X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ATRACÓN DE PANTALLAS

Donald Glover, el artista que debería contratar Obama

Desde esta semana, es Lando Calrissian en Han Solo, el nuevo film de Star wars; como su alter ego musical, el rapero Childish Gambino, ha protagonizado el videoclip más visto del año en Youtube, ‘This Is America’; y como guionista y actor, Donald Glover acaba de concluir una extraordinaria segunda temporada con la serie Atlanta para FX. Es el artista multidisciplinar afroamericano más brillante de la década, y Obama, como recién estrenado productor audiovisual, no debería dudar en contratarle

25/05/2018 - 

VALÈNCIA. 6 de mayo de este año, 2018. El mítico programa de sketches ‘Saturday Night Live’ invitaba a Donald Glover a estrenar su videoclip ‘This Is America’. El video, dirigido por el también director de la serie Atlanta, Hiro Murai, acumula hoy más de 169 millones de reproducciones. Con una mezcla de violencia y baile, en una nave industrial dominada por el color blanco, el afroamericano Gambino/Glover nos cuenta con su rap una historia truculenta de fiestas, baile, dinero, tiros, persecuciones, policías, coches y más coches, drogas, música góspel, masacres y un final agónico en completa oscuridad.

“Estados Unidos es un lugar donde los negros son perseguidos y asesinados a tiros, y es un lugar donde los negros bailan y cantan para distraerse (de ellos mismos pero también del país en general) de esa carnicería. Estados Unidos es una gran sala en la que la violencia y la celebración suceden juntas, y la pregunta de cuál llama más la atención es la del encuadre y la que el espectador quiere ver”, escribía el periodista Spencer Kornhaber para el diario The Atlantic, dando en el clavo a mi parecer en el mensaje del videoclip.

Glover, en su visita a ‘Saturday Night Live’, protagonizó también algunos sketches. En uno de ellos aparecía disfrazado de Lando Calrissian, el personaje que interpreta en Han Solo. Estaba en un escenario y saludaba al público: “Bienvenidos a la cumbre galáctica a todos los humanos negros de la galaxia”. El programa ofrecía entonces, como contraplano, la sala donde se encontraba su audiencia. En ella solo se veía únicamente a tres personas negras. Sin duda Donald Glover, aunque participe en la saga Star Wars, no olvida su espíritu crítico.

‘Atlanta’ es el Salvaje Oeste

“Nuestras vidas importan, las vidas de los afroamericanos importan”, dijo Glover en una ocasión cuando presentaba su serie Atlanta, la producción para FX que acaba de cerrar su segunda temporada, con más brillo aún que en su primera tanda. "La intención de la serie es mostrar a la gente cómo se siente siendo negro", explicó en otra ocasión. "Siempre quiero que la gente tenga miedo, porque así es como se siente ser negro".

Hiro Murai, director de prácticamente todos los capítulos, contaba en otra entrevista, en alusión a uno de los mejores episodios de la segunda temporada: "Atlanta es el Salvaje Oeste. Cada rincón de la ciudad está tratando de arreglárselas según sus propias reglas. En la periferia, los estacionamientos están rodeados de maleza. La ciudad está a unos metros del apocalipsis, y si disminuyes la velocidad podría envolverte". No se pierdan ese capítulo de la segunda temporada protagonizado por Paper Boi, es una joya.

La sensación de miedo constante mezclado con comedia es una de las herramientas más cautivadoras de la surrealista Atlanta, como ya explicamos en CulturPlaza tras su primera temporada. El rapero Paper Boi, grandullón y zaíno, podría generar bastante pavor si lo encontrásemos en una calle solitaria de Baltimore, pero cuando lo vemos actuar en ‘Atlanta’, comprobamos que no es más que un perezoso bonachón, que deja que sus “hermanos” le tomen por el pito del sereno.

En esta segunda temporada Glover incide en temas sociales como la estereotipación de la mujer negra en Norteamérica, (asunto que ya trató en la primera temporada), la infancia, la educación y la pobreza, el poder del dinero, la amistad y la lealtad, las redes sociales, el miedo, por supuesto, ya que es un tema reincidente en Glover, y el capítulo más bizarro y a la vez más brillante: la biografía de un músico negro, llamado Teddy Perkins, que se ha cambiado la piel y tiene agorafobia, y que nos recuerda inmediatamente a Michael Jackson.

Este capítulo 6 de la segunda temporada, la metáfora de la tragedia sobre la vida Michael Jackson, es uno de los episodios más amargos del año, pero también una inolvidable obra maestra digna de futuros grandes premios.

Donald Glover como Teddy Perkins en ‘Atlanta’

En la historia sobre Teddy Perkins sabemos que su padre abusó psicológicamente de él para prepararlo para el mundo del espectáculo. El capítulo está salpicado de canciones de Stevie Wonder ('Sweet Little Girl' y 'Evil'), de conversaciones sobre el rap, se ven fotos del mito de la ficción junto a Keith Jarrett, Al Jarreau y Nina Simone, o se menciona a Joe Jackson. Y por último, con la aparición de un hermano, hasta entonces escondido, en silla de ruedas, se percibe el claro homenaje a la decadente ‘¿Qué fue de Baby Jane?’. Una maravilla que merecería un análisis pormenorizado.

Según se dieron cuenta los fans la noche de su emisión, Teddy Perkins estuvo interpretado por el propio Donald Glover, información que jamás ha confirmado el artista, pero resulta evidente. El trabajo interpretativo de Glover es también digno de aplauso.

Mejor aún es la anécdota que narró Glover al New Yorker. Explicándoles cómo consiguió que John Landgraf, ejecutivo de FX, uno de los canales más interesantes de la actualidad, le contratara, contó: “Sabía lo que FX quería de mí. Pensaban que era como Craig Robinson y que les escribiría una serie como Community. Pero fui su caballo de Troya. Si les hubiera dicho lo que realmente quería hacer, no lo hubiera logrado”. Cuando se refiere al caballo de Troya, según explica en la entrevista, es porque consiguió entrar en FX con una premisa establecida, y una vez dentro, hizo lo que le dio la gana.

Dardo a Donald Trump

Otra anécdota que merece ser mencionada: cuando la serie Community se canceló, le preguntaron a Glover qué opinaba sobre su final, y esto fue lo que contestó: "Simplemente me gustan los finales. Creo que todo debería tener cláusulas de muerte. Gracias a Dios, un día Trump morirá. Eso está garantizado, y es asombroso", dijo, provocando las risas de la audiencia. "Me alegro de que las cosas terminen porque hace que las cosas progresen. Me siento realmente frustrado en el mundo porque veo muchas cosas que podrían ser mejores, pero no lo son porque las cosas no han muerto. Todavía".

Este lunes se ha sabido que Barack Obama y su esposa Michelle Obama han creado una compañía audiovisual llamada Higher Ground Productions para crear documentales, series y películas originales para Netflix. En su comunicado hablaban de cuidar el talento y dar voz a gente fascinante. No sé a qué esperan para hacer a Donald Glover, cómo mínimo, socio de su nueva aventura, porque se trata del afroamericano más interesante del panorama de la actualidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email