Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA estado de alarma pge 2021 ghatto
GRUPO PLAZA

BALANCE DE CUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS DEL SEMINARI DE ademuz 

El Consell encara su quinto seminari tras el mejor semestre en objetivos cumplidos

22/01/2018 - 

VALÈNCIA/ALICANTE. El Consell alcanza velocidad de crucero en el cumplimiento de sus propios compromisos. Por segundo semestre consecutivo, los consellers han logrado alcanzar la mayoría de los objetivos que se marcaron en el cuarto seminari de Govern, celebrado en Ademuz. Aunque los incumplimientos son contados, no es menos cierto que, a diferencia de lo que ocurrió tras los primeros dos encuentros, los propósitos eran sensiblemente más modestos que en el arranque de la legislatura. Un baño de realidad ya experimentado en el seminari de Sagunto (III), en el que se fijaron unos objetivos más alcanzables con los que se mejoró el balance posterior.

De hecho, al Ejecutivo aún se le atragantan algunas de las iniciativas que lanzó en ese primer aluvión de leyes y decretos, como la norma destinada a poner orden en el caótico y ruinoso sector empresarial de la Generalitat o la reapertura de la televisión pública.

Si al principio de la legislatura a algunos consellers se les fue la mano con promesas en los seminaris de Morella (I) o Torrevieja (II) que requerían de largos periodos de tramitación, las propuestas para el segundo semestre de 2017 fueron sobre todo sobre puesta en marcha de planes, la mayoría de los cuales sí han sido presentados en plazo. En conjunto se prometieron cinco decretos y dos anteproyectos de ley y todos están ya en tramitación. 

El próximo fin de semana se celebra en Vinaròs y Benicarló el quinto de estos encuentros de balance y revisión de la acción del Govern del Botànic. Los distintos consellers expondrán su gestión de los últimos seis meses y fijarán las prioridades hasta el verano. 

Un semestre más, como viene haciendo desde que el Consell celebra estos encuentros, Valencia Plaza y Alicante Plaza analizan el nivel de cumplimiento de lo que prometieron en el seminario anterior, en este caso el celebrado en Ademuz en julio de 2017, con dos análisis separados sobre la Conselleria de Economía Sostenible y el departamento de Cultura en la Conselleria que dirige Vicent Marzà

À Punt, al margen de compromisos de gobierno y seminarios

Desde el primer seminario de gobierno, la puesta en marcha de la radiotelevisión pública valenciana no ha vuelto a formar parte de los objetivos primordiales del Consell. Si bien es cierto que en aquella primera cumbre Presidencia se fijó la activación del proceso (a través de la Secretaría Autonómica de Comunicación) a partir de la cual se retornaría servicio, la precipitación por anunciar una fecha en la que desaparecería la carta de ajuste de la televisión de todos los valencianos acabó relegando la titularidad del proyecto a Les Corts. El propio Ximo Puig, pero también la vicepresidenta, Mónica Oltra, y el president del parlamento valenciano, Enric Morera, sucumbieron a la tentación de hablar de plazos meses antes de que la pesada estructura administrativa empezara a rodar en favor del reinicio de las emisiones.

La gran diferencia con el último seminario de Ademuz es que la radio pública valenciana ha vuelto a emitir y que el trabajo de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació empieza a dar sus frutos.El Centre de Producció de Burjassot se encuentra inmerso en obras de rehabilitación, los contratos para la actualización tecnológica están en marcha y se han mejorado las condiciones técnicas para el alcance en distintas comarcas de la radio. Eso sí, con las críticas constantes de haberla puesto en marcha sin la que, según la directora general de À Punt, ha de ser la punta de lanza del proyecto: la redacción de sus servicios informativos. 28 horas semanales de contenidos inéditos divididas en 10 programas que se suceden mientras Empar Marco decidió asumir una serie de compromisos con la reapertura que está cumpliendo: la radio y la web –provisional– en marcha antes del fin de 2017 y la televisión en el primer trimestre de 2018. 

Marco recuerda cada vez que se le pregunta por los plazos que los responsables de la anterior radiotelevisión tuvieron casi cuatro años para ponerla en marcha. No obstante, desde Presidència de la Generalitat –y desde la opinión de los pesos pesados en la firma del Pacto del Botánico– hay un nerviosismo patente ante la no llegada del que está llamado a ser uno de los logros de la legislatura. En este momento se han aprobado buena parte de las bolsas de trabajo temporales para reactivar la citada redacción de informativos. Entre los periodistas, más del 99% son extrabajadores de la mencionada RTVV. Una realidad a partir de los criterios de selección contra la que tanto la Unió de Periodistes como la Asociación de laPrensa de Alicante presentaron un recurso por la vía contencioso-administrativo. En caso de que el mismo prosperase, la fecha de reapertura de la televisión pasaría al menos al segundo semestre de 2018. 

Turismo destaca en Presidencia

El área de Francesc Colomer también ha cumplido las promesas realizadas en el seminari de Ademuz. En el mes de noviembre la Agència Valenciana de Turisme anunciaba la puesta en marcha de un plan desestacionalización de 9,1 millones de euros para atraer en 2018 visitantes a la Comunitat Valenciana durante todo el año. Una iniciativa en la que se incluyen campañas de promoción en temporada baja, la I Mostra de Turisme, ayudas a más de 400 proyectos mediante una línea de concurrencia competitiva o la programación de más de 100 acciones promocionales.

Francesc Colomer. Foto: KIKE TABERNER

El segundo de los compromisos era la puesta en marcha de la campaña  'Hospitalidad Mediterránea', que fue presentada la semana pasada en la feria internacional de turismo Fitur. Una acción que prevé 270 actividades -30 más de las anunciadas- a lo largo de 18 meses con la participación de unos 4.000 “embajadores de hospitalidad" y que está dotada con 1,1 millones. 

De las promesas realizadas en anteriores seminarios, aunque están todas cumplidas, cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) tumbó el decreto de coordinación en materia de Turismo y Deportes e instó a la Generalitat a realizar una ley.

Por otro lado, una de las propuestas esenciales procedente de Ademuz era el desarrollo de la segunda fase del Fondo de Cooperación Local con una dotación de 27,3 millones de euros que se encuentra en marcha. Además, se ha procedido a la constitución y primeras medidas de la Agencia Valenciana Antidespoblament (Avant) con el anuncio en octubre por parte de Ximo Puig en la comisión departamental creada para tal efecto de la creación de una Unidad de Prevención de Riesgos que se impulsará con una inversión de 12 millones de euros.

Más atascadas aparecen otras cuestiones como las relacionadas con las conexiones europeas. El compromiso de la creación de un Fórum permanente de políticas regionales en la UE era otra de las promesas en Ademuz: un proyecto a desarrollar tras la celebración en València del evento 8 y 9 de noviembre 'Grow your region', pero que de momento no ha terminado de avanzar en concreción.

Hacienda cumple, pero sin desatascar grandes 'marrones' 

La de Hacienda es una de las conselleries que llega a Vinaroz con mejor balance de desempeño en el semestre. El departamento de Vicent Soler da por cumplidos todos los deberes que se puso hace seis meses. Una de las medidas estrella, la propuesta para la reforma del Modelo Económico de la Comunitat en la próxima década, se presentará durante el encuentro del Consell del próximo fin de semana. Destaca, un semestre más, el balance del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) que una vez más cumple con lo prometido; en esta ocasión, los nuevos préstamos con interés bonificado para inversión en I+D+i y la creación de un fondo de fondos de capital riesgo dentro del programa Feder 2014-20 y otro de carácter social vinculado al Fondo Social Europeo.

Foto: KIKE TABERNER

En línea con el resto de conselleries, que han ido de más a menos hasta autoimponerse objetivos más realistas, Hacienda también se marcó metas realizables, pero sigue arrastrando de anteriores seminaris algunos de los grandes compromisos de la legislatura. Es el caso de la Ley del Sector Público, un compromiso lanzado en el primer seminari del Consell (Morella) que no se ha cumplido. En su balance del verano pasado, el Consell prometió iniciar “próximamente" la tramitación parlamentaria, algo que no se ha cumplido. Tampoco se ha llevado a cabo la actualización del inventario de bienes patrimoniales de la Generalitat prometida en el seminari de Sagunto.

Transparencia, a medio hacer

La Conselleria de Transparencia que dirige Manuel Alcaraz se enfrentó al último seminario celebrado en Ademuz con todos los compromisos iniciados, aunque ninguno de ellos finalizado. Si bien es cierto que este departamento ha evolucionado favorablemente –en el segundo seminario le faltaban ocho compromisos del primer encuentro por cumplir, pero afrontó el tercero con cinco en trámite–, no termina de tachar todas las promesas de la lista de tareas que cumplir. Los trámites burocráticas son un factor que corre en su contra. De cinco compromisos fijados en aquel fin de semana de julio, solo uno está terminado; el resto se encuentran en proceso de ejecución.

Precisamente este viernes, el pleno del Consell aprobó el proyecto de ley de la Inspección General de Servicios y Sistema de Alertas de la Generalitat, más comúnmente conocido como Satán. Un programa informático cuyo objetivo es evitar casos de corrupción cruzando datos en manos de la administración que alerte de movimientos sospechosos, como por ejemplo, que se detecte que se están realizando sucesivos contratos menores con la misma empresa. La norma, ahora, se remitirá a Les Corts, y allí acabará el trámite legal pertinente para publicarse en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz. Foto: PEPE OLIVARES

El segundo compromiso que se fijó la consellería fue la Oficina de Control de Conflicto de Intereses. Una Oficina encargada de emitir informes sobre las compatibilidades de los altos cargos que amplía la normativa aprobada por Compromís en octubre de 2016 pero que todavía no está en funcionamiento. Aunque sí se creó la estructura orgánica en abril de 2017, de esta sólo se ha realizado una memoria económica que refleja lo que costará al Ejecutivo valenciano: 300.000 euros.

Con todos los compromisos en marcha y ralentizados por los trámites burocráticos de los que en numerosas ocasiones se ha quejado el Consell, Alcaraz ha podido al menos tachar uno de los deberes marcados en su agenda. Con motivo del 35 aniversario de la aprobación del Estatut d’Autonomía y 40 años de la manifestación histórica de 1977, la Conselleria de Transparencia, junto a las universidades públicas realizaron el pasado 8, 9 y 10 de noviembre el Congreso  "El autogobierno del pueblo valenciano: pasado, presente y futuro" en el que participaron historiadores como Ismael Sanz y Ferran Archiles.

Paralelamente, también se ha impulsado el programa "Busquem super ODS" y, en la web de Cooperación de la Generalitat, queda definida tanto la estrategia, el encuentro que tuvo lugar en noviembre entre los Gobiernos Regionales que comparten este objetivo de la Agenda 2030, así como el mapa de seguimiento de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Comunitat. Sin embargo, el también responsable de Cooperación no ha podido poner en marcha todavía el servicio de asesoramiento y formación para el tejido asociativo –aunque el pasado mes de octubre anunció que la conselleria estaba ultimándolo–.

Nuevo pleno de cumplimientos de Salvador

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio llega al quinto seminario del Consell con un nuevo pleno de cumplimientos en el semestre. En esta ocasión fueron cinco los objetivos marcados, y tal y como ocurrió al llegar a los cónclaves de Torrevieja, Sagunto y Ademuz, el departamento de la socialista María José Salvador acude a Vinaroz con todos los deberes hechos.

El primer logro lo anunció el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General del pasado mes de septiembre: la redacción del Plan Plurianual de Rehabilitación y Ampliación del Parque Público de Vivienda de la Generalitat previsto en la Ley por la Función Social de la Vivienda. El mismo mes la conselleria y Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana presentaron el nuevo Plan de Accesibilidad de FGV -el segundo de los hitos marcados-.

María José Salvador, consellera de Vivienda. Foto: EVA MÁÑEZ

Ya en octubre, Salvador cumplió el tercero de los objetivos al presentar las cuatro zonas piloto donde se empezará a trabajar en el marco de los Programas de Paisaje para suelos del litoral -con el objetivo de regenerar estos espacios y ponerlos en valor-. El cuarto llegó en noviembre con la presentación de las zonas y criterios que seguirá el Nuevo Mapa Concesional del Transporte de Viajeros por carretera, que acaba con las concesiones de autobús caducadas y las reduce a la mitad.

Y por último, y apurando los plazos -se anunció la semana pasada-, Salvador presentó la Estrategia de Regeneración Urbana (ERU) de la Comunitat y el Visor de Espacios Urbanos Sensibles (VEUS), dos herramientas “para el diseño de las políticas de regeneración urbana y rehabilitación en los municipios de la Comunitat”.

Justicia llega con un objetivo en el aire

Por lo que respecta a la Conselleria de Justicia y Administración Pública, el departamento acude al nuevo seminario con cuatro objetivos cumplidos con claridad. En septiembre presentó el Plan de Movilidad Interadministrativa de las Empleadas Públicas Víctimas de la Violencia de Género, en noviembre constituyó el Foro Justicia y Discapacidad, y en diciembre elaboró el primer Plan de Igualdad en el ámbito de la administración de Justicia y aprobó la Oferta de Empleo Público (OPE) de la Generalitat.

El objetivo restante del área de la socialista Gabriela Bravo era la elaboración de un Estudio para la Racionalización y Mejora de la Clasificación de los Puestos de Trabajo, un asunto sobre el que no ha habido anuncios en los últimos seis meses pero sobre el que la conselleria contempla ofrecer algún avance en la semana que resta para la celebración del seminario.

Gabriela Bravo y Ferrán Puchades. Foto: EVA MÁÑEZ

Además, la conselleria ha cumplido con los tres objetivos que venía arrastrando de otros seminarios: la puesta en marcha de la Nueva Oficina Fiscal en los juzgados de la Comunitat, la modificación de la Ley de Ordenación y Gestión de la Función Pública Valenciana y la creación de gabinetes psicosociales comarcales que den apoyo a los Juzgados de Familia -todo ello en un complejo semestre en el que el departamento de Bravo ha tenido que lidiar con el incendio de septiembre en la Ciudad de la Justicia-.

El pragmatismo da réditos en Educación

Otro ejemplo de la eficacia del pragmatismo y la política de los pies en el suelo se puede encontrar en la Conselleria de Educación, que cumple holgadamente. Así, por ejemplo, en el anterior seminario se planteó la necesidad de sacar a concurso el puesto de director del Circuito de Motor de Cheste, dentro del código de buenas prácticas que tiene que regir la vida pública y que se ha traducido en la elección de los directores de diferentes institutos culturales. El concurso del Circuito ya está en marcha y entre los candidatos se halla el actual director del circuito, Gonzalo Gobert. Los candidatos han tenido que presentar un proyecto deportivo, otro económico y otro social. Desde la Conselleria esperan que se dilucide en breve

Foto: ESTRELLA JOVER

Ya en el campo que más le atañe al conseller Vicent Marzà, tras el fiasco del decreto de plurilingüismo que se vio obligado a retirar, las dos nuevas disposiciones legislativas que se están preparando (el Reglamento Orgánico y Funcional de los Centros Educativos y el Decreto de Currículum de Secundaria) van con paso firme pero seguro. En ambos casos el conseller está sacando a relucir su vertiente más conciliadora, la misma que le hizo ceder con el decreto de plurilingüismo.

En aras de una mayor eficacia y utilidad, ambos decretos están ya en tramitación y en el caso del Currículum de Secundaria, según explicaron desde la propia Conselleria, el borrador está ya en manos de los sindicatos y sigue su curso. En él, como se anunció, se recupera la Filosofía al hacer que la Historia de esta disciplina sea obligatoria en Segundo de Bachiller. Igualmente se potencia el conocimiento oral del Inglés o se oferta por primera vez como asignatura voluntaria Educación Física.

Asimismo, del reglamento para los centros, desde la Conselleria recordaron en el anterior seminario que la normativa vigente data de 1997. En la actualidad se “sigue trabajando” en la modificación del reglamento ordinario de los centros educativos, con sus correspondientes órdenes de desarrollo, con especial incidencia en aspectos como la autonomía de los centros, el proceso de elección del director o directora del centro, y una adaptación a las nuevas necesidades educativas.

Oltra cumple en Ademuz pero arrastra compromisos

La vicepresidenta del Consell y  consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha llegado al seminari de Ademuz con los deberes hechos. Entre ellos, el decreto de acción concertada para que las organizaciones del tercer sector gestionen los servicios sociales, que fue aprobado en diciembre.

Foto: RAFA MOLINA

También ha cumplido la promesa de iniciar la tramitación de la nueva ley de servicios sociales inclusivos con la que se quiere blindar la normativa en materia de política y servicios sociales. Hace dos semanas se publicaba en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOCV) el decreto que regula el procedimiento para el reconocimiento de la prestación económica para la crianza en familias acogedoras. También han iniciado el para tramitar la ley de LGTBI para proteger los derechos del colectivo. 

Desde el departamento de la consellera de Igualdad también se asegura que se ha realizado el Plan de reordenación del los puntos de encuentro familiar (PEF). De las tareas pendientes de anteriores seminarios estaba en ejecución el tercer plan de familias, infancia y adolescencia, que se está tramitando a través de la ley de infancia y adolescencia.

 También el plan de infraestructuras para reducir la lista de espera de espera en centros de personas con diversidad funcional o el plan de choque para la agilización de la tramitación de expedientes de personas en situación de dependencia. Sí que se han llevado a cabo otros compromisos arrastrados como la firma del pacto valenciano para la atención de personas con trastorno mental grave.

Sanidad cumple los objetivos marcados

La Conselleria de Sanidad ha cumplido todos los objetivos marcados en el seminari de Ademuz. Por un lado un programa de atención farmacéutica domiciliaria para mejorar la seguridad de la medicación de las personas dependientes con cuidador no profesional.

Carmen Montón, con su equipo de la Conselleria de Sanidad.

Por otro lado una compra centralizada de endoprótesis y un primer acuerdo marco para su compra. Entre las normas de más rango se encuentra el decreto de regulación e instalación de desfibriladores al que se suma una estrategia para la diabetes y el plan de humanización de las unidades asistencias de enfermos críticos. En las tareas pendientes del departamento de Carmen Montón se encontraba el decreto de selección de personal y provisión de places de personal estatutario, que fue aprobado a final de año. 

Cebrián cumple el expediente, tensiones aparte

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, como la de Economía, es una de las que está demostrando que el mestizaje no siempre es ese campo de rosas que venden los portavoces del Consell. Pero tensiones políticas (entre socialistas y verdes) al margen, Elena Cebrián llega al seminari con el expediente cumplido. Su departamento se fijó cinco objetivos más que asequibles para este semestre, y todos salvo uno, que está pendiente de presentarse en coordinación con Educación, están en marcha.

Así, en estos seis meses la Conselleria ha puesto en marcha los convenios con universidades para innovar en el modelo productivo agrario, y se están firmando convenios con ayuntamientos para financiar las mejoras en la red de suministro. También se puede dar por cumplido el objetivo de seguir modernizando regadíos, una de las parcelas en las que la Conselleria de Cebrián es especialmente cumplidora. La ley de bienestar animal también está en marcha, y solo resta por presentar la guía de educación ambiental, que según fuentes de la Conselleria está terminada, y pendiente de coordinarse con Educación para presentarla.

Elena Cebrián. Foto: KIKE TABERNER

En este semestre Cebrián se ha volcado más en la vertiente del sector primario de su departamento, dejando algo apartada la política medioambiental (la guía era el único gran objetivo previsto  en esta parcela, junto a las mejoras en el abastecimiento para ganar en eficiencia). Claro que el gran objetivo medioambiental de su departamento, el SDDR, sigue pendiente de implementarse y con las mismas voces en contra que al principio.

Información elaborada por Estefanía Pastor, Dani Valero, Ximo Aguar, Marta Gozalbo, David Martínez, Xavi Moret y Carlos Garsán.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email