Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El puerto de valencia rescata la concesión de los terrenos para la nueva terminal de cruceros

Boluda liquida Unión Naval siete años después de cesar su actividad como astillero

4/12/2019 - 

VALÈNCIA. La Unión Naval de Levante ya es historia. El empresario naviero Vicente Boluda, último propietario de los centenarios astilleros, ha liquidado la Unión Naval de Valencia siete años después de abandonar la actividad de construcción de barcos y despedir a toda la plantilla por falta de pedidos.

La extinción voluntaria de la sociedad, que se produce de manera paralela a la de Unión Naval de Barcelona, se formaliza una vez la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha procedido a rescatar la concesión de la que era titular Boluda Corporación Marítima sobre los que se asientan los restos del astillero.

Como compensación al rescate adelantado de esta concesión, que la APV valoró en 5 millones de euros y que finalizaba el 14 de diciembre de 2027, el empresario ha recibido por parte de la APV una nueva concesión sobre una parcela de más de 4.000 metros cuadrados próxima a la de Unión Naval para que construya la sede corporativa de todas sus empresas". El plazo de esta concesión es de 35 años.

Por su parte, el Puerto de Valencia restaurará el edificio de la centenaria Unión Naval para ubicar su nueva terminal de cruceros y construirá frente a ella un nuevo muelle de 546 metros destinado a concentrar toda la actividad de atraque de cruceros y las líneas regulares de ferries.

Boluda constituyó la sociedad Unión Naval Valencia en 1998 como paso previo a la compra al entonces llamado Banco Santander Central Hispano (BSCH) de los astilleros Unión Naval de Valencia y Unión Naval de Barcelona. La actividad de construcción de sus propios remolcadores se desarrolló al calor de las ayudas públicas al sector hasta que en 2012 la falta de pedidos y la competencia asiática acabó por forzar el cierre de la empresa. El astillero original nació bajo el nombre de Unión Naval de Levante en 1924.

Desde que se quedó la empresa, Boluda ha mantenido la titularidad de los terrenos y utilizado las instalaciones con una actividad residual de reparación de buques hasta la decisión de la APV de recuperar los terrenos para destinarlos a la nueva terminal de cruceros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email