GRUPO PLAZA

El Colegio de Médicos concede la Medalla de Oro al Hospital La Salud

1/12/2020 - 

VALÈNCIA (VP). El Ilustre Colegio de Médicos de Valencia concede este año la Medalla de Oro, la máxima distinción que otorga esta institución, al Hospital La Salud como reconocimiento a toda su trayectoria y coincidiendo con la celebración de los 125 años del hospital. El acto de entrega ha sido aplazado por las circunstancias actuales derivadas de la covid y se realizará cuando la situación lo permita.

“Para el hospital es motivo de profundo agradecimiento recibir esta distinción que llega además de una Institución tan importante en nuestro sector como es el Colegio de Médicos. Llevamos 125 años trabajando para los valencianos y las valencianas y este reconocimiento no anima a seguir trabajando por y para la sociedad valenciana 125 años más, con la misma ilusión y vocación de servicio que nos caracteriza desde el principio”, asegura la Hermana Purificación Bellido, Directora Titular del Hospital.

En 1895, abrió sus puertas lo que hoy es el Hospital La Salud. Lo hizo como Instituto Ginecológico del doctor Manuel Candela, médico y propietario del centro, que estaba administrado por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana que se encargaban también de los servicios asistenciales.

Posteriormente, en 1915, el centro pasó a ser propiedad de la Congregación. En ese momento, el centro pasó de atender solamente a mujeres y niños a convertirse en hospital general. Exceptuando los tres años de la Guerra Civil, periodo en que las hermanas tuvieron que abandonar el hospital de forma obligatoria, el centro no ha cambiado de manos.

“Durante estos 125 años, hemos dedicado mucho trabajo y esfuerzo de mejor en los procesos, en la actualización de los espacios y en el aprendizaje de una nueva forma de trabajar para mantenernos en la línea que ha marcado toda nuestra forma de ser y pensar: la Hospitalidad que nos hace acogedores y cercanos”, explica la Hermana Bellido.

Nueva imagen visual

Y precisamente este año en el cual el hospital cumple 125 años de vida, las Hermanas de la Caridad de Santa Ana han decidido adaptar la imagen visual y verbal del hospital a la Hospitalidad que es el 4º valor que profesan y que desde ahora va a ser también el territorio de marca con el que se va a asociar al centro.

Es un territorio que denota calidez y cercanía porque Hospitalidad es amabilidad, honestidad y acogida.  Por ello, el claim de marca que acompaña al logotipo de La Salud es “Tu Hospital”. Un territorio que se verá reflejado desde ahora en toda la estrategia de comunicación.

El reposicionamiento del hospital viene acompañado de un cambio en la identidad verbal: el Hospital Casa de Salud se llama desde ahora La Salud., y de un restyling de la marca para rejuvenecerla y darle personalidad y carisma, pero sin perder la esencia y los valores que han acompañado al hospital durante 125 años. El símbolo que acompaña al nombre es una cruz que asocia al hospital al mundo de la salud pero cuya línea vertical es una puerta que se abre en señal de acogida y hospitalidad.

Y para trabajar de una forma tangible los valores de hospitalidad, acogida, honestidad y amabilidad y que el paciente se sienta más acogido en el centro, el Hospital tiene previsto continuar actualizando y modernizando sus instalaciones.

El centro ya renovó en 2017 43 habitaciones de la tercera planta para dedicarlas en exclusiva a la Maternidad.

Maternity Room

Este año, además, se ha abierto la Maternity Room, una sala que puede usarse tanto para realizar la dilatación de bajo riesgo en un entorno más íntimo y confortable, como para disfrutar de un parto mínimamente intervenido en un entorno seguro donde se respeten las preferencias de las mamás.

La sala se ha diseñado para que la embarazada se sienta en un entorno cálido e íntimo, lo más parecido posible a su casa, con el objetivo de favorecer una experiencia de parto que abarque los 5 sentidos. Cuenta con cromoterapia y regulador de intensidad de luz, con difusores de aceites esenciales para favorecer la relajación y con música que cada persona puede elegir. Además, el hospital permite que la mamá esté acompañada de la persona o personas que ella quiera.

Se trata, según explica Amparo Lacalle, matrona de la Maternity Room, “de favorecer la liberación de oxitocina y endorfinas que son las hormonas que facilitan el parto y de reducir al máximo el nivel de estrés que puede generar la estancia en un hospital”.

Durante el proceso de dilatación, la mamá tiene total libertad de movimiento para que busque la postra que le sea más cómoda en cada momento gracias a la monitorización intermitente con telemetría. Se intenta respetar y satisfacer sus deseos en el ambiente más acogedor posible siempre y cuando no supongan ningún peligro ni para su vida ni para la del bebé.

Durante el proceso, el equipo de matronas facilita distintos métodos de analgesia como el óxido nitroso, inyecciones en el rombo de michaelis o la posibilidad de sumergirse en la bañera obstétrica con agua caliente.

La sala pone a disposición de la mamá, además, una cama articulada que se adapta a cualquier posición, lianas para hacer fuerza, descolgarse y empujar mejor además de favorecer la postura vertical, una silla de partos para poder estar en cuclillas sin hacer fuerza y abrir de esta manera la pelvis o una pelota que ayuda en las primeras fases porque moviliza la pelvis.

Si la mamá opta por dar a luz en la sala, inmediatamente después del parto se favorece el piel con piel, el pinzamiento tardío del cordón umbilical y el incio precoz de la lactancia materna.

Estar en una sala de parto respetado dentro de un centro hospitalario garantiza una mayor seguridad, ya que La Salud cuenta con quirófanos, UCI de adultos y neonatal y ginecólogos de presencia que pueden actuar ante cualquier eventualidad.

Con la apertura de esta sala, el hospital hace una clara apuesta por ofrecer a las mamás todo lo que puedan necesitar: antes, durante y después del parto. Desde cursos de preparación hasta talleres de lactancia y talleres para las familias.

Cirugía cardiaca

Además, el hospital cuenta con un amplio equipo de especialistas en pediatría y con todas las subespecialidades pediátricas. En este sentido, este año ha puesto en marcha una Unidad de cardiocirugía infantil dirigida por el prestigioso cirujano cardiovascular, doctor José María Caffarena que es también el jefe del Área del Corazón y jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca Infantil del Hospital de San Joan de Déu Barcelona.

El Dr. Caffarena es un referente mundial en Cirugía Cardíaca Infantil y Neonatal y ha realizado más de 450 correcciones anatómicas en bebés con transposiciones de grandes arterias, con una mortalidad inferior al 3% y más de 7.500 cirugías cardiacas infantiles en sus 25 años de experiencia con resultados equiparables a los de los mejores cirujanos internacionales. El Servicio que dirige tiene una tasa de supervivencia del 98% en pacientes de Cirugía Cardíaca. Desde 2006 hasta 2010 fue también jefe de Sección de Cirugía Cardíaca Infantil del Hospital La Fe.

Referente nacional

La Unidad de La Salud es la única unidad privada existente en la Comunidad Valenciana y la segunda en España capaz de tratar y atender casos de alta complejidad. En este sentido el Dr. José María Caffarena apunta que “la unidad, por la experiencia y preparación de su equipo es un referente a nivel nacional a nivel privado para el tratamiento de defectos congénitos en pacientes pediátricos”.

La conforman un equipo multidisciplinar de cardiólogos, cirujanos, intensivistas y hemodinamistas para ofrecer un tratamiento integral quirúrgico de cardiopatías congénitas que atiende desde recién nacidos a pacientes hasta la edad adulta.

Pioneros en técnicas mínimamente invasivas en válvula aórtica

No solo es referente el hospital en cardiocirugía infantil. También lo es en cardiocirugía de adultos. En este sentido, el equipo de cirugía cardiovascular del hospital, coordinado por el Dr. Fernando Hornero, fue pionero en la sanidad privada en Valencia hace 10 años en la colocación de implantes aórticos a través de la vía transfemoral.

Los rápidos avances de la tecnología médica han impulsado el desarrollo de la técnica de implantación percutánea de reemplazo aórtico (TAVI) hasta situarlo en la vanguardia de las opciones de tratamiento para la estenosis aórtica. La progresión del TAVI ha hecho que pase de ser una intervención realizada en quirófanos híbridos o en el laboratorio de cateterismo y anestesia con sedación con una pronta recuperación del paciente y menor estancia hospitalaria.

La técnica TAVI tiene ventajas importantes para el paciente. “La recuperación y el alta de los pacientes es más precoz, de 2 a 3 días, frente a los 5 a 7 días de la cirugía abierta”, asegura el Dr. Hornero.

Alta complejidad

Además de la cardiocirugía, La Salud dispone de la tecnología y los profesionales más preparados para afrontar cualquier cirugía de alta complejidad: torácica, neurocirugía, oncológica… así como un experto equipo en radiología intervencionista.

El hospital dispone además de una UCI de adultos completamente equipada que ha atendido exitosamente a un paciente covid que ha estado 145 días ingresado y de una UCI pediátrica y neonatal que saca adelante a bebés prematuros con pesos que a veces no llegan a los 500 gr.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email