X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

aniversario

Como si China entera se hubiera subido al metro

En las tres décadas en funcionamiento de FGV sus trenes han llevado a más de 1.381 millones de personas por València y Alicante. La entidad afronta el futuro sin grandes medios para adquirir nuevos trenes y el recuerdo indeleble del accidente de julio de 2006

5/03/2017 - 

VALÈNCIA. Tres décadas, seis lustros. Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana celebra a lo largo de 2017 su 30 aniversario. Una onomástica que sirve para echar la vista atrás y analizar lo que ha sido y lo que es la empresa pública de transporte ferroviario que presta servicio en València y Alicante; 30 años a los largo de los cuales 1.381.730.377 viajeros se han subido sus trenes, algo así como si China entera hubiera pasado por sus vagones. De esos 1.381 millones, poco más de 100 millones son usuarios del Tram alicantino y 1.281 millones de Metrovalencia.

El principio de todo 

El 8 octubre de 1988 se abrió el primer tramo subterráneo de la actual red de Metrovalencia. Con un recorrido de apenas siete kilómetros y ocho estaciones, unió las líneas de cercanías de Llíria, Bétera y Rafelbunyol, situadas al norte de la ciudad, con la línea de Villanueva de Castellón, al sur, con un túnel entre las estaciones de Ademuz y València Sud. Los primeros años era habitual encontrar grandes charcos de agua, producto de filtraciones, en el suelo de los andenes de algunas de las estaciones más céntricas como Ángel Guimerá o Plaza España. 

Por su parte, la red de transporte de viajeros del TRAM Metropolitano de Alicante inició su desarrollo mirando a la costa, a partir del eje formado por la línea de vía estrecha que discurría entre Alicante y Dénia. La línea se explotaba entonces íntegramente con trenes a gasoil. Favorecida por la singular belleza de su recorrido, gozaba un notable potencial turístico. FGV incrementó ese potencial mediante el lanzamiento de productos como el Limón Express o el Trensnochador.

El doble de trabajadores 

El personal que comenzó a prestar servicio en FGV el 1 de enero de 1987 estaba compuesto por 882 trabajadores, todos ellos procedentes de la plantilla de FEVE, que fueron transferidos. De ellos, 753 pertenecían a la explotación de València y 129 a la de Alicante. En la actualidad, y pese a un traumático ERE, el número de trabajadores es casi el doble. En concreto FGV da empleo a 1.525 trabajadores, 1.211 en València y 314 en Alicante.

'Camins de ferro'

En 1999, el entonces nuevo canal de RTVV, Punt 2, concluía sus emisiones con un programa llamado Camins de ferro en el que se recorría algunas líneas ferroviarias, filmado todo desde la cabina del conductor, con música instrumental de fondo rara vez sincronizada. Entre las líneas escogidas se encontraban las de Metrovalencia, el tranvía o el TRAM alicantino.

Han dado la vuelta al mundo miles de veces

En estos treinta años se han pasado de las seis líneas de 1987 (cinco en València y una en Alicante) a las 14 actuales (nueve en València y cinco en Alicante). Igualmente ha sucedido con los caminos de hierro, que han aumentado. Así, de los 209,7 kilómetros de raíles de 1987, 116,7 en València y 93 en Alicante, se ha pasado a los 267 actuales, con 156,3 en València y 110,7 en Alicante. Los trenes de FGV también han recorrido más kilómetros que Phileas Fogg. Los de Metrovalencia podrían haber dado 4.428 vueltas al mundo, ya que han recorrido 177.116.158 kilómetros, mientras que los del TRAM de Alicante podrían haber hecho lo propio 1.037 veces ya que han viajado 41.483.760 kilómetros.

Accidente del 3 de julio de 2006 

El 3 de julio de 2006 tuvo lugar, en el tramo subterráneo entre las estaciones de Plaza de España y Jesús de la Línea 1 de Metrovalencia, el accidente más grave la historia de FGV, con un balance de 43 muertos y 47 heridos. Los medios públicos de comunicación silenciaron el caso, especialmente Canal 9. Les Corts cerró la investigación del siniestro en apenas un mes. La conclusión de la comisión fue desalentadora para las familias: no había responsables. 

Las víctimas y sus familiares reaccionaron unas semanas después de la tragedia y se agruparon en torno a la asociación Víctimas del Metro 3 de julio. Protestaron y sufrieron coacciones y presiones, con un nombre propio, el de Juan Cotino. Pese a ello, no se rindieron. Durante años se congregaban cada día 3 de mes en la Plaza de la Virgen de València para protestar por la ley del silencio impuesta por el Consell de Francisco Camps. Hubo veces que sólo eran unas decenas.

No fue hasta la llegada del programa de La Sexta Salvados de Jordi Évole que buena parte de la sociedad valenciana se dio cuenta de la dimensión de la tragedia. La reacción popular que siguió al programa contribuyó a que se desmontara la tesis oficial. El cambio político hizo el resto y una nueva comisión de investigación dictaminó 13 responsables del accidente. La crónica de esta lucha se halla resumida en los 82 minutos de metraje de un documental que se estrenó el pasado 14 de febrero, La estrategia del silencio.

Los 'portugueses'

El vestíbulo de la antigua estación de Pont de Fusta de València acoge estos días la exposición Del trenet a FGV, que recorre estos 30 años de historia. Como gran elemento diferenciador destaca la presencia en el exterior del edificio del automotor 503, un antiguo trenet. Estos trenes eran conocido como los “portugueses” y prestaron servicio en las líneas de Llíria, Bétera, Rafelbunyol y Grao, desde 1943 hasta ser dados de baja entre 1984 y 1987. 

Pocos trenes, poco dinero

Uno de los datos más sorprendentes es el escaso incremento de unidades de tren en estos años. En 1987, lo que técnicamente se llama material móvil, se componía de 95 unidades, 87 en València y ocho en Alicante. Aparte, se contaba con tres locomotoras y 12 coches de viajeros del Limón Exprés. En 2017 el material móvil asciende a 146 unidades, 106 en València y 40 en Alicante. Aparte, hay dos locomotoras y 12 coches de viajeros del Limón Exprés. La principal consecuencia de esto es la baja frecuencia del transporte, especialmente los fines de semana. Uno de los retos de futuro es incrementar el número de vagones, pero las carencias presupuestarias lo hacen prácticamente inviable. Estas mismas carencias hacen que concluir la Línea T2 de València sea una entelequia. Por ese motivo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó, han pedido ayuda al Gobierno central. El abandono que sufría esta obra es tal, que un grupo de jóvenes organizó esta Nochevieja una raveAntes había sido empleada como río subterráneo

Cuatro veces más usuarios

El crecimiento de viajeros ha sido exponencial. En el primer año de existencia se alcanzaron los 17,4 millones, con 16,2 en València y 1,1 en Alicante. En 2016 se han sobrepasado los 73,5 millones de viajeros, con 63,1 en València y 10,4 en Alicante, lo que significa más de 170.000 viajeros diarios en la primera ciudad y en torno a 30.000 en la segunda. En el caso de València se han cuadriplicado; en el de Alicante, se han multiplicado por diez. 

Retos de futuro

FGV mantiene algunos objetivos de cara al futuro principalmente referidos al número de viajeros que pasan por sus instalaciones. En abril de este año se espera alcanzar la cifra casi redonda de los 1.400 millones de viajeros. Igualmente, a lo largo de este año, en septiembre, con el nuevo curso se esperas alcanzar los 140 millones de viajeros del Tranvía de València. Por su parte, el TRAM de Alicante alcanzó el pasado 23 de diciembre 2016 su meta de los 100 millones de viajeros.

Las estaciones más transitadas

Las estaciones se han duplicado prácticamente. Desde las 106 que inauguraron la andadura de FGV (71 en València y 35 en Alicante) se ha pasado a las 206 actuales (137 en València y 69 en Alicante). Algunas de ellas, todas de metro, son millonarias. 18 estaciones de Metrovalencia superaron el millón de viajeros en 2016, 15 de ellas de la ciudad de Valencia y tres del área metropolitana. La que más tráfico de usuarios tuvo fue Xàtiva, con 4,6 millones de viajeros, mientras que la estación de fuera de València con más tránsito fue la de Mislata, con 1,6 millones usuarios. La parada de tranvía con más desplazamientos fue La Carrasca, con 853.552 clientes.

13 objetos perdidos al día 

El número medio de desplazamientos que los usuarios de Metrovalencia realizaron a la semana se situó el pasado año en 7,9 viajes y el 62,9% de los viajeros utilizaron el servicio de lunes a viernes. Tanto trasiego tiene sus consecuencias. Metrovalencia recogió más de 4.800 objetos perdidos durante 2016, un 13% más que el año anterior y la cifra más alta de la última década. Dentaduras, muletas, jaulas para pájaros e incluso alfombras de dos metros, se hallaron en los vagones de FGV. Los usuarios pierden una media de trece artículos al día y 405 por mes, sobre todo tarjetas transporte, documentación y carteras. Un 60% de los enseres perdidos en los trenes, tranvías, paradas o estaciones es recuperado por sus propietarios.

Los nombres detrás del diseño

Desde 1998 la imagen corporativa de FGV, creada en 1987 por Paco Bascuñán, es completada por la marca comercial Metrovalencia, con un nuevo logotipo diseñado por Paco Bascuñán y Pepe Gimeno. Gimeno fue también el responsable del diseño de la marca del TRAM de Alicante. En 2007 Alberto Corazón diseño la imagen de los tranvías de Alicante con la A como característica. Para este 30 aniversario se ha seleccionado una imagen diseñada por estudio Menta que, bajo el lema No hem parat d’avançar, 30 anys en moviment, relaciona con la idea de movimiento, aquello que ve el pasajero por la ventana, un paisaje en movimiento: tierra, mar y aire.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email