X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EXPO Y VENTA

David de las Heras busca cobijo en la galería Pepita Lumier

El artista estrena Refugio, una exposición centrada en el sentimiento de pertinencia y la búsqueda del hogar

16/10/2015 - 

VALENCIA. La galería Pepita Lumier, ubicada en la calle Segorbe, inaugura este viernes la exposición Refugio del artista David de las Heras. El trabajo, que reúne producción exclusiva para la muestra y encargos realizados anteriormente para diversos clientes, versa entorno a cuestiones como el sexo y el amor, pero sobre todo habla del sentimiento de pertinencia y de las tensiones entre la individualidad y lo colectivo.

De las Heras pone el acento en la necesidad de encontrar un lugar seguro donde cobijarse y expresar sin tapujos un punto de vista propio. De hecho, la propia exposición se plantea como un espacio “libre de ataduras y alejado de algunas obligaciones laborales como los encargos”. El dibujo sirve, para este artista, como una exploración de la consciencia y los sentimientos, “un lugar para aprender” en definitiva.

La idea de refugio se materializa en su obra como la búsqueda de un hogar. Es por eso que muchos de sus trabajos contienen imágenes de puertas y ventanas que reflejan un viaje motivado por la curiosidad para “buscar sitios donde sentirse a gusto y pensar”, una exploración que el artista equipara al propio proceso creativo. El Refugio de De las Heras, lejos de presentarse como un espacio cerrado, se concreta también en representaciones de la naturaleza o retratos de seres queridos.

“El aislamiento es metafórico, siempre recibes estímulos del exterior”, afirma el artista, que defiende la soledad como una forma de autoconocimiento y de conexión “con otras soledades”, más que como una reclusión absoluta. Su refugio, por lo tanto, es permeable a algunas cuestiones relacionadas con el mundo exterior. Una de las obras expuestas en la galería refleja, a través de la imagen de dos gemelos, “la absurdidad de las fronteras”, en palabras de De las Heras. El trabajo hace referencia a un pequeño municipio que se divide entre los territorios belga y holandés.

El drama de los refugiados también encuentra su lugar en la exposición, aunque de manera muy tangencial. La imagen de un cohete disparado hacia el espacio puede recordar, según De las Heras, al lanzamiento de misiles que ha provocado el exilio masivo de personas en conflictos bélicos como el de Siria. Sin embargo, el artista admite que prefiere hablar solo de lo que conoce de primera mano. Su aproximación a la realidad parte siempre des de un punto de vista muy personal. Cualquier otra aproximación seria, en su opinión, “una interpretación banal” que pasaría por encima de la complejidad de los hechos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email