GRUPO PLAZA

Bruselas inspeccionará más cítricos de Turquía ante la alarmante alza de productos prohibidos 

4/11/2021 - 

CASTELLÓ. La Comisión Europea intensifica los controles de los cítricos que llegan desde Turquía. Ante el incremento de detecciones de partidas tratadas con fitosanitarios prohibidos en el Viejo Continente (entre ellos el clorpirifos y metil clorpirifos, cuyo veto para tratar el cotonet de Sudáfrica tanta polémica ha alzado), el Diario Oficial de la Unión Europea (Doue) ha publicado este miércoles un nuevo listado de inspecciones en frontera

Y el punto que más interesa al sector agrario valenciano es el incremento de las partidas turcas que deben ser inspeccionadas. Según el nuevo listado, el 20% de las naranjas, clementinas y limones que procedan de este país deberá ser inspeccionado. Hasta ahora, era un 10% en el caso de las naranjas y limones y un 5% en el de las clementinas. 

181 detecciones este año

El alza de las detecciones de productos prohibidos ha llevado a Bruselas a modificar su punto de partida después de que el sector haya incidido en varias ocasiones en la necesidad de un mayor celo en frontera. No en vano, solo en lo que va de año las partidas contaminadas detectadas por el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF, en sus siglas en inglés) alcanzan las 181 en los envíos turcos.

En este contexto, fuentes del sector lamentan que la cantidad de fruta inspeccionada todavía será muy baja, un 20%, cuando el límite máximo que se fija la Comisión es del 50% (y así lo aplica con algunos países). Con ello, y dado que Turquía envía unas 330.000 toneladas de cítricos a Europa, alrededor de 240.000 pueden ser susceptibles de albergar fitosanitarios prohibidos y a pesar de ello acceder al mercado único europeo.

Sin tope para cerrar la frontera

Además, las fuentes critican que, una vez se producen las detecciones, no hay una cifra tope que provoque un cierre de las fronteras europeas a la fruta foránea, con lo que la decisión es discrecional. De hecho, pese a la gran cantidad de detecciones de este año, las naranjas, clementinas y limones turcos han podido seguir llegando con total normalidad, con la única traba de rechazar las partidas contaminadas. 

En este contexto, la eurodiputada del PSPV-PSOE Inmaculada Rodríguez-Piñero señala que el incremento de los controles en frontera "es una buena noticia" e inspeccionar un 20% de la fruta "puede darnos una imagen más fiel de los tratamientos que se llevan a cabo en Turquía para evitar la competencia desleal". Aun así, añade Rodríguez-Piñero, "este buen trabajo de la Comisión Europea debe ir acompañado por las inspecciones y auditorías en origen". 

La eurodiputada remarca que el objetivo en las negociaciones en que ella participa, como esta, es el de usar "todas las herramientas que nos da la Unión Europea para que se aplique la reciprocidad y que nuestros agricultores compitan en igualdad de condiciones". "Si en la UE están prohibidos determinados plaguicidas, no se pueden utilizar por parte de los países que quieran vender en el mercado único. No es solo un tema de salud, sino de justicia para con nuestros productores", concluye Rodríguez-Piñero.

Egipto queda fuera

Por su parte, el secretario general de La Unió de Llauradors, Carles Peris, considera positivo lo logrado, pero destaca que no se ha avanzado respecto a Egipto, cuyas inspecciones siguen siendo "aleatorias" (es decir, no hay un porcentaje fijado) y mucha de su fruta también llega a Europa con restos de plaguicidas prohibidos. De hecho, del 1 de enero al 27 de octubre, fecha de la última publicación de la RASFF, se han producido 45 interceptaciones, todas ellas en envíos de naranja, mayoritarios desde este país. Por ello, Peris señala que el sector deberá "seguir presionando" para tratar de que Bruselas le escuche.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email