GRUPO PLAZA

la startup desembarca en EEUU y crea una api

ClimateTrade, el Amazon de las empresas para compensar su huella de carbono

11/05/2022 - 

VALÈNCIA. Reducir la huella de carbono es uno de los grandes retos de la humanidad y de las empresas, que tienen por delante el compromiso de cumplir con el Acuerdo de París, que fija que en 2050 el lanzamiento de gases de efecto invernadero a la atmósfera, especialmente de dióxido de carbono (CO2), tiene que equivaler a cero. Un largo camino en el que las empresas deben encaminar sus acciones a alcanzar ese gran reto de evitar que el aumento de la temperatura del planeta supere los 2ºC para evitar peores efectos del Cambio Climático. Un objetivo que también pasa por compensar la huella de carbono, que consiste en neutralizar la cantidad de emisiones de CO2 que emite una persona, empresa, organización o servicio cuando se desarrolla una actividad, invirtiendo económicamente en un proyecto ambiental.

Una alternativa para aquellas empresas que por motivos de producción —cadenas de valor, maquinarias,…— no pueden reducir su huella de carbono pero, además, es su única manera que para alcanzar la neutralidad en carbono. Una opción que surge con la firma del Protocolo de Kioto en 1997, donde nacieron los créditos de carbono, una herramienta económica para que las empresas que contaminan más, en lugar de pagar la penalización a los gobiernos a través de impuestos, inviertan directamente en proyectos sostenibles que generaran un impacto positivo en el planeta. 

Y es precisamente en este mercado donde se centra ClimateTrade, una startup impulsada por Francisco Benedito y Pedro Ramón López, fundador y cofundador respectivamente, que nació en 2017 bajo el nombre de ClimateCoin. Fue en 2018 cuando se cambia el nombre por ClimateTrade, el primer marketplace mundial de compensación de carbono basado en tecnología blockchain. “Nace porque Francisco Benedito y Pedro Ramón López tenían experiencia en el mercado financiero y detectaron la oportunidad de negocio, pero también porque se dieron cuenta de que querían dejar un mundo mejor para su hijo”, explica Ana Karen Zapata actual directora de Operaciones de ClimateTrade. 

Bajo esa convicción se pusieron en marcha para aportar su granito de arena y poner solución a problemas que se generaron tras la creación de los créditos de carbono, como la especulación y la opacidad en las transacciones. La solución fue apostar por la transparencia a través de la tecnología blockchain. “El uso del blockchain garantiza la integridad de los datos y evita la doble contabilidad de los créditos de carbono, pues todas las transacciones son trazadas, generando así confianza y asegurando el impacto real de las actividades de compensación de carbono”, explica Ana Karen Zapata. 

Una transparencia con la que también se reducen los costes de las transacciones pues, como en cualquier mercado tradicional, en el de créditos de carbono “los brokers, intermediarios en esas operaciones, empezaron a especular y se llevaban la mayor parte del beneficio pero, además, había muchas fluctuaciones en los precios porque podían variar según el intermediario”, critica Ana Karen resaltando que esa realidad “afectaba a los vendedores de créditos y a los compradores, a quienes por esa falta de transparencia se les podía vender los mismos créditos varias veces”. Lo explica poniendo énfasis en el objetivo de ClimateTrade: hacer que el mercado de carbono sea más eficiente y efectivo. 

La solución fue crear un marketplace que conectara a los compradores de derechos de emisión de carbono con desarrolladores de proyectos sostenibles.“ClimateTrade actúa como eBay o Amazon pues los desarrolladores de proyectos lo suben a nuestra web, ponen el precio que consideran y lo publican. Una vez que los proyectos son certificados, las transacciones se hacen en la web y son registradas en blockchain”, comenta sobre ese valor añadido de ClimateTrade. Por tanto, al no interferir en el precio que pone el vendedor, ClimateTrade hace una labor de mediación.

ClimateTrade acaba de lanzar una API para permitir a las empresas que ofrezcan productos y servicios neutros en carbono a sus clientes

Asimismo, este sistema de compra-venta ayuda a agilizar los procesos. “Los procesos podían llegar a ser costosos y podían pasar hasta tres meses, lo que podía hacer que una persona vendiera dichos créditos en ese periodo de tiempo a distintas personas”, denuncia Ana Karen. Una situación a la que el marketplace basado en blockchain pone también solución pues la operación se realiza en cuestión de minutos, evitando con ello esa doble contabilidad. “Todo queda registrado por blockchain así que hasta que no esté el certificado subido la persona no cobra”. 

En la actualidad, la startup valenciana cuenta con más de 3.500 empresas registradas y organizaciones como Cabify, Telefónica, Correos, Santander o Danone han utilizado su plataforma, a través de la que se han compensado ya más de dos millones de toneladas de carbono. En cuanto a los proyectos que tiene para compensar la huella de carbono, Ana Karen asegura que todos están verificados por organizaciones y cuentan con los más altos estándares de reputación internacional, como el Registro CDM de las Naciones Unidas, Verified Carbon Standard (VCS) y Gold Standard.

Un paso más: medir la propia huella de carbono

Como recuerda Ana Karen Zapata, a la hora de calcular la huella de carbono de una compañía hay que tener en cuenta el tipo de emisiones, clasificas en tres grandes grupos: Scope 1, Scope 2 y Scope 3. Por tanto, aunque “hay unos márgenes lícitos establecidos por ley, tú puedes calcular tu huella dentro de esos márgenes pero también ir un paso más y ser más riguroso en la medición”. Un cálculo que ya están todas las empresas obligadas a realizar, incluidas las pymes. “Las pymes están perdidas en este asunto y son las grandes empresas las que llevan la delantera porque tienen más recursos y capacidad para contratar a un equipo de sostenibilidad, pero las pymes también tienen sus opciones y posibilidades”. Una desigualdad a la que Ana Karen pone pronto solución: “se deberían ofrecer más herramientas de medición de la huella de carbono e información a las empresas, pero también darle un poquito más de voz a las empresas que nos dedicamos a esto”.

En este punto ClimateTrade ha dado un paso más y acaba de lanzar una API y un Widget para permitir a las empresas que ofrezcan productos y servicios neutros en carbono a sus clientes. De hecho, empresas como Cabify, Telefónica o Meliá ya están incorporando esa herramienta para que el cliente conozca la huella de carbono que genera y pueda compensarla. “Estamos dando la oportunidad para que las personas neutralicen su huella de carbono, haciendo partícipe a un consumidor que cada vez está más concienciado de esta problemática, pero también estamos permitiendo que las empresas tengan un control de la huella de carbono del scope 3”, comenta sobre los proyectos que tiene en marcha la startup. 

A nivel de expansión internacional, ClimateTrade acaba de abrir sus oficinas en Miami para empezar sus operaciones en Estados Unidos. Un paso que se dio tras recaudar siete millones de euros en una ronda Pre-Serie A cerrada en Europa en diciembre de 2021, y que la startup plantea completarla con otros trece millones de euros adicionales en una ronda americana. Esto sumaría una serie A por un total de veinte millones de euros. “A efectos fiscales la empresa estará en Estados Unidos pero el core y todo el equipo seguirá estando en València”, comenta la directora de Operaciones de ClimateTrade. Además, acaban de abrir también en Corea del Sur y ya miran hacia Europa: “Vamos viendo dónde tiene sentido dónde vamos y ahora la idea es empezar a crecer hacia arriba de Europa, como Alemania o Reino Unido”.

Noticias relacionadas

CRÓNICAS POR LOS OTROS

La moda sostenible de Manuel Fernández

Desde hace un tiempo existe una tendencia manifiesta en trabajar la moda con un enfoque sostenible, desde el respeto y cuidado al medio ambiente y con una preocupación y compromiso social en la recámara de todas las creaciones. En todo este tiempo el diseñador alicantino de prestigio internacional, Manuel Fernández, ha sido un referente en lo que ahora se llama “moda sostenible”. Una figura y un compromiso  que ha sido premiado por el Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunitat Valenciana.  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme