X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ampere logra fondos europeos para impulsar una red de de pequeños productores 

Baterías para el empoderamiento energético del consumidor

Foto: EDUARDO MANZANA
3/12/2018 - 

VALÈNCIA. Cumplidos tres años de andadura, la compañía valenciana Ampere Energy, fabricante de baterías inteligentes para la reducción del coste energético mediante el almacenamiento en el hogar, sigue avanzando hacia el "empoderamiento" del consumidor, según explica a este diario Ignacio Osorio, consejero delegado de la compañía. Y lo hace con el impulso del proyecto Amperia, una "planta virtual o VPP" concebida para que pequeños productores que dispongan de estas u otras baterías puedan "ofrecer un servicio de ajuste al mercado y ser retribuidos por ello".

La empresa echó a andar a finales de 2015 impulsada por los empresarios Vicente López-Ibor Mayor -reconocido experto del sector energético-, Alexandre Díez Baumann, Nick Boyle, Carlos López-Ibor Mayor y Ander Muelas con un producto innovador: una batería de litio capaz de comprar la energía de la red cuando se encuentra más barata -en los valles de consumo- y de adquirir solo la necesaria para el consumo del hogar o negocio en función de los patrones de comportamiento del consumidor y de las previsiones meteorológicas.

Para lograr este propósito los equipos cuentan con, además de la propia batería y de un inversor híbrido bidireccional que permite el cambio de corriente continua a alterna, un gestor inteligente desarrollado por Ampere para dar las órdenes de carga. "Están dotadas de un software que, a través de algoritmos de aprendizaje automático y análisis de datos, predice los hábitos de consumo y el recurso solar del que se va a disponer para obtener la energía", explica Osorio.

Los dispositivos cuestan entre 5.000 y 8.000 euros y, según el consejero delegado, permiten un ahorro inmediato en la factura de hasta el 70% en combinación con equipos de producción solar fotovoltaica para autoconsumo. Tanto es así que en estos tres primeros años la compañía ha encontrado su principal nicho en la venta de packs de dispositivos para hogares unifamiliares junto a placas solares.

Instalaciones de Ampere Energy. Foto: EDUARDO MANZANA
Y precisamente a partir de esta red inicial de clientes la compañía quiere dar un paso más en el "empoderamiento" del consumidor. La idea es crear "la primera planta virtual de España de baterías", es decir, una plataforma de gestión conjunta de la energía producida por los usuarios y almacenada en sus dispositivos. "Se agregan distintos consumidores para que participen de modo conjunto en el mercado eléctrico, para que puedan vender su energía o ofrecer otros servicios de ajuste", explica Osorio.

"El sistema ayuda a transformar consumidores pasivos en activos, permite ofrecer un servicio al mercado y que los usuarios sean retribuidos por ello. Ofrecen al mercado energía y potencia, lo cual es beneficioso para el sistema porque a gran escala este modelo reduciría la necesidad de futuras inversiones en infraestructuras eléctricas. Como punto de partida se hará con nuestras baterías, pero se abrirá a cualquier dispositivo, incluso se podría participar con la batería del coche eléctrico, por ejemplo", detalla el dirigente.

El Proyecto Amperia es de momento un  proyecto de innovación denominado "Sistema Integrado de Virtual Power Plant con almacenamiento energético Inteligente", y cuenta con un presupuesto total de 724.719 euros.

El importe proviene de la financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que ha aportado 616.000 euros -de los cuales un 10% son aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder)-. En el proyecto participan el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), la Universitat Politécnica de València (UPV) y la Universitat Jaume I (UJI) de Castelló.

Osorio agrega al respecto que "históricamente siempre se ha conseguido la flexibilidad en el mercado eléctrico con la generación, no con la demanda. "Pero las baterías permitirán hacerlo también al contrario", sostiene.

"En Europa solo el 5% de la demanda se cubre con energía solar, pero la previsión es se alcance el 50% entre solar y eólico en 2050 y un alto porcentaje de instalaciones distribuidas. Las instalaciones solares en los hogares irán al alza. Reino Unido tiene más de 800.000, y en Alemania son 1,7 millones. En España como mucho habrá 15.000 instalaciones, pero estas cifras cambiarán", agrega.

Por el momento la firma está "desarrollando el controlador global de la VPP". "Aún no está en la práctica. Es un proyecto de dos años, empezó en el 2017 y acabará en abril del 2019 con un proyecto piloto. "Tenemos la oportunidad de convertirnos el líderes a nivel europeo", defiende Osorio, por lo que anima al Gobierno de España a "apoyar el almacenamiento energético".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email