GRUPO PLAZA

el festival presenta sus secciones oficiales

Cinema Jove recupera el pulso

31/05/2022 - 

VALÈNCIA. Pasada la tempestad, llega el momento de la calma, si es que acaso puede existir para un festival de cine. Cinema Jove presentó ayer sus secciones oficiales de largometrajes, cortometrajes y webseries, y por primera vez en muchos años, la gestión y los movimientos orgánicos no fueron los protagonistas, sino los títulos de las películas, que vuelven a subir el nivel notablemente tras un 2020 y un 2021 con grandes aciertos.

Si en la edición anterior tuvo como ejes la soledad y los relatos de la adolescencia, este año los coming-of-age vuelven a ser protagonistas de los filmes que presentan directores y directoras menores de 40. En este caso, muchas de las historias planteadas son autobiográficas, y la atención se diversifica en un abanico “nunca antes visto” de países e idiomas, según ha explicado Carlos Madrid, el director del festival.

Madrid también ha destacado que, a pesar de que siempre visitan diferentes mercados internacionales, también se han nutrido de la convocatoria del festival. Los comités de selección han considerado 390 largometrajes y más de 1000 cortometrajes, aunque finalmente han llegado a la programación 9 y 57, respectivamente.

Este año se sigue notando las consecuencias del coronavirus en el audiovisual: “el confinamiento alargó los tiempos de producción en 2020 y los acortó en 2021, la plena normalidad aún no está, y con los plazos que manejamos en el festival, es difícil que la tengamos alguna vez”. Aún así destacada que “si bien el equipo se va incorporando a lo largo del año” sí se ha notado el cambio de poder ir haciendo el festival a lo largo del año tras años convulsos sin un contrato estable ni siquiera en la dirección.

Rehana

Largometrajes: de Cannes a Kazajistán

Los nueve largometrajes seleccionados buscan ser un abanico de las experiencias jóvenes de los propios autores y autoras, con la mirada especialmente puesta en Asia. Además, la mayoría de películas cuentan “con personajes femenino empoderados y resilientes”, a través de “historias familiares aparentemente pequeñas, pero con un claro compromiso político”. Kazajistán se estrena en el festival con Hapiness, un relato que habla la sociedad patriarcal del país contrastando el marketing de una marca cosmética —de la que toma el nombre el film— con el día a día de una mujer.

La Tana, una cinta italiana de la debutante Beatrice Baldacci, cuenta la historia de el enamoramiento estival entre dos jóvenes entre los que se guarda un secreto: la enfermedad de la madre de ella. Rehana, de Abdullah Mohammad Saad, ha sido el primer film bengalí en participar en una sección oficial en Cannes (Un Certain Regard), y narra el viaje de una profesora para investigar un caso de agresión sexual.

En A Feature Film About Life, la directora lituana Dovile Sarutyte pone en pantalla a una joven que decide preparar ella misma el funeral de su padre; mientras que en Geranium, del turco Çağıl Bocut, Defne regresa a su ciudad natal para cuidar de su padre que acaba de sufrir un derrame cerebral. 

Hapiness

Small, Slow but Steady, de Shô Miyake, que participó en Panorama del Festival de Berlín, es un drama en el que una mujer sorda compagina su trabajo con el sueño de ser boxeadora. Por otro lado, The Stranger, rodada en los Altos del Golán (un territorio ocupado por Israel y reclamado por Siria y Líbano) cuenta, precisamente, la delicada situación política a través de la historia de un hombre que se siente extraño en su tierra, bajo la mirada del director Ameer Fakher Eldin.

Ich Ich Ich llega con el aval de Zora Rux, una directora que -si bien desconocida- es una discípula de Roy Andersson, cuya influencia queda bien reflejada en el surrealismo que imprime en un film que retrata una pareja en la que la joven ha rechazado la propuesta de matrimonio. Por último, Jet Lag, de Zheng Lu Xinyuan, también procedente de Berlín, es un estimulante híbrido entre documental y arte y ensayo sobre el viaje de una familia desde China hasta Myanmar para conocer la historia del bisabuelo, desparecido en la década de los 40.

La sección de cortometrajes se engalana

El abanico de la sección de cortometrajes amplia aún más el imaginario de los largos y lo hace este año sacando más pecho que nunca, ya que Cinema Jove programa tanto la flamante Palma de Oro de Cannes, The Water Murmurs (Jianying Chen), como el Oso de Oro de la Berlinale, Trap (Anastasia Veber). Clermond-Ferrand, Annecy o Locarno también forman parte de los festivales de los que también se nutre la selección que se podrá ver en la Sala Rialto. Historias que, según explica el festival, ponen el acento “en la dificultad de abandonar el nido y el tránsito a una edad adulta”. Por destacar otros tres cortos del más de medio centenar de títulos, se podrá ver el último viaje onírico de Lois Patiño, El sembrador de estrellas; Harta, el cortometraje de Júlia de Paz Solvas tras estrenar su primer largometraje, Ama; y Perro Asesino, del valenciano Alexander Lemus.

The Water Murmurs

Webseries: dos jornadas entre la exhibición y lo profesional

La selección de webseries, la tercera sección oficial, vuelve a poner de relevancia la relación estrecha del formato y el contenido, con varias historias sobre el entorno digital y las consecuencias de la tecnología en la rutina, además de incluir historias sobre el confinamiento y producciones experimentales y colectivas. Además, como es habitual, los dos días frenéticos de esta sección traerá a València a grandes voces de este formato para debatir y formar en torno a este a través de diferentes masterclass. Entre ellas, destaca la presencia de Adjani Salmon, autor de la webserie premiada por el festival en 2019 Dreaming Whilst Black, que contará cómo su idea le ha catapultado a trabajar en la BBC.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme