Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Botín defiende que la fortaleza del Santander le sitúa en posición de pagar dividendos

27/10/2020 - 

MADRID (EP). La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha defendido que la fortaleza del balance del banco le sitúa en posición de pagar dividendos, que además es "el mejor exponente de la disciplina financiera" y su recurrencia aporta confianza y estabilidad a los inversores.

Así lo ha manifestado durante su discurso en la junta general celebrada este martes en Madrid, en la que los accionistas deberán dar el visto bueno al pago de un dividendo complementario de 2019 en acciones y de un dividendo en metálico de 0,10 euros por acción a pagar en 2021.

Botín ha resaltado que el Santander ha generado 14 puntos básicos de capital en el trimestre y 33 puntos básicos en el año, lo que le ha permitido fortalecer aún más su balance y alcanzar en el tercer trimestre del año una ratio de CET1 del 11,98%, provisionando 19 puntos básicos de capital para el pago de dividendos en efectivo con cargo al ejercicio 2020.

En un entorno difícil, el banco espera cerrar 2020 cerca del límite superior del rango objetivo de CET1 del 11%-12%, lo que dará mayor flexibilidad para gestionar el capital y la forma en que remunera a los accionistas, "incluyendo dividendos en efectivo o recompras de acciones", ha explicado Botín, que ha destacado que la ratio de capital del banco está "muy por encima de los requerimientos regulatorios", que la calificación crediticia se mantiene en el máximo nivel y que el diferencial de CDS está "muy por debajo de los niveles de crisis anteriores".

"Todo esto debería situarnos en posición para pagar dividendos. Entendemos la importancia de los dividendos para nuestros accionistas. El reparto de los beneficios es además el mejor exponente de la disciplina financiera y su recurrencia aporta confianza y estabilidad a los inversores", ha sostenido.

En cuanto al coste del crédito, la presidenta del Santander ha asegurado que, gracias a la calidad y diversificación del balance, las medidas tomadas y las acciones de gobiernos y autoridades, la previsión del coste del crédito se ha reducido al 1,3% a final de 2020, desde el 1,4%-1,5% comunicado en abril.

Respecto a las moratorias, el 66% a nivel de grupo ha vencido, de las que el 92% ha mostrado comportamientos similares a antes de las crisis. El 34% restante, espera que otro 17% venza antes de final de año, con una calidad de crédito similar. En España, el 84% de las moratorias corresponde a hipotecas corresponde a hipotecas, si bien "habrá que esperar a ver cómo se comporta la cartera", ya que el 73% de los vencimientos se concentran entre marzo y junio de 2021.

"A pesar de la incertidumbre de la segunda ola, hoy tenemos mayor visibilidad que en abril. Nuestros modelos internos, basados en las pérdidas esperadas de nuestras carteras y las perspectivas económicas a día de hoy del FMI y la OCDE, indican que nuestro coste del crédito se mantendrá estable y hasta podría tender a la baja el próximo año", ha indicado.

Mil millones de ahorro adicional con OpenBank y Santander Consumer

En cuanto a crecimiento inorgánico, la presidenta ha descartado participar en el nuevo baile de fusiones. "Aunque estamos viendo movimientos de consolidación en Europa, nos sentimos cómodos con nuestra escala y capacidad para invertir y no contemplamos participar en ningún proceso", ha asegurado

En cuanto a los planes de crecimiento orgánico a futuro, que se centran en acelerar la transformación del grupo para seguir aumentando el número de clientes y generar valor, Botín ha anunciado el compromiso de conseguir 1.000 millones de euros de ahorros adicionales en los próximos dos años en el perímetro Santander Consumer Finance-Openbank.

En concreto, una iniciativa del grupo es la creación de un banco global de financiación al consumo nativo digital, apoyándose en Santander Consumer Finance y la plataforma de Openbank, dos negocios con "gran potencial de crecimiento".

Según ha recordado Botín, en abril el banco se comprometió a lograr un ahorro neto de 1.000 millones de euros en Europa con Santander Consumer y Openbank a medio plazo (3-4 años), un objetivo que ya habrá cumplido a finales de 2020, "mucho antes de lo previsto". "Hoy nos comprometemos a conseguir 1.000 millones de euros de ahorros adicionales en los próximos dos años en este mismo perímetro", ha anunciado.

Nueva filial de medios de pago

Otra iniciativa será la integración de los negocios de pago más disruptivos en una compañía autónoma que contará con la escala, los equipos, procesos y el gobierno corporativo adecuados para ser "un ecosistema potente de soluciones de pago" y competir con las grandes plataformas de este segmento.

La nueva empresa desarrollará su actividad en tres áreas de negocio: soluciones para comercios (construirá sobre la plataforma Getnet), soluciones para las pymes que operan internacionalmente (se apoyará en Ebury) y productos y servicios digitales para particulares (aprovechando la plataforma Superdigital).

"La creación de esta empresa nos ayudará a generar nuevas fuentes de ingresos además de continuar creciendo con nuestros clientes. La oportunidad de mercado global es de unos 500.000 millones de euros, de los que 50.000 millones son comercios y 350.000 comercio internacional", ha afirmado Botín.

Por otro lado, la presidenta del banco ha citado la construcción de un modelo operativo y de negocio común a todo el grupo, ya presentado como 'One Santander', que simplificará los productos y servicios que ofrece a sus clientes, al tiempo que seguirá impulsando la innovación, rediseñando el modelo de distribución y automatizando los procesos sobre una plataforma común.

Colaboración para proteger a las empresas y el empleo

Botín ha llamado a proteger a las empresas y el empleo en la "guerra" contra el Covid-19, trabajando juntos el Gobierno y el sector privado para fomentar "un crecimiento inclusivo y sostenible en todo el mundo". "Nadie por sí solo puede acabar con esta crisis. Las empresas, la sociedad civil y los gobiernos nos necesitamos. Debe ser un esfuerzo común", ha asegurado.

"España debe aprovechar esta oportunidad única para apoyar la transformación de su economía y mejorar su competitividad, no habrá otra oportunidad igual para dar ese salto que España necesita", ha advertido

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email