Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de octubre y se habla de AYUNTAMIENTO DE VALENCIA coronavirus IBEX 35 BOLSA ESPAÑOLA
GRUPO PLAZA

opinión

La crisis provocada por el virus será corta si se hacen bien las cosas

El PIB mundial podría alcanzar la trayectoria anterior a esta crisis en la última parte del próximo ejercicio, según advierte el economista

13/05/2020 - 

MADRID. En el contexto actual, las medidas de confinamiento adoptadas a nivel global para controlar el coronavirus van a provocar una contracción económica sin precedentes en el segundo trimestre. La principal excepción va a ser China, donde lo peor de los datos se habrá concentrado en los tres primeros meses del ejercicio con una pérdida del 6,8% del PIB como se dio a conocer a mitad de abril.

Pero no todo es negativo: si se hacen las cosas bien, existe una probabilidad significativa de que esta crisis sea corta y pueda dar paso a una recuperación relativamente rápida. Nuestro escenario macro central pasa por un trimestre en el que la economía mundial batirá por lo negativo todos los récords históricos. Pero pasa también por una recuperación rápida, que de hecho podría empezar en la segunda mitad del ejercicio. 

A su vez, y con la perspectiva de un tratamiento o de una vacuna en un período de 12-18 meses, el PIB mundial podría alcanzar la trayectoria anterior a esta crisis a finales de 2021.

Los cuatro factores que hemos analizado y que respaldan este escenario macro son los siguientes:

  • La primera oleada del virus parece bajo control y esto está permitiendo una apertura económica relativamente rápida en muchos países. Este proceso debería continuar en las próximas semanas de forma que la economía global, con la excepción de ciertos sectores como el turismo, podría estar funcionando con un grado relativamente alto de normalidad a mediados o finales de junio.
  • Las decisiones adoptadas por los bancos centrales y los gobiernos en todo el mundo, sin duda muy agresivas, han reducido de forma muy significativa el riesgo de credit crunch.
  • La experiencia de varios países muestra que es posible contener la expansión del virus y volver a una cierta normalidad, sin duda no completa, en cuanto a actividad económica se refiere. El mantra en todo el mundo durante los próximos meses será doble. Por un lado, mantener el número reproductivo (R0) del virus ligeramente por debajo de 1 con medidas de distancia social y rastreo eficiente de contagios. Por otro lado, hacer que lo anterior sea compatible con recuperar un porcentaje elevado de la actividad económica anterior a la pandemia. De cara a una eventual segunda oleada del virus en otoño, las mismas pautas de comportamiento que la mayoría de los países está siguiendo en la reapertura harán poco probable que un número significativo de países se vea obligado a recurrir a nuevas medidas de confinamiento prolongado.
  • Cada vez es más evidente que, a lo largo del segundo semestre de este año y los primeros meses de 2021, vamos a asistir a una fuerte expansión fiscal simultánea a nivel global (incluso en Alemania). Esta circunstancia ayudará a compensar un eventual escenario (que ya se verá si se produce o no) de elevada aversión al riesgo por parte de los agentes privados en el escenario post-confinamiento.

Álvaro Sanmartín es economista jefe de MCH Investment Strategies

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email