GRUPO PLAZA

REGISTRA EN MENOS DE 15 DÍAS MÁS FALLECIDOS QUE EN TODO EL MES DE OCTUBRE

La Comunitat Valenciana supera las cien muertes semanales por covid-19 por primera vez desde abril

Foto: KIKE TABERNER
15/11/2020 - 

VALÈNCIA. Las cifras de defunciones por coronavirus vuelven a crecer por sexta semana consecutiva en la Comunitat Valenciana. Solo en los últimos siete días la Conselleria de Sanidad ha notificado 130 defunciones, un registro superior incluso al reportado en la penúltima semana de abril y con el que se rebasa con creces, más de seis meses después, la barrera de las cien muertes semanales. Tanto los expertos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) habían pronosticado en septiembre un empeoramiento de este indicador, que llega espoleado por las 39 nuevas muertes que se notificaron el martes y las 31 del viernes, las dos cifras diarias más altas desde la entrada en la ‘nueva normalidad’.

De este modo, y según las actualizaciones de Sanidad, el número de fallecidos se ha multiplicado por cuatro en poco más de un mes, de las 32 defunciones registradas entre el 5 y el 12 de octubre a las 130 de la semana que concluye este domingo. Así, la Comunitat Valenciana ya ha superado, en menos de quince días, el número total de defunciones que registró en todo el mes de octubre (181), a la vez que rebasa desde este jueves las 2.000 defunciones confirmadas por coronavirus desde el inicio de la pandemia.


Tras los meses de agosto y septiembre, en los que se produjeron los primeros incrementos sostenidos de la mortalidad por covid-19, el crecimiento de las defunciones se aceleró a finales de octubre, dos semanas después del puente del día 9 que para las autoridades sanitarias marca un cambio de ritmo en la evolución de los contagios. Desde entonces, tanto los nuevos casos como las muertes se han incrementado con mayor rapidez. En el caso de las defunciones, han aumentado en más de un 56 % esta semana respecto a los siete días precedentes, mientras que los contagios han crecido un 25 % con 11.112 positivos notificados desde el 9 de noviembre.

En este sentido, y dado que la evolución de los decesos depende principalmente del avance de unos contagios que por ahora continúan creciendo, es muy probable que en las próximas semanas el número de fallecidos siga siendo muy elevado. Además, este indicador se refleja en las estadísticas tiempo después que los positivos, ya que según los informes técnicos sobre la enfermedad elaborados por el Ministerio de Sanidad, los fallecimientos se producen generalmente entre dos y ocho semanas después del inicio de los síntomas. Ello explicaría también por qué en muchas regiones de España las cifras de mortalidad todavía crecen a pesar de la estabilización los nuevos casos, como confirmaba este jueves el coordinador del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón.


En la Comunitat Valenciana, en cambio, no se aprecia de momento esa fase de meseta que se comienza a observar a nivel estatal y que según expertos como el catedrático de Parasitología en la Universitat de València, Rafael Toledo, podría indicar la cercanía del pico de esta segunda ola. “Estamos en una fase de estabilización que será más larga que la primera porque entonces se tomaron medidas más radicales”, sostiene Toledo, para quien la incidencia del virus terminará por “decaer lentamente” dado que la cantidad de infectados es cada vez mayor y las posibilidades de expansión de la covid-19 son “cada vez menores”, según explica.

Por su parte, y en declaraciones a Plaza Radio, el exasesor de la reforma sanitaria del presidente de Estados Unidos Barack Obama y exconsejero de Salud vasco, Rafael Bengoa, se mostraba partidario de endurecer las actuales restricciones con un confinamiento domiciliario que diera al coronavirus “una última estocada”. “En Corea del Sur se está creciendo al 2 % después de acometer este modelo”, afirmaba Bengoa, quien defiende desde hace meses esta respuesta porque “es posible que sea buena tanto por razones de salud como económicas”.


Sin embargo, el exconsejero de Salud destacaba que en Occidente se prefiere “jugar a esta idea de convivir con el virus y aceptar una mortalidad bastante alta”, a la vez que incidía en que en España se abrirán “dos vías” para intentar reducir la incidencia acumulada. Una de ellas sería la de seguir “a la espera de una vacuna” con medidas restrictivas similares a las ya impuestas, mientras que la otra propondría “confinar durante cinco o seis semanas” para rebajar con creces la propagación de la enfermedad.

Crece el número de pacientes con covid-19 en las UCI

Por otra parte, en las últimas dos semanas se ha producido en la Comunitat Valenciana un notable incremento de los pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI), que se han elevado en más de cien casos desde los 172 del 30 de octubre hasta los 277 de este sábado. Más de la mitad de ellos se encuentra en hospitales de la provincia de Valencia, mientras que el 38 % están ingresados en Alicante y la provincia de Castellón cuenta con 22 casos. De este modo, el número de personas que permanecen en las UCI ya es similar al que se reportaba el 16 de abril, cuando se informaron de 274 casos tras superar los que hasta ahora son los peores momentos de la pandemia.


En el caso de las hospitalizaciones, la cifra se sitúa por debajo de los 1.500 pacientes ingresados por primera vez en esta semana, aunque el último dato ofrecido por la Conselleria de Sanidad, que reflejaba 1.487 ingresos, es aun así superior al de los 1.359 ingresados con los que concluyó la anterior semana. Este indicador, además, se ha incrementado cada lunes desde los meses de verano, por lo que es posible que el número de pacientes hospitalizados vuelva a crecer la próxima semana. Como ocurre en el caso de las UCI, la provincia de Valencia es la que presenta el mayor número de ingresos con 869, mientras que Alicante posee 481 casos y Castellón 137.

La Comunitat y otras catorce regiones, en riesgo muy alto 

Además, y según el sistema de indicadores clave del Ministerio de Sanidad que establece cuatro niveles de alerta para controlar la covid-19, la Comunitat Valenciana se encuentra en situación de riesgo muy alto después de que tanto sus índices de contagios como de ocupación de camas empeoraran durante esta semana. Así, la incidencia acumulada del virus en los últimos 14 días ha crecido en territorio valenciano hasta los 311 casos, cuando hace dos semanas era de 153. Mientras, en los últimos siete días la incidencia se sitúa en 126,4 contagios.

   

Según la última actualización diaria de Sanidad, la positividad supera en la Comunitat Valenciana el 18 %, a la vez que un 15 % de las camas en hospitales y un 26,4 % de las camas UCI están ocupadas por pacientes con covid-19. De este modo, la autonomía valenciana se encuentra en el nivel más elevado de alerta junto a otras catorce regiones de España, que permanecen en riesgo muy alto pese a la estabilización generalizada de los contagios. Las únicas comunidades que no se sitúan en el peor estadio son Baleares y Murcia, donde el riesgo es alto, y Canarias y Galicia, donde es bajo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email