístico en un segmento que, hasta entonces, había sido muy conservador, con unas líneas muy fluidas.

Ahora, el Audi A6 e-tron concept escribe un nuevo capítulo en esta historia de éxito, demostrando una vez más que la marca de los cuatro aros siempre combina forma y función en una simbiosis perfecta. Su coeficiente de arrastre de sólo 0.22 no tiene precedentes entre los vehículos eléctricos del segmento C. Esto es sinónimo de una mínima resistencia aerodinámica, lo que se traduce inicialmente en un menor consumo de energía y, por lo tanto, en una autonomía superior. Al mismo tiempo, el trabajo en el túnel de viento ha permitido, una vez más, modelar una carrocería con un diseño que presenta una armonía y elegancia excepcionales hasta el último detalle.

Las grandes llantas de 22 pulgadas y los cortos voladizos, el habitáculo plano y el amplio arco del techo con silueta de coupé confieren al vehículo unas proporciones que recuerdan claramente a las de un coche deportivo. La ausencia de aristas marcadas se traduce en suaves transiciones entre las superficies cóncavas y convexas en toda la carrocería, que parece monolítica, como si saliera de un solo molde, particularmente vista de perfil.

La inclinación de las ventanillas laterales traseras es una característica típica del diseño de los Audi con carrocería Sportback. Como resultado, el pilar D (trasero) se eleva desde la base de la parte trasera con una forma especialmente aerodinámica. Los pasos de rueda quattro acentúan la anchura, al tiempo que se integran de forma natural en las superficies laterales. Están conectados por una inserción negra en la zona que demarca la posición de la batería, un elemento de diseño que ya es un sello distintivo de los vehículos eléctricos de Audi, al igual que los elegantes retrovisores exteriores virtuales con cámaras, situados en la base del pilar delantero.

Su frontal deja claro de forma inmediata que el Audi A6 e-tron concept es un representante de los vehículos de la marca de los cuatro aros con propulsión eléctrica. Un rasgo característico es la parrilla Singleframe cerrada, delimitada en su parte inferior por marcadas tomas de aire para la refrigeración del tren motriz, la batería y los frenos. Los biseles de los faros se prolongan lateralmente, subrayando así la arquitectura horizontal de la carrocería.

La influencia del túnel de viento en el diseño de la parte trasera es inconfundible. La parte superior de la zaga está moldeada para crear un borde de ruptura que resulta funcional desde el punto de vista aerodinámico; mientras que en la parte inferior, la gran salida de aire del difusor está integrada en la zona del spoiler. Este elemento canaliza el aire que fluye por debajo del vehículo reduciendo las turbulencias, lo que se traduce en una menor resistencia aerodinámica y minimiza el efecto de levantamiento de la carrocería con la velocidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email