Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el dirigente gritó a la empleada que iba a "aplicar el 155"

Confirman la condena al tesorero de Adicae en Valencia por coaccionar a una trabajadora

Foto: EUROPA PRESS
29/09/2020 - 

VALÈNCIA. La Audiencia provincial de Cáceres ha confirmado la condena de 600 euros de multa al tesorero de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) en Valencia, Antonio Pulido, por un delito leve de coacciones a una empleada de la entidad. La sentencia inicial fue dictada en 2019 por el Juzgado de Instrucción número 3 de Cáceres, ante la cual el afectado interpuso un recurso que ahora ha sido desestimado. 

Los hechos sucedieron en noviembre de 2017, cuando Pulido irrumpió, según se relata en la resolución, en la sede de Adicae en Cáceres acompañado de otras cuatro personas. "Urdiendo", explica la sentencia, un plan "para conseguir" que la empleada la abriese la puerta "y así, una vez que lo consiguió, se introdujo de forma sorpresiva y violenta en la oficina, llegando a empujar la puerta" y teniendo que apartarse la trabajadora "para evitar que le golpease". 

Todo ello con intención de conminarla para que abandonase las instalaciones y notificarle la decisión de despido que provenía de Adicae, creando un clima de tensión y hostilidad en el que el condenado gritaba "que había decidido aplicar el 155" en estado de alteración y gran agitación. Lo cual, indica la resolución, provocó que la empleada "se sintiera intimidada".

Posteriormente, la víctima retiró su denuncia y no formuló acusación contra dos de los acompañantes, aceptando el perdón solicitado por los mismos, mientras que otro de ellos resultó absuelto de coacciones. 

No ha sucedido lo mismo con el tesorero en Valencia y dirigente a nivel nacional de Adicae, sobre quien la Audiencia considera probado -especialmente en base al detallado testimonio de la trabajadora y las declaraciones de dos testigos de lo ocurrido- que coaccionó a la mujer. Ante la sentencia firme de condena no cabe recurso, sino únicamente revisión. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email