Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de febrero y se habla de coronavirus DESCONFINAMIENTO hostelería enfermeros mascarilla
GRUPO PLAZA

sostiene que su contrato sí era de alta dirección

El Ayuntamiento estudia recurrir la declaración de despido improcedente del exsubdirector del Palau

26/01/2021 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València plantea, como primera opción, recurrir la sentencia que ayer declaró como despido improcedente el de su exsubdirector artístico, Manuel Muñoz. Tras ser despedido en septiembre de 2019, Muñoz presentó una demanda que el Juzgado de los Social nº18 de Valencia estimó en su contra pero que, ante su recurso, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha enmendado.

En la sentencia, el tribunal insta a que se "readmita al actor en su puesto de trabajo, o le indemnice en la cantidad de 24.232,85 euros", además de "abonar en caso de optar por la readmisión los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de esta resolución, en la cuantía diaria de 179,84 euros". En los fundamentos de derecho de esta decisión, la Justicia sostiene que Muñoz tenía una relación de trabajador indefinido y no de Alta Dirección como sostiene el Ayuntamiento, por lo que su despido sin preaviso sería irregular.

Ante esto, la idea del Ayuntamiento, según han informado fuentes municipales, es la de recurrir, pues considera "que el acceso de Muñoz al puesto de director artístico es el propio de una regulación laboral de carácter especial de personal de Alta Dirección: no pasó ningún procedimiento de selección ordinario (concurso o concurso-oposición o comisión de servicios)" y descarta que el hecho de que dependiera directamente del director, Vicent Ros, y no del Consejo Rector, sea determinante, ya que la ley "acepta que la autonomía del alto cargo pueda estar limitada por los criterios e instrucciones directas de las personas u órganos superiores de gobierno".

Si así fuera, desde el Ayuntamiento insisten en que "este régimen no rige para los contratos de alta dirección o confianza como el de Muñoz, ya que tienen, en el momento de su inicio, una fecha de caducidad, y, por tanto, cuando no se renuevan, dejan de producir efectos", por lo que el procedimiento de despedido sería lícito.

PP y Ciudadanos exigen responsabilidades

Por su parte, la oposición ha recordado que este es el enésimo conflicto por el que se ha pasado la institución del Palau de la Música en los últimos tiempos. La edil del PP Julia Climent ha manifestado que “la gestión del Palau de la Música va de mal en peor porque sus gestores lo han metido en un pozo de decadencia que está erosionando su prestigio a pasos agigantados”, mientras pide "un plan de rescate urgente que permita un cambio de dirección en la gestión".

También Amparo Picó, de Ciudadanos, ha recordado "que el Palau acumula tres autos en contra" y ha exigido que la concejala de Cultura, Gloria Tello, de explicaciones públicas por este caso. Además, el grupo municipal pregunta "dónde está ese plan b que nos explicó el director, Vicent Ros, al portavoz de mi grupo, Fernando Giner, y a mí en una visita a la institución".

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email