Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

GOBIERNO DE ESPAÑA

Compromís (o parte de él) insiste en que se apure un pacto PSOE-Podemos-C’s

2/07/2016 - 

VALENCIA. La coalición Compromís, o al menos parte de ella, sigue aferrándose a la posibilidad de que pueda conformarse un Gobierno de España que no esté presidido por el líder del PP, Mariano Rajoy. Una opción que no fue posible tras el 20D pese a que los números eran sensiblemente mejores para la izquierda: en aquel momento, la falta de entendimiento entre PSOE y Podemos impidió un acercamiento que convirtiera al socialista Pedro Sánchez en presidente del Gobierno.

Con quien sí llegó entonces a un acuerdo el secretario general del PSOE fue con Ciudadanos. Una vía que soliviantó a la formación liderada por Pablo Iglesias, lo que terminó de enterrar cualquier opción de pacto que pudiera producirse entre ambas organizaciones. De hecho, algunas fuerzas políticas como Compromís, justifican parte de su discreto resultado en la penalización del electorado a las fuerzas de izquierdas por no haber sido capaces de llegar a un acuerdo.

No obstante, la formación valenciana no se resigna a dar por imposible un acuerdo de talante progresista. Las reacciones inmediatas de sus dirigentes tras el 26J ya iban por esa línea: la suma entre PSOE (85), Unidos Podemos más confluencias (71) y Ciudadanos (32), arroja un total de 188 parlamentarios que supera en 12 escaños la mayoría absoluta.

En este sentido, desde el entorno de la vicepresidenta del Consell y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, abogan por apurar las opciones sobre un posible acuerdo de estas características. Una solución mayoritaria que impediría que Rajoy siguiera gobernando y, además, sacaría del tablero a las fuerzas independentistas: una circunstancia clave para PSOE y C's.

La posibilidad, no obstante, se antoja muy complicada, dadas las grandes diferencias que han mostrado especialmente en los últimos tiempos Podemos y C's, que si bien inicialmente compartieron cierta simpatía por su similar carácter de fuerzas emergentes, en esta segunda ronda del 26J se han dedicado duros ataques, con tensión incluida entre Pablo Iglesias y Albert Rivera.

En cualquier caso, la tesis de un pacto PSOE-Podemos-C's se ve en ciertos sectores del Bloc con escepticismo e incluso con pocas dosis de entusiasmo. De hecho, en la formación nacionalista hay quien opina que Compromís podría tratar de jugar sus opciones con el PP con los cuatro escaños propios -o en su defecto los dos del Bloc- que ostentan si se cumplieran al completo las máximas reivindicaciones valencianas. Una posición que formaciones nacionalistas como PNV y en su época CiU mantuvieron sin ningún rubor llegando a acuerdos con PP y PSOE, aunque resultaría difícil de justificar por parte de una fuerza política que se integró en confluencia con Podemos y Esquerra Unida.

Cabe recordar que Mariano Rajoy ganó las elecciones generales con 137 escaños. Un hipotético respaldo de Ciudadanos le situaría con 169 diputados, a falta de siete de la mayoría absoluta. Un eventual apoyo de Coalición Canaria (+1) y PNV (+5) les dejaría a falta de un solo escaño de lograr su objetivo. Es decir, las fuerzas minoritarias pueden tener en esta ocasión un papel fundamental en la investidura del próximo presidente del Gobierno.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email