Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la inscripción se cierra el día 18

El Bloc se hace mayor: congreso en Feria Valencia para 2.000 personas

El objetivo del cónclave de carácter asambleario es realizar una demostración de músculo presencial con un intenso debate político que sirva de lanzadera para una nueva etapa de la formación nacionalista y de Compromís. Ambos candidatos empiezan a preparar su munición

14/04/2016 - 

VALENCIA. El Bloc está decidido a hacerse mayor en el próximo congreso que, si no hay reedición de elecciones, se celebrará el 21 y 22 de mayo. Atrás quedan los grandes momentos de sufrimiento, aquellos en los que unas décimas impedían a la formación nacionalista entrar en Les Corts como ocurrió en 2003. Hoy, integrados en Compromís como activo más numeroso, pertenecen a un grupo con 19 diputados autonómicos, cuatro nacionales y un eurodiputado, además de varios consellers y altos cargos fruto de la alianza con el PSPV en el Consell.

Tras 13 años de liderazgo del actual presidente de Les Corts, Enric Morera, la formación nacionalista se enfrenta por primera vez en más de una década a un cónclave con dos candidaturas. Una, la que lidera la actual secretaria de Organización del partido, Àgueda Micó, otra, que se presentará este jueves oficialmente, la encabezada por el jefe de Gabinete de la Conselleria de Economía, Rafael Carbonell. Un duelo, salvo acuerdo de última hora, que apunta a dotar al congreso de una intensidad especial y en el que se espera la asistencia de cerca de 2.000 afiliados. 

No será el único aditivo. La organización decidió días atrás que el lugar elegido para el cónclave será Feria Valencia: un escenario solo utilizado hasta ahora por un partido de masas como el PP. Cabe recordar que el congreso se celebrará bajo formato asambleario para potenciar el debate entre todos los afiliados, además de concluir con la elección del nuevo secretario general a través de la fórmula 'un militante, un voto', lo que justifica la elección de un escenario de estas características.

Precisamente este ha sido uno de los primeros puntos calientes entre ambas candidaturas. Desde la candidatura de Carbonell se impulsó la firma de un manifiesto (que fue rubricado por casi 900 militantes de los cerca de 3.300 existentes) para reivindicar la posibilidad de votar de forma telemática. Una opción que, según recuerdan afines a Micó, no fue aprobada por el Consell Nacional ni por la Comisión Organizadora. Así, este debate se ha convertido en el arranque de las hostilidades entre ambas candidaturas, dado que desde las dos sensibilidades se señala a la "conveniencia" de adoptar esta fórmula de votación según los números internos que cada una de ellas maneja.

De esta manera, mientras desde el entorno de Carbonell se recuerda que esa vía garantiza la mayor facilidad en la participación y ya se ha utilizado para procesos como las primarias para los candidatos o incluso para la inscripción en el propio congreso, fuentes próximas a Micó recalcan que si se activa la fórmula telemática se debilitaría la participación en el cónclave dado que contribuiría a la desmovilización. A todo ello hay que sumar los perfiles de los distintos votantes que pueden respaldar a los candidatos: así, mientras a Micó se le atribuye una mayor ascendencia con los sectores jóvenes del partido -a priori más animosos para desplazarse al congreso-, al sector de Carbonell se le intuye respaldo por parte de una militancia más mayor.

Con este escenario, todo apunta a que la campaña será, sino dura, sí intensa. Desde el entorno de Carbonell, además de presentarlo como "el candidato de las bases", la estrategia parece ir dirigida a señalar la responsabilidad de Micó en el área de Organización respecto a los intensos debates vividos en el partido casi siempre relacionados con Compromís (reglamento de primarias, por ejemplo) o en la última etapa respecto a las negociaciones con Podemos. Por su parte, desde la trinchera de Micó, quien a priori parte como favorita por el respaldo de primeras espadas aglutinadas en su presentación, se destaca la "transversalidad" de su candidatura y se trata de confrontar "lo nuevo" frente a "lo antiguo", donde no faltan las menciones -al menos en privado- de la afinidad de la candidatura de Carbonell con el llamado 'mayorismo', dirigentes próximos al histórico Pere Mayor que, ahora, "quieren vestirse de renovadores". El pulso está servido pero, al menos ahora, será un partido de primera división.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email