GRUPO PLAZA

Los inmuebles no cumplen con los requisitos del concurso de compra de la Conselleria 

Dalmau rechaza comprar viviendas de Sareb y Coral Homes por ser antiguas y tener okupas

14/07/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda sigue adelante con sus planes para ampliar el parque público de la Generalitat Valenciana. Y, para ello, ha puesto en marcha diferentes mecanismos. Uno de ellos es el concurso para comprar de forma directa inmuebles a particulares con el fin de destinarlos al alquiler social. Un plan, presentado en septiembre del pasado año, con el que prevé adquirir unos 80 activos con los que engrosar la insuficiente cartera pública. 

Son varias las ofertas que ha recibido la Administración por parte de diferentes operadores, pero no todas cumplen con los requisitos fijados en el pliego de condiciones. Una situación que ha provocado que el departamento, que dirige Rubén Martínez Dalmau, haya tenido que descartar propuestas como las que han presentado la Sareb o el fondo Coral Homes por superar la antigüedad fijada o contar con okupas.

Así consta en un acta de la mesa de valoración de este concurso de compra, en la que se propone la exclusión de aquellas viviendas presentadas que no cumplen las condiciones incluidas en el pliego que lanzó la Conselleria. Entre los requisitos, Vivienda fijó que los inmuebles debían estar en zonas de necesidad, no podían superar los 50 años de antigüedad, así como podían estar gravadas con derecho real de garantía, aunque con el compromiso del propietario de cancelación, entre otros puntos. 

Además, los precios no podían superar el máximo de la vivienda protegida, en función del módulo correspondiente y su ubicación, que se fijó en unos 85.000 euros de media. Pero, además, estableció que solo aceptaría aquellos inmuebles ubicados en los 234 municipios valencianos en los que existe mayor necesidad y demanda de vivienda con fines sociales

Pero no todas las propuestas han cumplido con lo exigido por la Administración. De esta forma, y según consta en el acta, Vivienda ha rechazado cerca de 44 inmuebles y ha pedido más documentación para valorar la compra de otros 18. También, ha aceptado ya la adquisición de un paquete con 22 unidades a cuyos propietarios les ha pedido la documentación necesaria para seguir adelante con el proceso.

En concreto, se han excluido del proceso siete inmuebles, en la ciudad de Castellón de la compañía Promociones Levantino Aragonesas S.A, por no disponer de cédula de habitabilidad, licencia de ocupación o calificación definitiva como vivienda protegida, en su caso. También, otras siete de la Sareb, en diferentes puntos de la geografía valenciana, por estar okupadas, pese a que el pliego fijaba que debían estar libres de ocupantes.

Asimismo, Vivienda ha rechazado 14 pisos, también de la entidad que desde hace unos meses preside Javier García del Río, por tener una antigüedad superior a 50 años. Por este mismo motivo, también han salido del proceso 7 unidades de particulares. Del fondo Coral Homes, tres activos no han seguido adelante porque no se ha podido acreditar su titularidad, mientras que no se han admitido otros dos inmuebles por estar ubicados en Cerdà, una localidad que, de acuerdo con el catálogo de necesidades elaborado por la Conselleria, no cuenta con una urgente necesidad habitacional.

Propuestas de compra

Pero, además, del total de ofertas recibidas se ha pedido un informe técnico al Servicio Territorial de Vivienda de Valencia adicional sobre 18 viviendas ante las dudas generadas respecto a su régimen y la normativa a la que están sujetas.

Paralelamente, y como ya informara este diario, la Conselleria de Dalmau también se ha visto obligada a ampliar el plazo del concurso para revaluar algunas propuestas que se han presentado y que exceden el valor de tasación de las viviendas efectuado por la Administración. Con ello, se persigue conseguir más tiempo para que Vivienda presente una contraoferta a los propietarios con el objetivo de que prospere y poder así adquirir por esta vía el mayor número de inmuebles para el parque público.

En cualquier caso y pese a estos descartes, desde este departamento destacan que han recibido hasta el momento cerca 123 propuestas, tanto de particulares como de grandes tenedores, en diferentes puntos de la geografía valenciana. De hecho, ya habría comprometido 2 millones de euros de los 6,2 millones que incluye el plan. Además, ya se ha propuesto la compra de un paquete de 22 activos a cuyos titulares se les ha solicitado la documentación necesaria para seguir con el proceso. 

Desde Vivienda aseguran que si fuera necesario más presupuesto se haría una modificación de crédito para comprar todas aquellas viviendas que reúnan los requisitos. "Al final el objetivo es tener más vivienda pública", señalan desde la Conselleria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email