GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de València tumba el recurso de Per l'Horta contra el acondicionamiento de la ZAL

11/09/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València continúa desenzarzando la Zona de Actuaciones Logísticas (ZAL) del Puerto de València. Este viernes tumbará un recurso de reposición interpuesto por la asociación Per l'Horta contra la decisión del gobierno local, conformado por Compromís y PSPV, de dar luz verde al plan del Puerto para el reacondicionamiento de las infraestructuras de la ZAL ya construidas en 2005. La Junta de Gobierno tumba así un recurso para paralizar este plan de adecuación del entorno, paso previo para la recepción efectiva de las obras.

Las calles, aceras, alumbrado y zonas verdes han permanecido inoperativas y su actual estado de degradación por la falta de uso hace necesaria una actuación para ponerlas a punto para que el consistorio pueda formalizar la recepción de las obras. El proyecto contiene las labores de ejecución de demoliciones, jardinería, adecuación de las redes de senamiento y drenaje, así como la red de distribución de riego, agua potable y alumbrado público, y también prevé las necesarias pavimentaciones y reasfaltados. Unas obras que, por su parte, la Autoridad Portuaria de Valencia ya ha licitado por valor de 5,3 millones de euros y se han presentado 33 empresas, siete de las cuales han concurrido en forma de unión temporal (UTE).

Según explicaba Per l'Horta, este proyecto "no tiene actualmente cobertura jurídica, por lo que no resulta procedente su aprobación, ni tampoco la recepción de las obras de urbanización por parte del Ayuntamiento". "No es posible aprobar un proyecto que no se adapta al planeamiento urbanístico vigente y a las condiciones que permitirían la puesta inmediata en servicio", insistía en este sentido. Así, desde el área de Urbanismo que dirige Sandra Gómez, se le contesta al recurso subrayando que "sorprende" la defensa de Per l'Horta en este sentido porque dota al proyecte "de un contenido urbanístico que no tiene".


La asociación también señalaba que este proyecto de reacondicionamiento de la ZAL requería modificar previamente el Programa de Actuación Integrada (PAI) del espacio o bien adjudicar uno nuevo, por lo que estaría utilizando una vía fuera de la ley. Urbanismo responde aquí que no se trata de un nuevo proyecto de urbanización, sino de "las obras necesarias para subsanar deficiencias en una urbanización ya ejecutada conforme al PAI". Y además, sostiene, las obras que van a ser objeto de reparación "no difieren y son compatibles" con el planeamiento.

Además, Per l'Horta aseguraba que estas medidas correctoras se enmarca dentro del Plan Especial aprobado al 2018 que permite la construcción de la ZAL y actualmente pendiente de sentencia judicial. Y sobre ello, los técnicos municipales insisten en que "no corresponde a este Ayuntamiento juzgar la legalidad de un instrumento de planeamiento tramitado y aprobado por la Generalitat Valenciana". Muy al contrario, subrayan, "el Ayuntamiento debe limitarse a aplicarlo en toda su extensión". O en otras palabras, si el juez no suspende dicho planeamiento, se aplicará el que se encuentra en vigor, aunque esté recurrido.

El plan de reparaciones

La justificación del programa de mejoras es que la infraestructura se ha dañado y ha sufrido desperfectos y degradación, lo que precisa de una intervención previa a su puesta en funcionamiento. Y además han cambiado algunas normativas municipales en cuanto a instalaciones e infraestructuras, lo que obliga a realizar algunas adecuaciones del diseño previsto inicialmente para adaptarlo a los criterios actuales.

Por ejemplo, se deberán cambiar las luminarias instaladas, de vapor de sodio, por unas nuevas más eficientes y de tipo LED. La adjudicataria de las obras deberá remodelar la red de distribución de agua y sustituir los hidrantes no normalizados, además de incrementar su número para cumplir la normativa de bomberos. Otro de los trabajos a realizar será corregir las filtraciones detectadas en algunas canalizaciones de las aguas residuales, debidas al nivel freático y al desgaste fruto del paso del tiempo.

Y también deberá ocuparse de las deficiencias a nivel de jardinería, limpiando y desbrozando los jardines, eliminando la maleza, que incluso ha invadido algunas vías del espacio. En este sentido, las plantas que hayan muerto serán sustituidas por especies adaptadas al entorno y se implantará en las zonas verdes una tecnología de riego mejor, con un sistema independiente para cada una de las cinco áreas existentes.

La ejecución de estas obras supondrá la reactivación de la zona de actividades logísticas, una vez superada la emergencia sanitaria por el coronavirus. A principios de verano el Puerto de Valencia adjudicó cuatro parcelas de la ZAL a las empresas Grupo Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia, que ocuparán una superficie aproximada de 132.000 metros cuadrados y que supondrán una inversión total de más de 73 millones de euros. Las otras tres parcelas quedaron sin comercialización anteriormente, pero en noviembre VPI Logística publicó el pliego de condiciones para estos terrenos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme