X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

paella, también en agosto

Casa Carmina 

Comer en Casa Carmina es aproximarse a los orígenes de El Saler y el Parque Natural de la Albufera, recuperar la cocina tradicional valenciana donde el arroz, el all i pebre de anguila y el producto comparten trono

Por | 27/07/2018 | 1 min, 5 seg

Eduardo y Carmina abrieron Casa Carmina en 1988 como una pequeña casa de comidas en el pueblo de El Saler. Antes, el abuelo Dionís se encargaba de preparar las paellas y los all i pebres a los señoritos. Treinta años después, sus hijas, Maria José en al cocina y Carmen en sala, han perpetuado el legado de sus antepasados, sin alejarse de aquello en lo que son maestros, una propuesta clásica valenciana con alma. 

Calamar de playa, clóchinas o gamba de Dénia para empezar. Paella valenciana, fideua, arroz a banda o paella de sepia, espárragos y ajos tiernos para continuar. Da lo mismo el que elijas. Cualquiera de ellos te reconcilia con esos sabores de antes donde no había prisas y sí una gran dosis de cariño en la preparación de los guisos. Casa Carmina es una de las grandes arrocerías que tenemos a tiro de piedra de Valencia, un restorán de los de antes donde saben hacer las cosas.

Comenta este artículo en
next