Hoy es 13 de junio y se habla de EDUCACIÓN gandia MUNICIPIOS coronavirus oposiciones
GRUPO PLAZA

análisis

El coronavirus se parece al SARS

El número de infectados por el virus chino continúa aumentando cada día, pero pese a ello las bolsas vuelven a marcar máximos históricos. ¿Cómo es posible? Los analistas de DWS analizan el por qué de ello

17/02/2020 - 

MADRID. Los mercados de valores vuelven a marcar máximos históricos, lo que puede resultar sorprendente porque el número de infecciones por coronavirus continúa aumentando y aún no está claro qué repercusiones tendrá la epidemia en la economía mundial. Para empezar, habrá que evaluar las consecuencias directas, especialmente para la economía china.

Las vacaciones obligatorias, la prohibición de viajar y la puesta en cuarentena de regiones enteras están teniendo un fuerte impacto negativo en la actividad del primer trimestre. Además, las previsiones se ven complicadas por las cadenas de suministro transfronterizas, puesto que la falta de productos intermedios importados de China podría provocar recortes en la producción.

Y aún así, los mercados de renta variable siguen avanzando. Para entender este comportamiento, puede resultar útil recordar la experiencia de la crisis del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2003. Como muestra nuestro 'Gráfico de la Semana', el índice Hang Seng, que en ese momento era el más cercano al epicentro de la enfermedad, tocó fondo a finales de abril, pocos días antes de que la cifra de nuevas infecciones diarias empezara a disminuir.

Fuente: Bloomberg Finance: DWS Investment GmbH a 13/2/2020

La comparación con la actual epidemia de coronavirus revela un patrón casi idéntico: muchos índices marcaron su punto más bajo a finales de enero, mientras que el número de nuevas infecciones diarias alcanzó su máximo el 5 de febrero. Así pues, los mercados han seguido casi al pie de la letra el guión de 2003.

Como ya indicamos en enero, nosotros defendemos mantener un posicionamiento prudente; nos parece que es demasiado pronto para poner fin a la alerta, ya que el virus sigue propagándose. La sorprendente aparición de 14.800 nuevos casos registrados el 13 de febrero -lo que, según la versión oficial, responde a un cambio en el método de diagnóstico- supone una advertencia de que todavía desconocemos la auténtica magnitud de la epidemia. Además, como ya hemos mencionado todavía no se pueden valorar totalmente los daños económicos.

Equipo de Análisis de DWS

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email