GRUPO PLAZA

Control de cuarentenas, cierres y aforos: así es el colaboración propuesta por la Policía Local a Sanidad

3/11/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València continúa trabajando en su propuesta de que la Policía Local pueda coordinarse con la Conselleria de Sanidad en el control y la contención de la pandemia de coronavirus. Un planteamiento que surgió a principios de septiembre y que, si bien en la actualidad el gran número de contagios registrados impediría llevar a cabo, se está estudiando para que pueda ser aplicado cuando se mitigue esta segunda ola.

La idea era que los agentes del cuerpo municipal de policía pudieran controlar el cumplimiento efectivo de las cuarentenas de las personas contagiadas decretadas por la Conselleria de Sanidad. Una tarea que a juicio de la concejalía de Seguridad Ciudadana, que dirige Aarón Cano, requiere de colaboración e implicación de las diferentes administraciones públicas. Sin embargo, la Conselleria que encabeza Ana Barceló puso reparos jurídico en compartir los datos personales de los contagiados, aunque en el consistorio están convencidos de que no hay obstáculos legales al plan, aunque sería aconsejable un marco estatal.

Así, como publicó este diario, el edil responsable planteó al Gobierno central y a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) un programa estatal y homogéneo para que fuera aplicado en aquellas ciudades en que se considerase necesario. Ahora, ha remitido a la Conselleria de Sanidad un documento detallando cómo se tejería la idea para que, si sale adelante, pueda aplicarse cuando el nivel de contagios sea menos elevado.

La propuesta pasa porque la autoridad sanitaria sea la que coordine las operaciones y sería la encargada de dotar y formar a los policías que participasen en un protocolo de intervención conjunto. En dicha formación se incluirían aspectos como el marco jurídico, los métodos y las técnicas de comunicación en situaciones de crisis y también sesiones prácticas para la correcta colocación de equipos de protección individuales, entre otras cosas.

Son varios los motivos por los que la policía podría acompañar a la administración sanitaria. Por ejemplo, cuando existiese la sospecha de que un contagiado o un contacto estrecho en cuarentena fuera a quebrantarla tras varios apercibimientos por parte del personal sanitario. En este caso los agentes podrían presentarse en el domicilio para comprobar el cumplimiento de la medida e incluso levantar denuncia si se constata el incumplimiento.

Aarón Cano. Foto: ESTRELLA JOVER

Asimismo, se podría colaborar en situaciones de urgencia o sospecha de agresividad o peligro para el personal solitario. Esto es, la Policía Local podría acompañar al personal cuando un paciente requiriese asistencia urgente y mostrara síntomas de agresividad. También cuando el viviese sólo y se necesitase entrar al domicilio para auxiliarlo tras no detectar a sus familiares.

Si la Conselleria declarara la existencia de un brote en locales públicos y decretara su cierre, los agentes tendrían la capacidad, gracias a la coordinación entre ambas administraciones, de practicar un control de apertura, levantar denuncia si fuese necesario y declarar el cese de la actividad. 

A todo ello, se suma una cuarta situación: en el caso de que que el personal sanitario sospechase que en locales o concentraciones se van a incumplir medidas de seguridad como los aforos o el uso de las mascarillas, podría requerir a los agentes para realizar los controles necesarios. Y la colaboración se extendería, además, al control de confinamientos masivos de fincas, barrios o municipios.

Necesidad de un marco homogéneo

La intención, además de una detección precoz de los contagios, es el seguimiento del cumplimiento de la cuarentena, uno de los puntos clave para controlar la transmisión, según recoge el documento, donde se explica que en muchos casos los equipos sanitarios han detectado incumplimientos de las cuarentenas: ausencias del domicilio, no respuesta a llamadas telefónicas de control, o incluso negativas a seguir las indicaciones del personal sanitario. Actitudes que, insiste el consistorio, ponen en peligro la salud pública.

Por ello -continúa-, el control efectivo de la medida podría proteger de numerosos contagios y evitaría, más adelante, medidas más estrictas como el confinamiento de barrios o localidades por completo. El consistorio arguye que otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ya están llevando a cabo programas similares como el propuesto: la Policía Municipal de Madrid, la Policía Local de Murcia, de Mallorca, etcétera.

Foto: KIKE TABERNER

Sin embargo, explica, es preciso tener una guía de actuación e intervención homogénea y uniforme para todo los municipios, ya que en cada uno se realiza de una manera y esto provoca, en ocasiones, dudas e inseguridad jurídica en las intervenciones, además de riesgos sanitarios para los propios agentes policiales. De ahí que se reclamen protocolos conjuntos a nivel nacional por parte del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y que cuente con el impulso de la FEMP.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme