Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el presidente pronuncia este lunes el discurso con sus líneas de gestión anuales

Debate de Política General: ¿La reconstrucción de Puig o la deconstrucción del Botànic?

Foto: EFE/KAI FÖRSTERLING
20/09/2020 - 

VALÈNCIA. Este lunes tendrá lugar en Les Corts Valencianes la primera jornada del Debate de Política General que se celebrará a lo largo de la semana. En la sesión inaugural, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tiene la misión de exponer en el hemiciclo las líneas maestras de su gestión de cara al curso político que acaba de iniciarse.

Un discurso que, según fuentes de Presidencia, girará en torno a los planes de recuperación principalmente económica tras el impacto de la pandemia, sin olvidar las medidas adoptadas hasta ahora y las actuaciones que el Consell de aplicar para contener el avance de la segunda oleada.

Así, se prevé que Puig realice un balance de la gestión valenciana respecto a otras Comunidades Autónomas (CCAA) para centrarse después en la bautizada Estrategia Valenciana de la Recuperación, cuyos ejes irán dirigidos a una fuerte apuesta por trabajar de cara a la recepción de los fondos europeos previstos, con la intención además de buscar una salida 'keynesiana' de la crisis que sea opuesta a la línea de recortes utilizada durante la debacle económica de 2008.

Otro punto fuerte del discurso de Puig girará en torno a los tres grandes pactos logrados bajo el paraguas de 'Alcem-nos' con los agentes sociales, las instituciones locales y los grupos de Les Corts.

Este último apartado es el que puede resultar más interesante y movido desde la perspectiva política. Aquí, la atención sobre el discurso del jefe del Consell se centrará en los posibles guiños que Puig pueda hacer a Ciudadanos. En los últimos meses, el acercamiento entre el líder del PSPV y el portavoz de la formación naranja, Toni Cantó, ha sido notable, llegando incluso a producirse reuniones bilaterales que han levantado ampollas entre los socios de gobierno, Compromís y Unides Podem.

El temor de los compañeros de viaje de Puig es que el presidente quiera rebajar algunas políticas de las que califican como "esencia botánica" para granjearse la simpatía de Ciudadanos y así conseguir una mayoría más amplia de cara a la aprobación de los presupuestos de 2021. Es decir, que el jefe del Consell pueda sacrificar algunas de las iniciativas de gestión acordadas o al menos proyectadas a cambio de ofrecer una imagen de consenso más contundente.

Cierto es que esa idea fuerza se desliza en la comunicación remitida a Les Corts sobre el marco de su declaración, haciendo hincapié en la necesidad de profundizar "en el diálogo, el acuerdo y la unidad". Un enunciado que ha hecho sospechar a Compromís y Unides Podem de que Puig podría continuar o incluso ampliar su coqueteo con Ciudadanos.

Sobre esto, conviene recordar que Ciudadanos se ha manifestado abierto a no rechazar los presupuestos del Botànic si se cumplen algunas de las líneas principales de sus reivindicaciones, varias de ellas acordadas en el Pacto de Reconstrucción que firmaron todas las formaciones políticas con representación en Les Corts excepto Vox.

Un escenario que al presidente de Puig y, en general al PSPV, parece resultarle especialmente atractivo, dado que el respaldo de una partido de la oposición desprende, a su juicio, una imagen de mayor consenso y, por tanto, un refuerzo para el perfil presidencial.

Es por ello que los propios socios escucharán con máxima atención el discurso del presidente, dado que temen guiños a Ciudadanos que puedan plasmarse en evitar ciertos mensajes e iniciativas pactados en su día para el Botànic, como por ejemplo dar nuevos pasos en la lucha contra emergencia climática y transición ecológica de la economía con avances hacia una fiscalidad verde o respecto al fortalecimiento de servicios públicos con especial atención a la reversión de concesiones sanitarias como Torrevieja. Cuestiones estas que reivindican Compromís y Unides Podem y que Cs rechaza de plano. En esta línea, la coalición valencianista también espera un talante más reivindicativo frente al Gobierno de España.

Tal y como informó Valencia Plaza, todo lo que no vaya en esa dirección o, más aún, que siga una línea de equidistancia o aproximación a Ciudadanos con el objetivo de buscar su respaldo de cara a los presupuestos, podría tener como consecuencia, especialmente por pare de Compromís, una respuesta firme y con ciertas dosis de crítica hacia el propio presidente de la Generalitat, al considerar que en lugar de seguir una línea de reconstrucción ante el coronavirus basada en las políticas 'botánicas', está optando por una deconstrucción del pacto en favor de las simpatías de un partido de corte más conservador como Ciudadanos.

De hecho, el propio conseller de Educación, Vicent Marzà, miembro destacado de Compromís, avisaba este sábado de que la coalición valencianista se mostrará vigilante con esta posibilidad: "El proyecto de presupuestos para 2021 que salga del Consell tiene que ser 'botánico' y responder al acuerdo de gobierno, y a partir de ahí debatirse con el resto de formaciones políticas para sumar más ideas si es posible", recalcó el citado conseller.

Por otro lado, desde la oposición, el PP planteará "un proyecto responsable" y "a la altura" de las circunstancias; mientras que Ciudadanos reivindicará el cumplimiento del acuerdo de reconstrucción y seguirá intentando "centrar" al Consell. Vox, por su parte, será especialmente crítico con la "desastrosa" gestión de la pandemia, según avanzaron los distintos grupos a Europa Press.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email