GRUPO PLAZA

obras realizadas entre 2001 y 2011

Ciegsa facturó más de 5'4 millones de euros de sobrecoste en Gandia

18/02/2016 - 

GANDIA. Las obras en centros educativos de Gandia, adjudicadas por la Generalitat a la empresa pública Ciegsa del 2001 al 2011, tuvieron un sobrecoste de 5,4 millones de euros. Según un informe de la Generalitat Valenciana, las obras terminaron teniendo un sobrecoste de más de un 36% lo que se traduce en 1.000 millones de euros en las tres provincias que “se despilfarraron de manera irresponsable y que, en la mayor parte de los casos, tenían una finalidad de comisión que apunta, presuntamente, a la financiación ilegal del Partido Popular”. 

Así lo ha denunciado la concejal de Educación de Gandia, Laura Morant, que ha señalado que se observa un exagerado incremento del montante inicial de la adjudicación respecto al coste final de la obra y que se justificaba por cambios en el proyecto original o la colocación de más aulas prefabricadas. Unos sobrecostes de Ciegsa que en Gandia alcanzan los 5.440.082,40 euros y una desviación del 26% y que, en su opinión, representan "la marca de la vergüenza, de la corrupción y saqueo del PP”. 

En pormenorizado, se trata de siete centros de la capital de la Safor cuyas obras se adjudicaron entre 2001 y 2011: En el colegio Botànic Cavanilles se produjo un sobrecoste del 14% (529.213,04 euros), en la Escuela Oficial de Idiomas del 7% (234.525,51 euros); en el Instituto Veles e Vents del 13% (636.107,19 euros); en el Roís de Corella del 24% (533.741,99 euros) y en el Colegio San Francisco de Borja un 9%. Los casos en los que el presupuesto final fue mucho más elevado que el inicial son el colegio de primaria Joan Martorell, con un 94% (1.302.716,07 euros), y el colegio Joan XXIII, con un 86% (1.945.599,19 euros). 

Unos centros educativos que, tal y como ha señalado a Valencia Plaza, han requerido de intervenciones posteriores. Por ejemplo, en el colegio Joan XXIII se llevaron a cabo trabajos en la cubierta de la zona de juegos del patio infantil; en el Colegio San Francisco de Borja se ha reformado todo un patio; la Escuela Oficial de Idiomas tiene problemas de acondicionamiento, los patios del Joan Martorell están en mal estado y el Instituto Veles e Vents del Grau necesita más aulas. 

Para Morant, este aumento del precio inicial es “la marca de la vergüenza, de la corrupción y del saqueo del Partido Popular” y lamenta que ese dinero no se ha invertido directamente en la educación. Un hecho que contrasta con la actual gestión, donde “entre Ayuntamiento (ayudas de la Diputación de Valencia) y Conselleria (obras urgentes Ausiàs March, el nuevo mapa educativo de inversiones y reformas, Xarxallibres) se está dejando la piel para solucionar el disparate anterior y dar prioridad a las cosas que la tienen como la educación entre otros".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email