X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Blockchain, Bitcoins y otras cosas que no entiendo: Lo que hay que saber

11/10/2017 - 

VALÈNCIA. Pocos desarrollos prometen ser tan disruptivos como lo está siendo el concepto de Blockchain y la tecnología que lo acompaña. Y pocos son menos entendibles por el público general, entre los que me encuentro yo. El primer efecto que hemos visto es la creación de un mercado que está haciendo nuevos millonarios, lo cual multiplica el interés que tienen las criptodivisas para personas que a veces ni siquiera han comprado una acción. Un ejemplo con Bitcoin:

Así que he decidido escribir el artículo que me hubiera gustado leer, para aquellos que (como yo) entienden poco o nada de este nuevo mundo pero les gustaría saber lo necesario

¿Qué es el Blockchain?

Hay que pensar en el blockchain como un libro de contabilidad común en el que escriben todas las partes implicadas en una operación. Cuando se realiza una transferencia, por ejemplo, las dos partes pueden ver la operación cerrada en dicho 'libro'. Pero cuando la operación es compleja e intervienen muchas más partes es cuando empieza a entenderse el potencial del concepto: Múltiples transacciones en un solo apunte.

¿Por qué es tan importante?

El uso de la tecnología blockchain implica un proceso de desintermediación radical, que es el principal motivo de interés para el comercio mundial: Toda una cadena de aprovisionamiento con contratos, proveedores, productos, entregas... queda a la vista de todos los implicados sin retrasos y sin incertidumbres, y sólo entonces se le asigna un timestamp y queda cerrada.

¿Es segura?

Al estar encriptada, una vez cerrada la operación no se puede modificar. Y al estar descentralizada, es la propia red de usuarios la que garantiza una integridad de los datos que crece cada día. Hoy en día es como utilizar una carpeta compartida en la nube, que está sincronizada con multitud de ordenadores: Un problema en uno de ellos quedaría al descubierto inmediatamente.

¿Qué son las criptodivisas?

Para realizar transacciones usando la tecnología blockchain necesitamos un medio de cambio digital, que forma parte de la operación: Una criptodivisa. El prefijo cripto (oculto) hace referencia a la encriptación que comentábamos antes… pero también está emparentado con los primeros usos del Bitcoin en concreto. El Bitcoin fue la primera divisa electrónica, nacida junto al concepto de blockchain, en 2009. Hoy en día hay casi 1900 criptodivisas distintas.

¿Quién creó el Bitcoin?

Es un misterio. El paper de origen puede descargarse aquí, pero su firmante se cree que es un pseudónimo detrás del cual se ocultarían una o más personas, que acabaron por desvincularse del proyecto. Pocas certezas.


¿Es un mercado importante? ¿O es una burbuja?

Es un mercado fundamental. Las criptodivisas hoy capitalizan 146.200 millones de dólares, superando al Banco Santander, a Total, a MasterCard, a Allianz… Tan sólo estamos al principio de una gran historia, no exenta de graves riesgos:

  • El primer riesgo es el de mercado: Dado que es imposible valorar una criptodivisa, es imposible saber si están caras o baratas. Por lo tanto, la única fuerza que las mueve son los flujos de entrada y salida de dinero (avaricia y miedo), un entorno perfecto para ver una burbuja pinchar. El aspecto positivo es que todas las fuerzas del mercado se están lanzando a facilitar el acceso a esta operativa, lo cual garantiza flujos netos de entrada durante años. Además, el no profesional tiende a mantener sus inversiones perdedoras y por tanto se quedará, así que difícilmente el volumen de mercado descenderá seriamente.
  • El segundo gran riesgo es el regulatorio: Todo el mundo sabe que el mundo es gobernado por la ley del más fuerte. Por tanto, todas aquellas regulaciones que aún no estén preparadas para beneficiarse del uso del blockchain lo prohibirán. Una vez aprendan y tengan la balanza a su favor, lo permitirán.
  • El tercer riesgo es el de estafa. Hablando claro, todo el mundo sabe que en la fiebre del oro quienes se enriquecieron fueron los vendedores de picos y palas. Hoy en día, la misma avaricia es terreno abonado para los creadores de criptomonedas respaldadas por… nada. No existe ninguna barrera de entrada para que usted y yo, en una tarde, creemos una criptodivisa. No cuesta imaginar la cantidad de fraudes que se producen a diario en este sentido, aún sin control.
  • Otra forma de estafa es la de los exchanges, que no están regulados, y por supuesto la del hackeo de los mismos. De esto hablaremos más adelante.

¿Cuáles son las más importantes?

La 'importancia' de una criptodivisa es una cuestión relativa. Un buen indicador para ello es su capitalización bursátil, que hace de colchón de seguridad de cara a los tres riesgos anteriores. A día de hoy, estas son las 10 que más capitalizan y el resto (1880 más):


A destacar la diferencia del Bitcoin sobre las demás, con Ethereum a la zaga, y cómo las cinco más grandes acumulan casi el 80% del dinero real que está en este mercado virtual.

¿Puedo fabricar (minar) bitcoins en casa?

La tecnología del blockchain crece en seguridad y rapidez a medida que crece en tamaño. Por eso, si aportamos nuestro hardware a la red se nos retribuye con criptodivisas, lo que es conocido como minería de criptodivisas.
Inicialmente esto se podía hacer con un ordenador casero. Hoy en día, si no se usan los mejores sistemas (adquiribles online) el coste de la electricidad es superior a la retribución.

¿Cómo puedo comprar bitcoins?

La manera más sencilla de comprar bitcoins o cualquier otra criptodivisa es abrir cuenta en una de las múltiples plataformas (exchanges) que existen, como haríamos con un bróker, y hacer las operaciones desde allí. Una vez abierta mi cuenta por primera vez, he de transferir mis euros (en nuestro caso), y convertirlos en la criptodivisa de mi interés. Una vez convertida en divisa digital puedo transformarla en cualquier otra o utilizarla para cualquier transacción. El riesgo está en la falta de regulación, como suele ocurrir: centenares de plataformas han quebrado o han sido intervenidas por estafa, y la tendencia continúa. No olvidemos que el único imán que atrae a los inversores inexpertos es la promesa del dinero fácil, y por eso no es de extrañar que al otro lado haya siempre quien esté dispuesto a engañarles.

¿En qué se diferencian?

Las criptodivisas aún no están maduras como para elegir una o dos características clave que las definan (más megapíxeles, más pulgadas, más caballos…). Sin embargo, las principales se van diferenciando ya en dos aspectos:

  • Adopción: El Bitcoin es ya un medio de pago aceptado, con una enorme red de desarrolladores y una estabilidad probada. Está para quedarse, y el efecto red que ya tiene es una defensa en sí misma.
  • Utilidad: Ethereum es más que una moneda, ya que surge para instrumentar una nueva generación de transacciones comerciales (los Smart contracts) con una tecnología más rápida, con más almacenamiento y más adaptada a sus objetivos.


Pero si ha de leer algo, lea esto: Hay un límite para el número de Bitcoins que se pueden emitir, que está en las 21 millones de monedas. No hay límite para los Ethers que se pueden crear. Por tanto, ¿qué ocurrirá con los Bitcoins si la demanda no cesa? Que al no poder crearse nuevos, cada vez valdrán más, como los cuadros impresionistas (y ahí termina la comparación). ¿Qué ocurrirá con los Ethers? Lo mismo que con los euros: seguirán fabricándose sin límite.


¿Nos pueden hackear?

La respuesta corta es sí. Numerosas plataformas han sido hackeadas y el dinero de sus clientes (hablamos de cientos de millones de dólares) robado de muy distintas maneras.
Un ejemplo: A la hora de transferir fondos, hay que hacerlo a una cuenta. Un hacker se limitó a cambiar la cuenta de depósitos de un exchange y poner la suya, recibiendo todos los fondos que los clientes querían depositar. Asunto zanjado.

Resumiendo

Insisto en que no soy ningún experto en criptodivisas, ni siquiera un tecnólogo, por eso llevo un tiempo analizando el mercado y a sus participantes. He hecho mis primeras transacciones y mi impresión es que se trata de un mercado muy atractivo pero muy primitivo, dominado por los no profesionales y lleno de riesgos adicionales a los de mercado. La operativa con ellas ha de ser muy disciplinada, buscando tendencias y limitando las pérdidas. Las posibles ventajas fundamentales cambian cada día. La correlación entre ellas es muy alta, pero aun así hay que diversificar para evitar riesgos equivalentes al de quiebra.

Finalmente pienso que están aquí para quedarse, y que van a seguir un proceso similar al de cualquier sector disruptivo como fue el de las punto com:

  • Explosión: Todo lo que lleve el prefijo cripto, sube. Cualquiera lanza su divisa.
  • Caída: No todo vale. La marea baja y se ve quien nada desnudo (Buffett).
  • Purga: Los participantes se reinventan, la competencia se concentra.
  • Dominancia de las supervivientes: Los ganadores se desmarcan del pelotón.

Seguiremos este proceso con gran atención.

-

Alejandro Martínez es socio director de inversiones y cofundador de EFE & ENE Multifamily Office

Aviso legal:

En ningún caso la presente publicación supone una recomendación personalizada o informe de inversión. Es un artículo meramente informativo. Bajo ninguna circunstancia podrá entenderse que el presente documento constituye una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores u otros instrumentos. Su autor por tanto no responde  bajo ninguna circunstancia por la utilización o seguimiento del mismo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email