X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA PRESTIGIOSA ESCUELA BERKLEE TIENE EN LA CIUDAD SU ÚNICA SEDE EN EUROPA 

La élite musical se forma en València

17/11/2019 - 

VALÈNCIA. València es tierra de músicos, una realidad que a pocos se les escapa. Hervidero de bandas, forofos de las charangas e impulsores de festivales pioneros, a nadie le extraña que las calles se impregnen de corcheas (ni de tracas) en casi cualquier momento del día. Sin embargo, en una ciudad donde la música no necesita presentaciones, pocos conocen que una de las escuelas más prestigiosas del mundo tiene sede en València. 

Berklee College of Music pasa tan desapercibida a los ojos de los valencianos que posiblemente alguien que atraviese decenas de veces las inmediaciones del Palau de Les Arts ni siquiera haya caído en las letras gigantes que la presentan. Y ahí, dentro de su discreción, se forjan ganadores de importantes premios que van desde los Goya a los Grammy. Profesionales formados aquí, en València, que trabajan con artistas internacionales como Beyoncé o Jay-Z. Y aunque la mayoría de los alumnos no sellan su carrera con nombres tan grandilocuentes, sí consiguen encontrar su camino en la música para convertirla en su trabajo.

La escuela llegó a la ciudad en 2012 para abrir su primera sede fuera de Boston y, a día de hoy, más de 500 alumnos de 40 países pasan cada año por las instalaciones ubicadas en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Una sede europea que actualmente está dirigida por María Martínez Iturriaga, gestora y pianista madrileña que ha trabajado con instituciones como la Spanish Society de Nueva York, Fundación Televisa o el Design Museum en Londres. "Para mí ha sido un reto maravilloso poder aplicar mi experiencia a nivel internacional", asegura.

Una carta de presentación inigualable para el público internacional en uno de los espacios más reconocidos de la ciudad. "València es física y geográficamente un destino que, históricamente, está conectado con muchas culturas desde el punto de vista de la creatividad", asegura M. Iturriaga, una cuestión esencial para un arte tan permeable como la música y para una escuela tan transgresora como Berklee. 

Los vinilos repartidos por la escuela son las sombras de los primeros alumnos.

Abanderada del 'jazz' y de la música actual

Fundada en 1945 por Lawrence Berk, la innovación y la disrupción fue el camino elegido para esta escuela, nada extraño si se tiene en cuenta que Berk era ingeniero del Massachussets Institute of Tecnology (MIT), además de pianista profesional. "Identifica una necesidad, un hueco dentro de la formación musical que no se estaba ofreciendo dentro de los conservatorios: la formación con el repertorio de música contemporánea de aquel momento, que era el jazz", explica la directora de Berklee València. 

"Hoy se considera un estilo muy intelectual y sofisticado, pero en sus orígenes es como si hablaras hoy del trap debido a la connotación urbana que tiene", recuerda. La escuela se puso en marcha bajo dos principios que en aquel momento fueron revolucionarios: se podía enseñar música con un repertorio actual y los músicos necesitaban una formación que les permitiera trabajar profesionalmente en este ámbito. "Esos han sido los dos pilares fundamentales del ADN de la institución que han guiado el desarrollo de Berklee", cuya marca surge de voltear el nombre del hijo de su fundador: Lee Berk, quien convirtió la escuela en fundación.

Quincy Jones, compositor y productor de artistas como Frank Sinatra o Michael Jackson, fue uno de los primeros alumnos por aquel entonces. También Alan Silvestri, creador de la banda sonora de Regreso al futuro. Si avanzamos en el tiempo, entre sus egresados aparece Ramin Djawadi, creador de la banda sonora de Juego de Tronos. Evidentemente, la formación de élite tiene un coste. "Dentro de los másters casi el 80% de alumnos tienen algún tipo de ayuda o beca que va en función del mérito y de las necesidades financieras", explica M. Iturriaga. En el caso contrario, el importe por curso es de 40.000 dólares. 

De música para cine y videojuegos a producción

En Berklee es posible estudiar todas las áreas de la industria musical: composición; música para cine, televisión y videojuegos;  producción y música electrónica, producción y sonido, musicoterapia o gestión de la industria de la música. "En ese sentido, Berklee siempre ha sido pionera en la incorporación de disciplinas al mundo académico", recuerda. 

Teniendo en cuenta que los inicios eran la música moderna, hoy se abarcan todos los estilos, desde el jazz hasta el hip hop, electrónica o rock pop. "La escuela ha evolucionado con la industria musical en Estados Unidos", explica M. Iturriaga, quien recuerda algunos de los hitos de Berklee, como ser la primera institución donde se incorporó la guitarra eléctrica como instrumento de estudio, en abrir un departamento de tecnología musical en los años 70 y en crear un departamento de música para cine.

"Eran cosas totalmente innovadoras en su momento", recuerda. En los años 2000 creó una escuela online heredera de los cursos por correspondencia, con los que músicos como el pianista Chucho Valdés pudo acceder a formación desde Cuba. "Berklee es a día de hoy la plataforma online educativa de música más grande del mundo, premiada en Estados Unidos muchas veces por la calidad de los contenidos y del enfoque de la experiencia del estudiante", recuerda su directora en València.

¿Por qué València?

La escuela, que se ubica justo enfrente la 'ópera de València', está llena de salas insonorizadas donde se suceden los ensayos y existen lugares tan peculiares para los ajenos al espacio como una 'biblioteca' de instrumentos o una sala de DJ's. Todo esto es fruto de la visión internacional de su tercer presidente, Roger H. Brown, quien consideró la necesidad de una expansión y un enfoque más global en el que pensó que era importante estar presente físicamente en otras partes del mundo.

"España es un destino muy atractivo desde muchos puntos de vista, como ser el más solicitado por los estadounidenses para estudiar en el extranjero", recuerda M. Iturriaga. Dentro de Europa, València es una de las ciudades que más Erasmus atrae y con una cultura musical muy arraigada. "Sabíamos que íbamos a aterrizar en una ciudad donde la música no le era ajena, sino que está dentro del tejido social y cultural de la ciudad", asegura, a lo que suma el ser accesible, segura y con mucha calidad de vida. 

Sobre por qué no Madrid o Barcelona, la directora recuerda que Berklee no surgió en Nueva York o Los Ángeles, que uno piensa que serían los focos más importantes de la música en Estados Unidos. "Espero que poco a poco, con la influencia de los alumnos y de la actividad que vamos generando aquí, se vaya creando una escena musical dentro de València, creo que es importante", destaca. "Cuando Berklee empezó en Boston probablemente no fuera el núcleo del jazz a nivel mundial y ahora tiene una escena musical importante. Eso es a lo que aspiramos en València", reconoce. "Queremos estar lo más capilarizados en la sociedad valenciana".

De hecho, asegura que la escuela repercute en la ciudad. "Tenemos alumnos que han abierto empresas en Valencia, desde estudios de grabación a escuelas de música o centros de formación para niños. Otros músicos se quedan aquí y forman grupos con locales", explica. Pero también profesionales valencianos de alto nivel que han vuelto para dar clase en la institución.

No obstante, asegura que es importante estar conectados con lo que pasa en Madrid, Barcelona o Londres y por eso organizan viajes, van a festivales, congresos y acuden a València personas de todo el mundo para darles acceso a lo que pasa a nivel internacional. De hecho, su plantilla de profesores acumula la riqueza cultural que quieren transmitir a sus alumnos con docentes de 23 nacionalidades.

La directora de Berklee Valencia toca el piano con uno de los profesores.

El atractivo tecnológico en la música

La demanda de estudios de música vinculada a la tecnología ha ido creciendo con el paso del tiempo. "La tecnología forma parte de la creación y es un área donde vemos mucho interés", asegura. "Berklee siempre intenta adelantarse a cuáles van a ser las necesidades dentro de cinco años". Por este motivo, menciona la inteligencia artificial, la realidad virtual o la manera de socializarse en las redes sociales como temas de interés.

Y es que en los escenarios ya han aparecido grupos como Jamiroquai actuando con hologramas mientras que el músico de Calle 13, Visitante, ha iniciado una gira donde el atractivo principal es un robot. "Es una reflexión interesante como creadores y artistas. Un debate que hacemos internamente del rol de la tecnología en la creación", reconoce.

La escuela también es nicho de emprendimiento y es que tienen una especialización en éste área a través del master de industria musical. "Un ejemplo ilustrativo es un alumno que vino de India con una idea que ha tomado forma aquí y ha creado una fundación para poder apoyar a los músicos de folk y artistas locales de la India, que representan más del 90% de la escena musical y sin embargo generan una cantidad muy pequeña de negocio". explica. "Vio esa desigualdad y se dio cuenta de que podía ayudar a este colectivo facilitándoles tener una presencia online de calidad. Creó una fundación en la que ya hay más de 100 grupos musicales y el proyecto está devolviendo al músico folk de la India unos ingresos considerables gracias a la presencia online", recuerda.

En 2021, Berklee tendrá que renovar su acuerdo con la Generalitat Valenciana, y es que la escuela se encuentra alquilada en bajos del Gobierno autonómico. A día de hoy, desde Berklee están a la espera de que se pronuncie la administración, aunque aseguran que hay buena sintonía. "Nuestra idea es seguir contribuyendo al tejido social y cultural de València. Queremos seguir trabajando en el desarrollo de este campus como un laboratorio a nivel global y pionero de creación artística que tenga ese ángulo de innovación y de impacto social que ya llevamos desarrollando en estos siete años", asegura su directora.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email