GRUPO PLAZA

23 CANDIDATOS, CENTENARES DE AVALES

Cultura enreda los concursos de CulturArts y el Consorcio con la presentación de avales 

29/01/2016 - 

VALENCIA. "Es la primera vez en la historia de los valencianos y las valencianas que se convocan concursos transparentes y abiertos en CulturArts y el Consorcio de Museos y se siguen las formas propias de cualquier política cultural europea normal". El mensaje político se emitía desde la Avinguda de Campanar, seu de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte a mediados de diciembre. La idea: defender un modelo que no sólo se quiere aplicar a las dos citadas estructuras, sino que continuará durante los próximos meses con subdirecciones y es posible que en algún otro puesto relevante de la cultura que 'cuelga' de esta administración.

Este pasado miércoles se hacía público que en total se habían presentado 23 candidatos para sustituir a José Luis Moreno y Felipe Garín, respectivamente. Diez propuestas -nueve hombres y una mujer- para la dirección general de CulturArts y otras 13 -siete mujeres y seis hombres- para el Consorcio. Todos ellos han tenido que cumplir con unos requisitos fáciles de contrastar de manera objetiva: poseer, al menos, una titulación universitaria con el nivel de Grado o equivalente; ser nacional de un país miembro de la Unión Europea, no haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las administraciones públicas, ni hallarse inhabilitado para el desempeño de funciones públicas; acreditar experiencia en niveles de responsabilidad en el ámbito cultural, así como el conocimiento, oral y escrito, de las dos lenguas oficiales de la Comunitat.

Sin embargo, el origen de un velo de duda en torno al proceso por parte de algunos implicados y de varias asociaciones que aseguran haber sido "ignoradas" en el proceso de selección para la dirección de CulturArts, se encuentra en el requerimiento de "contactos, buenas referencias y conocimientos de proyectos o personas de ámbito estatal e internacional".

Los avales: por qué podrían convertirse en un inconveniente para los seleccionados

En el entorno de la Conselleria y sin concursos previos de referencia dentro del toda la Administración autonómica valenciana, se creyó interesante la idea de "incorporar cartas de recomendación o avales", tal y como se expresaba en las resoluciones publicadas el día 17 de diciembre de 2015 en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV, 1 y 2). Pero el resultado ha sido "una carrera por la búsqueda de apoyos que, en gran medida, ha servido para excluir a esos avalistas de la comisión evaluadora". Y es que, como la propia Conselleria ha confirmado a este diario, se ha evitado que cualquier persona que figure como avalista o cualquier entidad a la que esté vinculado forme parte de ese comité de selección.

Los candidatos consultados prefieren no revelar su identidad ante las consultas de Valencia Plaza, a fin de no entorpecer el proceso. No obstante, los tres testimonios que han aportado una cifra de avales cuentan esos apoyos por varias decenas. "La cuestión es que si todos hemos reunido decenas de avales y esos avales excluían tanto al avalista como a alguna entidad, fundación o asociación afín... la Comunitat y Valencia no son tan grandes como para no haber privado a entes interesantes para esa participación".

Las condiciones ya apuntaban a que los candidatos tenían que ser capaces "de aglutinar adhesiones al proyecto desde diferentes sectores y agentes del mundo de la cultura valenciana", por lo que los candidatos emplearon una parte interesante de su tiempo durante los 30 días naturales de plazo en recabar esos avales. Teniendo en cuenta que esta variable forma parte del apartado curricular y que este, junto a la entrevista, suma el 40% del porcentaje de validez, varios candidatos estiman en el "12,5% su valor". Un porcentaje de peso, por ejemplo, entre candidatos de perfiles parejos.

El lado envenenado de los avales

No obstante, la causa que ha preocupado a algunos avalistas consultados por este diario durante la semana es "la sospecha ante el rechazo a avalar a un candidato frente a otro y que finalmente gane el que no has apoyado". Otra avalista apunta: "¿qué dudas se pueden tener en torno a los 60 entes que han avalado a una candidata o candidato si en el futuro beneficia a algunos de ellos la corporación que dirige?". 

Dos de los candidatos consultados acerca de esas sospechas, uno para CulturArts, otro para el Consorcio, coinciden en que "ha habido incluso tensión por esa recogida de avales, con entidades o personas que de alguna forma tenían que escoger ante ese tipo de dudas. Lo peor de la cuestión es que todo lo que se nos exigía en cuanto a planes, conocimientos legislativos del momento y programas ya requería un trabajo de campo y los apoyos quizá se deberían haber seleccionado más, no provocando una carrera cuantitativa". Cabe insistir en que los candidatos han aportado decenas, cada uno de ellos, y son 23 las candidaturas: "imagino referentes de la cultura y asociaciones a las que les han debido pedir su apoyo unos cuantos de esos candidatos".

Los candidatos presentados, de hecho, han participado en concursos de menor rango en la gestión cultural, pero con una idea aproximada en el requerimiento de avales y apuntan soluciones empleadas: "lo adecuado, seguramente, hubiera sido pedir un número corto y concreto de avales. Cuatro avales internacionales y cuatro nacionales, por ejemplo. Algo que evitara una carrera de cientos de entidades que encima han mostrado su apoyo seguramente sin tener el conocimiento de que, de esa forma, quedarían excluidos de una posible participación en la comisión evaluadora". 

Quién compone la comisión para elegir al nuevo director de CulturArts

Los criterios seguidos para conformar la comisión evaluadora de CulturArts han sido una mínima presencia política, contar con profesionales de reconocido prestigio y atender a la diversidad de sectores. En esta comisión la Administración valenciana estará representada por el conseller Vicent Marzà, el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, y la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga.

La sociedad civil estará representada por la cantante Sole Giménez y el profesor universitario especialista en teatro Ramon Roselló, ambos miembros del Consell Valencià de Cultura, así como por el gestor de proyectos del Servicio de Actividades Socioculturales de la Universitat Jaume I y director artístico del Paraninfo, Antoni Valesa.

Como expertos formarán parte de la comisión Josep Maria Bullón, gestor cultural del Ayuntamiento de Almussafes; la directora, guionista y productora Giovanna Ribes; el presidente de los actores valencianos Ximo Solano; Verónica García, de la Asociación Valenciana de Empresas de Danza, Minerva del Toro, y el periodista Xavier Aliaga.

Quién compone la comisión para elegir al nuevo director del Consorcio de Museos

En cuanto al Consorcio Valenciano de Museos, se repiten los miembros de la Administración, a los que se añade el diputado provincial de Cultura de la Diputación de València, Xavier Rius.

La sociedad civil estará representada por Manuel Muñoz, de la Academia de San Carlos, y por dos miembros de la Universitat Politècnica de València: la experta en patrimonio y restauración Victòria Vivancos y el artista, poeta y doctor en escultura Sebastià Miralles.

Como expertos formarán parte, entre otros, el anterior director del Consorcio, Felipe Garín, la biznieta y especialista en el legado de Sorolla Blanca Pons Sorolla y la directora de la Fundación 'Per amor a l'art', Susana Lloret. Completan el apartado un miembro delegado por parte de la Asociación de artistas visuales de Valencia (AVVAC) y un representante delegado por la asociación valenciana de críticos de arte. Por su parte, la conselleria de Cultura asegura que la creación de las comisiones evaluadoras no ha supuesto ningún problema.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email