X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID / OPINIÓN

Ausencias y presencias

Estar o no estar, ser o no ser que diría Hamlet. La duda  shakesperiana nos puede servir de guía en las circunstancias del momento que vivimos. En las interrelaciones personales y políticas de nuestros representantes hay de todo: utilización torticera de personas, traición, venganza, despecho y cobro de facturas pasadas

9/08/2019 - 

El utilitarismo y pragmatismo de las presencias. Sabido es que si estamos hablando de política, enseguida se nos viene a la cabeza la rentabilidad del momento. Nuestro país está metido, parece, en un nuevo déjà vu electoral si no lo remedia el santo advenimiento como poco. A saber, Pedro Sánchez con una hiperactividad casi indisimulada recorriendo el mapa patrio y recibiendo a tirios y troyanos,-no a todos porque algunos no se dejan-, está utilizando este supuesto impasse veraniego para organizar su relato, que dicen los modernos, y preparar la nueva contienda electoral. O sea está de campaña pura y dura.  Insiste Sánchez en que no tira la toalla y que va a intentar repetir su investidura. O desconocemos, seguramente sí, las claves que maneja, pero tiene pinta que nadie nos quita unos nuevos comicios. Hemos criticado al Presidente porque habla fuera de España, porque apenas comparece ante los medios en nuestro país y hete aquí que llevamos quince días de febril actividad. Esta sensación de que hace, o parece que hace, para llegar al mismo sitio, ese 10 de noviembre. Esa practicidad de la presencia que por abrumadora diera la sensación de que los demás no están ni se les espera. La pregunta es ¿Simulación o verdaderamente nos tenemos que creer que lo está intentando? ¿Por qué tanta insistencia y rechazo contra Pablo Iglesias? ¿Existe algo más que desconocemos todos para explicar ese rechazo o es puro marketing para aniquilar al contrario? La pregunta no es baladí. A pesar de la puesta en escena de Sánchez muy dura con Podemos y su líder, los equipos se estarían intercambiado papeles, o sea negociando. Entonces ¿qué está pasando que no vemos?

¿Y los ausentes? No estar a veces también es una forma de hacer política. Sin embargo los gurús siempre dicen que una presencia bien utilizada ayuda y mucho. Otros aseguran que si no hablas no te equivocas y eso hasta puede ser rentable. En estos últimos días en apariencia apenas sabemos nada de Pablo Iglesias, muy mentado por Sánchez, tampoco de Albert Rivera que a lo mejor rumia alguna nueva ocurrencia. Algo más hemos sabido del líder popular Pablo Casado revivido tras la fallida investidura y el golpe de timón en su partido. Casado quizás se siente cómodo en esta situación de indefinición porque sus contrarios, sobre todo en su parcela (Ciudadanos y Vox) le dan un nuevo espacio. Y ni que decir tiene lo que ocurre en la izquierda que le beneficia. Y además tiene que rentabilizar su posición institucional ha conseguido recuperar Madrid (ayuntamiento y comunidad). En el caso de Iglesias parece que se masca una nueva decepción. Le aprietan desde dentro para que se entienda con Sánchez, pero es muy difícil no el acuerdo, sino incluso el acercamiento. Está muy resentido y es consciente del error cometido al no aceptar la entrada en el gobierno. Ya no le pasa ni una a Sánchez, pero es que el presidente tampoco, es recíproco. La relación está rota, salvo que haya algún movimiento oculto en la trastienda que revele lo contrario. Porque en política es sabido que todo puede ser posible. O sea que estas ausencias de unos y de otros pueden tener mensaje. Alguno dirá, es que están de vacaciones, descansando de tanta exposición mediática y trabajo parlamentario. Como principio general no nos creamos nada de lo que vemos en apariencia.

Qué fácil es utilizar al Rey como sparring o pin pan pun propiciatorio cuando no se resuelven las cosas y no se consigue formar gobierno. El rey Felipe VI lleva cinco años en la Jefatura del Estado y ha tenido que convocar seis rondas de consultas para elegir presidente del gobierno. Su padre, Juan Carlos en casi cuarenta años al frente del país tan solo realizó diez. Eran los añorados tiempos del bipartidismo, que muchos ahora echan de menos. Cada vez que surgen dificultades para la conformación de gobierno se escrutan los gestos y las palabras de monarca. Se asegura que lo que dice, lo dice con fundamento. O sea puesta en marcha de la Constitución, aquello de favorecer el entendimiento siempre dentro de la Carta Magna. Sin embargo todos, y digo todos, enseguida queremos ver más allá de lo expresado por el rey. Y claro se cae en la tentación de reinterpretar lo asegurado por Felipe VI. Que si presiona a Sánchez, o a Rivera, que ya lo hizo con Rajoy y al final se repitieron las elecciones, que si debe hacer algo más que recibirlos, que puede proponer a otro candidato con mayor consenso, que si,…a alguien se le olvida que tiene un papel escrupuloso. Cumple con pulcritud con la Constitución y no se inmiscuye, aunque algunos sí lo piensen. Es muy fácil utilizar sus palabras, incluso sus silencios porque otros no hacen su trabajo como les han ordenado los ciudadanos tras las últimas elecciones. Mientras la gestión gubernamental está paralizada, no hay actividad parlamentaria, mucho menos control al gobierno y tampoco se legisla. Todo un poema si pensamos lo que tenemos por delante. El 31 de octubre el brexit se hará efectivo, también conoceremos la sentencia del procés, que se presume contundente y la economía que ya empieza a reflejar cierta desaceleración. 

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez y las soluciones creativas recorriendo las Españas. ¿Campaña electoral o verdadera negociación? Empieza por València su tierra de resurgimiento gracias a José Luis Ábalos que le amparó cuando nadie daba un duro por él. Con Compromís buscando el sí, con la promesa de la financiación autonómica. Incluso se compromete Ábalos a presentar un plan en ocho meses. Ha dicho Sánchez en cuanto a las necesidades de caja de las autonomías que no se puede plantear ninguna fórmula hasta que no haya gobierno. O sea que lo de la financiación largo me lo fiais. El combativo Joan Baldoví ha requerido en numerosas ocasiones al gobierno con este asunto y nunca ha obtenido respuesta clara. Así que ahora antes de dar el sí llegado el momento habrá que contrastar porque contentar a 17 autonomías se antoja complicado. Por cierto, un poquito más de prestancia. Lo de la mesa redonda con mantelito blanco en el hotel, por minimalista y soso decía muy poco. ¡Algo más de empaque!, que las formas también son importantes. Está bien lo de la economía de medios, pero en fin algo más de alegría. Sánchez irá también a Bilbao para hablar con el pragmático PNV y después a Cantabria con Revilla. Podría incluso reunirse con Alberto Garzón, el socio de Iglesias, es decir haciendo amigos. En cuanto al road show con los colectivos, escuchar pero nada más. Lógicamente los convocados no se pronuncian. Mientras la derecha insiste, el problema es Sánchez, cambiemos al candidato. Emiliano García Page podría ser el hombre según  PP y Ciudadanos. 
  • PP: Pablo Casado reaparecerá en Madrid para rentabilizar su posición institucional. Isabel Díaz-Ayuso y José Luis Martínez Almeida eran sus dos apuestas personales  y ha ganadoAsí que le veremos en la Asamblea de Madrid arropando a la futura presidenta madrileña. Mientras tras las palabras del rey en Marivent, movimiento popular. El secretario general Teodoro García Egea proponía la elección de otro candidato, incluso popular, que con apoyo de Ciudadanos y abstención del PSOE, podría gobernar. Muchos han dicho que se trataba de una de “las ocurrencias de Teo. Hecha la propuesta, análisis. Al final ha sido un boomerang pero para Sánchez. Maniobra efectista, no efectiva que  ha visualizado la soledad de Sánchez y su falta de apoyos. Aunque no todo ha sido bueno esta semana para los populares. La imputación por la caja B del partido de  Esperanza Aguirre y  Cristina Cifuentes ha dado argumentos al contrario para achacar al PP su herencia. La justicia que sigue haciendo su papel y le recuerda a uno su pasado. 
  • CIUDADANOS: Albert Rivera desaparecido y no se le espera. Es pertinaz en su terquedad. Le ha dejado terreno a Casado, casi obligado por las circunstancias. Pero es que se ha dado de baja. No ha acudido a las rondas de Sánchez para menospreciarle, sin valorar que institucionalmente es un desprecio no a Sánchez sino a los electores. Hoy es Sánchez, el presidente y mañana puede ser otro. No tienen feeling pero se deben a sus votantes. Estas desapariciones medidas o no, provocan desconcierto en los suyos. Abrasada como portavoz Inés Arrimadas ha apostado, para posicionarla, por la nueva candidata en Cataluña, Lorena Roldán. El movimiento vuelve a ser arriesgado. Ya les ocurrió en Cataluña y se avecinan elecciones autonómicas y a lo mejor tendrán que recordar con añoranza su anterior e histórica victoria. Mientras intentan rentabilizar su presencia en los gobiernos de coalición en Madrid, Andalucía y Murcia. Sabido es que la gestión desgasta, máxime si eres el socio minoritario. Veremos si su política de líneas rojas con el PSOE y decantarse como socio preferente por el PP al final les beneficia. 
  • UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias sin espacio. Recibe presiones por todos los flancos y de momento las resiste. Sánchez quiere dejarle sin terreno y da la batalla en los colectivos tradicionales de Podemos. Es más incluso se plantea recibir a Alberto Garzón para minar aún más la coalición. Garzón, los  anticapitalistas y los comunes le piden, casi le imploran que pacte con el PSOE un programa para la investidura. Y mientras calla. Salvo que en una nueva pirueta de vértigo de última hora, cerca del 23 de septiembre se activen todos y nos veamos sometidos al stress previo a una posible investidura. Parece que todos están ya en los previos preparatorios para la repetición de las elecciones. Salvo, insisto en que esté pasando algo entre tinieblas, perdón entre bambalinas, que no estemos viendo. Agosto aún parece un mes muy largo y podría ocurrir cualquier cosa. 
  • VOX:  Santiago Abascal a veces disimula y no parece el líder de la formación. Sus comparecencias son escogidas y escasas. Se dice ya que Vox tiene una doble alma. La que representa Abascal secundado por Ortega Smith partidarios de los asuntos de Estado, lo de la patria, la unidad de España y demás y otra que representan Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio más beligerante con los temas LGTBI, inmigración, vamos más ultramontanos. Por ejemplo en el caso de la negociación de la Comunidad de Madrid, Abascal tuvo que reconvenir a Monasterio para que rebajase sus pretensiones para evitar que la izquierda gobernase. Al final, todos contentos,  no vaya a ser que haya elecciones y seamos irrelevantes. Este es nuestro momento, no hay otro.

Las frases de la semana

El Rey Felipe VI: “Lo mejor es encontrar una solución antes de ir a elecciones”¡Sería lo deseable, pero tanta claridad constitucional en el verbo desata las interpretaciones! 

Pedro Sánchez, presidente del gobierno en funciones: “La desconfianza entre el PSOE y Unidas Podemos es recíproca” ¡Pues menos mal que era el socio preferente y el que le puso en Moncloa. O alguien se saca un conejo de la chistera o vamos de cabeza a elecciones!

Pablo Echenique, secretario de acción de gobierno de Podemos: “Desconfianza en quien le hizo presidente y con quien pactó los presupuestos más sociales de la democracia. Es la enésima excusa para no aceptar un gobierno de coalición” ¡Pena y decepción por lo que pudo ser y ya no será. Han cometido el error de su vida!

Joan Baldoví, diputado de Compromís: “Pedro y Pablo se han metido tanto el dedo en el ojo que deberían hacer un reset para negociar” ¡O nos engañan o se les acabó el tiempo del entendimiento. Es muy difícil reconstruir puentes desde la desconfianza!

Teodoro García Egea, secretario general del PP: “Que Sánchez deje paso a otro candidato socialista o incluso a otro candidato de otra formación política. Que nos proponga otro nombre y si no, que dé paso a los partidos constitucionalistas” ¡Como estrategia no ha estado mal, aunque en el PP todavía están sorprendidos por la ocurrencia!

José Luis Ábalos, secretario de organización del PSOE responde: “Es el chiste del día” ¡No le quedaba otra respuesta. Están que no les llega la camisa al cuerpo. No les dan los números. O a lo mejor es que ya están de campaña!

Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso: “El PP solo se abstendría si Sánchez deja de ser Sánchez, es decir si se hiciera una lobotomía política y se convirtiera en constitucionalista” ¡Lo de ampliar el lenguaje político está bien. Pero hay que pensar en el común de los mortales y tantos circunloquios o palabros tan estudiados a veces no dan los frutos esperados. Más sencillez!

Isabel Díaz-Ayuso, próxima presidenta de la Comunidad de Madrid desligándose de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes: “Soy otra persona, tengo otro perfil, otra etapa y otros proyectos” ¡La herencia que siempre vuelve. Va a tener que demostrar más que nadie!

Cristina Cifuentes, ex presidenta de la Comunidad de Madrid, respondiendo en redes sociales con una frase de Gandhi: “No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra” ¡Respirando por la herida y dolida con su otrora colaboradora. Insiste en su inocencia y en que alguien le ha jugado una mala pasada. Se resiste a formar parte del pasado!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email