Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

plato de la semana

Bogavante con patatas y huevos en Es Caló (Formentera)

Recordaré el 2020 no por haber sido el año del covid, sino por ser el año en que comí este bogavante 

Por | 17/07/2020 | 1 min, 24 seg

A veces pasa. Todo acompaña. Los días azules sin preocupaciones en la isla bonita, ese paisaje donde todo es mar, la sensación de hermandad y ese sentirte afortunada por tener unas amigas así con las que todo es fácil.  Iba a ser casi imposible que aquella comida en el restaurante Es Caló de Formentera  no fuese especial. Lo que no pensé es que se convertiría en una de las comidas más memorables de mi vida.

"Hemos venido por el bogavante".  Por si quedaba alguna duda. El camarero desapareció y volvió al poco con dos hermosos ejemplares vivos de bogavantes pescados hacía unas horas. Iban a dar su vida por una noble causa. Hacer felices (más aún) a cinco mujeres que poco después volvían a la vida real.  Una despedida por todo lo alto.

"Freímos el bogavante en la paella con aceite, ajo y algo que no te voy a contar. Hacemos las patatas y los pimientos por otra parte y luego los juntamos. Una vez servido parte del bogavante, hacemos los huevos fritos en la misma paella", explica el camarero.  Nos preguntan si queremos trufa con los huevos. Claro, lo queremos todo.  

Una de nosotras llora de emoción mientras saborea el crustáceo. Todas coincidimos en que es de las mejores cosas que hemos comido. Prometemos repetir todos los años.  Ojalá la magia siga perdurando. 

Comenta este artículo en
next