GRUPO PLAZA

análisis vp

Desconfinamiento a la valenciana

Foto: KIKE TABERNER
30/04/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, puso sobre la mesa este miércoles la posición del Gobierno valenciano respecto al proceso de desconfinamiento frente al coronavirus. El jefe del Consell explicó que, dentro de la aceptación del plan propuesto por su compañero en el PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, existen "singularidades" en los territorios que deberían tenerse en cuenta a la hora de acometer este delicado tránsito.

Una postura compartida con otras autonomías como Galicia, Cataluña, País Vasco, Aragón, Andalucía o Castilla-León, que va dirigida a que los distintos gobiernos autonómicos dispongan de margen de maniobra para decidir cómo acotar la desescalada. De hecho, al margen de Puig, otros presidentes regionales salieron este miércoles con un discurso similar al del responsable valenciano.

Un mensaje que, inicialmente, el Gobierno de España parecía haber captado dado que a través del ministro de Sanidad, Salvador Illa, manifestó en su comparecencia a mediodía que las condiciones expuestas eran flexibles. "Nosotros fijamos como unidad de referencia la provincia o la isla, pero estamos abiertos a otro tipo de planteamiento", explicó el dirigente socialista. No obstante, esta línea discursiva no se mantuvo a lo largo de la tarde en la reunión con los consejeros de las Comunidades Autónomas (CCAA), según informó la Cadena Ser, donde el ministro expresó su preferencia por la organización provincial achacando a las dificultades de controlar los movimientos y desplazamientos si el sistema se basaba en las áreas de Salud, aunque se mantuvo abierto a estudiar las propuestas de los gobiernos autonómicos.

Pero, ¿qué es lo que propone el Gobierno valenciano? Tal y como informó Valencia Plaza, Puig y su equipo se inclina por un desconfinamiento basado en los datos y organización disponibles a partir de los distintos departamentos de Salud de la Comunitat Valenciana. "El marco provincial para nosotros no es el adecuado", recalcó el presidente, quien remarcó la "interrelación" entre las comarcas que, a su juicio, a menudo va "mucho más allá de lo que son los límites provinciales".

"Una provincia como Alicante, por ejemplo, tiene una diversidad extraordinaria y en sí misma es más grande que muchas comunidades autónomas", recalcaba Puig, quien insistía en que con esta decisión su gobierno no hace una enmienda a la totalidad, sino que habla de eficiencia. "La vida no discurre dentro de una provincia y hemos de buscar las fórmulas más efectivas", aseveraba.

En este punto, Ximo Puig defendió que la división por departamentos de Salud da una mejor respuesta "a lo que es básico", como la disponibilidad de las UCI ante un hipotético rebrote o el refuerzo de la Atención Primaria. Además, precisó que la situación de todos los departamentos no es la misma -puso como ejemplo que la afección en el de la Vega Baja es menor- y que habrá que hacer un estudio general. En este sentido, definía los departamentos como "espacios de 'cirugía fina'". 

En esta línea, desde la Conselleria de Sanidad refuerzan la tesis de Puig recordando que el control de los datos (contagios, disponibilidad de camas UCI, test...) están analizados por departamentos de Salud, además de puntualizar que existen algunas áreas que incluso están a caballo entre dos provincias, como es el caso de Sagunt.

Foto: EVA MÁÑEZ

Por otro lado, el presidente de la Generalitat también defendió esta organización por departamentos de Salud para sortear otra de las órdenes iniciales del Gobierno, dirigida a evitar la movilidad interprovincial. "No consideramos que, para la Comunitat Valenciana, el planteamiento provincial sea el más adecuado tampoco en el aspecto de la limitación de la movilidad", sentenció Puig, dejando claro así que, tras algunas críticas por la excesiva complacencia hacia el Gobierno de España durante la gestión de la crisis, evidenciaba su deseo de, en este caso, lograr que la Comunitat Valenciana controle los propios parámetros en el desconfinamiento.

En este sentido, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, también se mostraba este miércoles firme en la decisión tomada por la Generalitat e insistía en su comparecencia diaria para actualizar datos de la pandemia en que cada comunidad autónoma debe esgrimir capacidad propositiva. Un plan que todavía no había hecho llegar de forma definitiva al Ministerio de Sanidad aunque sí tanteado en reuniones previas y que este jueves tendrá la posibilidad de defender en el Senado.

Las playas, otro punto donde el Consell quiere tomar decisiones

Mientras, Puig también tiene otra misión, la de ver las posibilidad para reactivar las playas. "Son unos de los espacios más seguros en principio, siempre que se cumplan las condiciones adecuadas", apuntaba, aludiendo a su ventilación con la brisa y a la aportación de "un valor fundamental para la salud humana, el sol". Esta semana hay prevista una reunión con los distintos departamentos de la Generalitat para "preparar cómo puede ser el acceso a las playas, en qué condiciones y generar la máxima seguridad y confortabilidad para que las personas, en la medida de lo posible, puedan ir a la playa". 

Y es que la Generalitat va a intentar velar por reavivar el turismo de cara a los próximos meses. "No queremos perder el verano en la medida de lo posible", aseguraba el president de la Generalitat. Sin embargo, reconocía la necesidad de hacer una reflexión práctica con el sector más allá de la normativa estatal para ver cómo se puede hacer una apertura "razonable y realista" porque ya hay subsectores que en determinadas condiciones no van a poder abrir y que debe concretarse en cada territorio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email