Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 19 de enero y se habla de Importaco coronavirus LA NUCIA bernabe cano vacuna covid-19
GRUPO PLAZA

Entrevista al CEO de Food & Moment Group, franquiciadora de Hard Rock Cafe en España

Carmona (Food & Moments): "La Administración ha dejado totalmente a la deriva al turismo"

25/10/2020 - 

VALÈNCIA. "Estamos en una coyuntura muy complicada para el sector hostelero y, por ende, para el turístico. Muchos operadores se van a quedar por el camino". Así de contundente se muestra David Carmona, CEO de Food & Moments Group, compañía que en España explota las franquicias de la marca internacional Hard Rock Cafe. La drástica caída de visitantes, los 'recortes' de horarios a la hostelería y la contracción de la demanda interna son algunos de los factores que dibujan un complicado escenario para el sector. Y el horizonte tampoco es nada esperanzador. La segunda ola en España está agudizando los efectos económicos de la pandemia y no se espera una recuperación temprana.

Con estos mimbres, la compañía, fundada en mayo de 2007, ha tenido que rediseñar su hoja de ruta para hacer frente a los vaivenes de la presente coyuntura. Actualmente, tiene al 60% de su plantilla en ERTE en los 10 establecimientos con los que cuenta en diferentes puntos del país: Mallorca, Málaga y València. "Las ventas se han resentido, hemos experimentado en torno a entre un 70-80% de bajada en ventas, pero es cierto que a nivel marca Hard Rock tiene una reputación, tanto nivel nacional como internacional, de indudable prestigioso", admite.

En València, la firma cuenta con tres establecimientos. Su buque insignia se ubica en pleno corazón de la ciudad, en el edificio Rex en la calle Marqués de Sotelo, un local que incluye la experiencia completa de Hard Rock Cafe, es decir, bar, restaurante y tienda. Además, este año abría una nueva tienda en la estación del AVE Joaquín Sorolla   bajo el formato Rock Shop, centrado en distintos artículos de merchandising, y otra del mismo formato en la Plaza de Santa Catalina, a escasos metros de la Plaza de la Reina. No obstante, por el momento, estas dos últimas tiendas permanecen cerradas hasta que se recupere poco a poco la actividad.

Y es que gran parte de la clientela de la marca tiene un perfil internacional, un visitante que ahora mismo brilla por su ausencia en la mayoría de ciudades españolas. "El turismo ha desaparecido completamente desde que empezó la pandemia. Ha habido algún pico de ligera subida postconfinamiento, pero ha sido un espejismo. Es muy difícil poder prever y planear diferentes situaciones futuras y hacer previsiones a corto, medio e incluso a largo plazo", señala. 

Foto: EVA MÁÑEZ

Conocedor del mercado valenciano, asegura que la ciudad ha experimentado un 'boom' en los últimos años a nivel de penetración de insignias internacionales y apertura de nuevos locales de restauración por su creciente popularidad como destino turístico. Pero ahora, la situación es bien distinta. "Es evidente que van a desaparecer muchísimas empresas relacionadas con este sector. Los cierres son constantes. Nunca ha habido tantos locales en traspaso o en alquiler y esta va a ser la tónica", advierte. 

Eso sí, el panorama en València no dista mucho del de otras ciudades españolas. "Estamos viviendo una crisis sin ningún tipo de precedente, que está sobre todo afectando al sector turístico y, por ende, al sector de la hostelería y no hay un plan de rescate para este sector. Está clarísimo que las ayudas que están prestando las administraciones son prácticamente inexistentes y son mucho más un lavado de cara a nivel político que lo que realmente impactan en ayudar a este tipo de empresas", señala.

Asegura que un empresario con cero ingresos, al que se le obliga a aplicar unas medidas y adecuarse, con la consiguiente inversión, y después se le obliga a reducir aforo y cerrar antes, va a ver cómo su negocio se resiente. "¿Hasta cuándo piensan que las empresas pueden aguantar? ¿Qué quieren para el sector? ¿Quieren reconvertirlo? Mucha gente está cerrando. Da la sensación de que la Administración ha dejado totalmente a la deriva al turismo y a la hostelería", lamenta. 

Innovación tecnológica para salir del paso

Por todo ello, cree que la posible 'tabla de salvación' será la renovación de los modelos de negocio para llegar al cliente local y conseguir beneficios. "Hay que marcar la diferencia en el mercado", subraya. En este sentido, Food & Moments Group ha decidido apostar fuertemente por la innovación tecnológica en sus locales. 

Así, por ejemplo, han implementado elementos informáticos en la cocina para no depender tanto de la mano de obra, así como el código QR en sus cartas, que, a su vez, han reducido un 50% su oferta. "Se está avanzando en aplicaciones para que puedas realizar tu pedido y te llegue el plato prácticamente sin interacción. No es lo mismo cantar la orden en la cocina que tener un sistema informático. Nos estamos ajustando a lo que marca el mercado", explica.

Una de las características de los locales Hard Rock Cafe es la experiencia que ofrece al cliente. Y con ese espíritu, la firma no ha dejado de lado actividades como conciertos, colaboraciones con ONG, hasta sesiones de coaching de diferentes ponentes, con la idea de crear networking. Lo que sí tiene claro la compañía es que no entra en sus planes la venta a domicilio de su comida. "Hicimos una prueba tras el confinamiento y no fue cómo esperábamos porque al final nosotros vendemos experiencias. Cuando vienes a nuestros locales quieres escuchar música, asistir a un evento o disfrutar de un concierto", puntualiza Carmona.

Pese a la situación, Food & Moments Group está a punto de cerrar un importante acuerdo para traer otra firma internacional al mercado español. El objetivo es abrir el primer establecimiento en el segundo semestre del próximo año. A falta de cerrar los últimos flecos, desde la compañía tienen claro que València estará en la agenda futura de la nueva marca para abrir local. Aunque no será en el corto plazo. De hecho, actualmente el plan de desarrollo de nuevas tiendas Hard Rock está congelado hasta que el mercado 'despierte'. "Seguimos apostando por este sector. Creo que esto es un bache que tiene que tener un punto de inflexión en algún momento. También ahora se abren muchas oportunidades porque tienes acceso a más locales y mejores precios", afirma. 

De cara al futuro, sus previsiones sobre la evolución del turismo no son nada halagüeñas. "No habrá una recuperación propiamente dicha y significativa hasta verano de 2022. Hasta entonces, no espero que podamos empecemos a notar otra vez un arranque. El próximo verano quizás sí haya una vacuna y empiecen a venir cruceros y turistas y eso suponga una ligera mejora en comparación con el anterior. Pero el repunte no creo que lo esperemos hasta 2022. Esto es una carrera entre comillas de fondo y, por desgracia, por el camino se irán quedando operadores", concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email