X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

no solo de arroz vive el hombre

De pizzas por la Safor

Porque somos amantes de la picaeta, pero a veces el cuerpo te pide más... Y más si estás de resaca fallera

Por | 22/03/2019 | 5 min, 56 seg

Ponte en situación. Te vas un fin de semana a la zona de La Safor, donde ya te contamos todo lo que podías hacer y probar. Te pones fino a tellinas, clótxinas, sepionets y figatells. Amas la picaeta por encima de todas las cosas, pero resulta que hoy tienes cuerpo de algo diferente. Y en la zona no es que hayan tailandeses, mexicanos o comidas exóticas. Pero hay algo que nunca falla. ¿Lo has adivinado ya? La pizza. Y no hablamos de pizzas de grandes cadenas, sino de esas que se hacen en un horno de leña y que saben a gloria bendita.

Pues bien, hemos indagado, probado y hemos decidido que éstas son las mejores pizzas que te puedes comer en la comarca.

Spiaggia


Son de los más longevos de la ciudad ducal y fueron los primeros en tener un horno de leña

Lo que comenzara en 1985 con un grupo de amigos estudiantes que querían sacarse un dinerillo extra los veranos, pronto se convirtió en una de las pizzerías de referencia de Gandia. Son de los más longevos de la ciudad ducal y fueron los primeros en tener un horno de leña. Además, hay varias cosas que les diferencian del resto. Para empezar la manera en la que presentan sus pizzas. Te sorprenderá que las sirven en forma de media luna. Esto es básicamente por una cuestión de logística. “En una noche de verano podemos sacar más de 600 pizzas”, nos cuentan, y por ello preparan pizzas bastante grandes divididas por mitades. Es decir, que su tú pides una Reina y tu acompañante una Napolitana, vendrán presentadas en una súper pizza dividida en dos mitades. El segundo elemento diferenciador y su mayor secreto, son los quesos que utilizan en la base, una 'fórmula mágica' de auténtica mozzarella y queso Emmental, nada de quesos de barra u opciones baratas. ¿Y las pizzas estrella? “Aunque tenemos en carta pizzas como la barbacoa o la carbonara, somos más de clásicos, de sabores mediterráneos y esas son las pizzas que más vendemos, las que se preparan con ingredientes de aquí: alcachofas, anchoas...”, apuntan desde Spiaggia

Carrer Duc Carles de Borja, 14
Gandia.


 Carrer del Serpis, 1
 Playa de Gandia.

La Casa Gran

Ya os hablé brevemente de uno de los lugares con más encanto del mini pueblo de Guardamar. En la misma calle de la Iglesia, se encuentra uno de esos restaurantes en los que nada más entras, te sientes como en casa. El buen rollo flota en el ambiente y el interior no puede ser más bello y agradable. La Casa Gran se ubica en la que fuera la casa del señor del lugar allá por el siglo XVII y más tarde de importantes familias, por lo que se ha mantenido casi intacta, siendo además catalogada con Bien de Interés protegido. 

Y es que el restaurante sigue conservando, a modo de salas, muchas de las estancias de la casa: el salón principal lleno de velas, el antiguo establo, la cambra en el piso de arriba o su coqueta terraza -y balcón- que en verano se cubre de buganvilla. En la carta no faltan una buena selección de entrantes, pastas, carnes y pescados y, por supuesto, pizzas que elaboran con masa casera y al horno de piedra. Los sabores clásicos los bordan, ya sea con una seis quesos, una Reina o una Bolognesa y añaden giros interesantes como con su pizza de ahumados tan de la zona (mojama, anchoa, salmón y bacalao). No puedes irte de allí sin probar, bien su tiramisú, bien el coulant de calabaza con miel de caña y helado de chocolate blanco. Un escándalo.

Carrer Església, 11
Guardamar de la Safor

Tutto Pizza

Les va tan bien que solo abren los fines de semana y es que esta mini pizzeria -para llevar- cuenta con un local en Gandía que cada viernes, sábado y domingo, congrega a decenas de parroquianos a sus puertas, en aras de llevarse una de las mejores pizzas de la ciudad. El local es enano, tan solo con espacio para un gran horno de leña, una barra para preparar las pizzas y otra para servirlas y está regentado por una familia de italianos que saben como dar candela de la buena. En su carta alrededor de 20 pizzas con sabores veramente italianos y sin demasiados inventos. Triunfan sabores de siempre como la Caprichosa con tomate, jamón, champiñón y queso, la Americana con salami, jamón, cebolla, pimiento y aceitunas o la Venezia, con tomate, jamón, atún, cebolla y queso. Prepárate, porque dependiendo de a dónde te la lleves, quizás ni aguante el camino y tengas que volver a por más...

Plaça de la Duquessa. Maria Enríquez, 11
Gandia

Del Poble

Rubén e Isa, naturales de Gandia, un buen día pensaron. ¿Y si montamos una pizzería? Eso fue en 2015 y desde entonces han abierto ocho locales y sus hornos no han dado tregua. La primera fue en el Real de Gandia a la que le siguieron aperturas por toda La Safor: Rótova, Xeresa, La Font, Bellreguard... y hasta un restaurante en València. Su secreto no es otro que la calidad y ya sabemos que cuando eso se cumple, el resultado es inigualable. Para empezar utilizan mozarella 100% leche de vaca, harina ecológica, AOVE como única fuente grasa en todas las elaboraciones, la carne la comprar en una carnicería local y familiar y las verduras las trocean cada día, asegurando así que nada se congela y que todo el producto es fresco y del día.


Vida Bella

Es la más nueva de todas y es que Vida Bella, ubicada en Miramar, abrió sus puertas justo hace un año. Las preparan en horno de leña -para llevar- y dentro de la carta presentan pizzas tradicionales como la Reina, la cuatro quesos o la Carbonara, algunas más arriesgadas y fuera de lo común como la Ayawaska con carne, peperoni, beicon, tabasco y salsa infierno -ojo que pica- o la pizza Terreta con tomate, mozarella, espencat y aceitunas negras y una selección de cinco pizzas veganas como su parte más innovadora. Porque los veganos también comen pizza, presentan algunas como la Carnívora, con carne de soja al romero, mozzarella vegana y cebolla caramelizada o la Berate, con base de hummus, berenjena y cebolla. Y te pueden sonar a cosa diferente, pero el sabor es realmente alucinante. Puedes elegir hasta la masa, que podrá ser clásica o cinco cereales. Y si eres postrero, llévate su tarta de queso, tiramisú o tarta de chocolate con galleta, son todos caseros y buenísimos.

 Carrer D'Oliva, 28
 Miramar

Comenta este artículo en
next