GRUPO PLAZA

El Botànic retoma la reforma de la ley electoral y la oposición censura que lo haga en plena pandemia

3/02/2021 - 

VALÈNCIA. Los grupos parlamentarios del Botànic II -PSPV, Compromís y Unides Podem- acordaron este martes en la Junta de Síndics incluir en el orden del pleno de la próxima semana el debate de la reforma de la Ley Electoral Valenciana. Una proposición de ley impulsada por el tripartito que iniciará ahora su trámite parlamentario a pesar de que las tres formaciones reconocieron en la rueda de prensa posterior a la Junta de Síndics que no cuentan con los números para sacarla adelante. Es decir, que inicia su andadura, pero sin probabilidades de ver la luz de momento. 

La decisión de socialistas, valencianistas y morados despertó duras críticas por parte de la oposición, que cuestionó que se priorizara el debate de esta norma ahora, en plena tercera ola y, sin embargo, se dejasen fuera de la sesión plenaria del próximo miércoles y jueves otras iniciativas de control relacionadas con la pandemia. 

En este sentido, el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, afeó a los grupos del Botànic que estén "más preocupados por sus sillones que por la pandemia" y no insertaran otras proposiciones no de ley (PNL) de la oposición vinculadas a la gestión de la covid-19 "con la que está cayendo". Circunstancia por la que, a su juicio, el tripartito mete debates ajenos al escenario de crisis sanitaria actual "para no controlar su mala gestión".

Por su parte, la portavoz del PPCV, Isabel Bonig, advirtió que con este gesto el Botànic demostraba "muy poca sensibilidad". Más aún después de dos meses sin plenos y cuando "la gente está perdiendo la vida y el patrimonio". Sin mencionarlo, la síndica de los populares hizo referencia a las semanas negras que arrastra la Comunitat donde las cifras de contagios y fallecidos se encuentran disparadas y ante las que el Consell ha adoptado medidas restrictivas para tratar de frenar la expansión del virus como el cierre de la hostelería, el cierre perimetral de las ciudades de más de 50.000 habitantes los fines de semana, la prohibición de las reuniones de más de dos convivientes en espacios públicos o la de un grupo de convivencia en los privados. 

Con este escenario, Bonig y Cantó criticaron la prioridad que el Botànic da a esta proposición de ley y consideraron que otros debates son en estos momentos más preferentes. El segundo, de hecho, anunció que pediría a los grupos del tripartito y el resto de la bancada de la oposición la convocatoria de la comisión de seguimiento del Pacto por la Reconstrucción de la Comunitat Valenciana para fiscalizar cuántos de los compromisos adquiridos en aquel acuerdo se están llevando a cabo, así como el ritmo de ejecución que llevan. 

Sin los apoyos necesarios

La decisión del tripartito de retomar la reforma de la LEV resulta significativa no solo por el momento en el que se produce, sino también porque los tres portavoces del Botànic reconocieron que no tienen actualmente los números para poder aprobar la reforma pretendida cuya modificación principal es la bajada del listón electoral del 5% al 3%. Para aprobar este y otros cambios que PSPV, Compromís y Unides Podem han pretenden en la ley electoral valenciana, el tripartito necesita el apoyo de dos tercios de la Cámara. Es decir, de 66 diputados. Ellos suman 52. 

Bonig aseguró que el PPCV está en contra, si bien ironizó con la forma en la que participarán los populares en este debate: "Si quieren que juguemos, jugaremos. A lo mejor hay que abrir el debate de reducir el número de diputados, algo que puede ser interesante". Actualmente Les Corts Valencianes tiene 99 diputados, una cifra que, conviene apuntar, no puede reducirse a menos que se aborde una reforma del Estatuto de Autonomía. Es decir, no se puede modificar a través de la LEV. 

En esta misma línea, Cantó sostuvo la negativa de su formación a negociar cualquier tipo de cambio en esta ley. Una postura que no se debe solo a su intención de cambiar la representatividad de la provincia de Castellón para redistribuir los escaños entre Valencia y Alicante, sino a que "no es el momento". "Una ley tan importante debe ser preparada en conjunto por todas las fuerzas o por la mayoría, no deprisa y corriendo; los tres partidos están haciendo sus cábalas y pensando en elecciones", cuestionó. 

El síndic naranja criticó que PSPV, Compromís y Unides Podem no esperaran a acordar la reforma con Cs para "llegar al trámite parlamentario con garantías" y ha auguró que en esta ocasión obtendrán el mismo resultado que la pasada legislatura: que la ley no salga adelante. 

Ahora bien, mientras el portavoz de Cs aseguró que los grupos parlamentarios del Botànic no habían esperado a su formación para presentar un texto legal conjunto, el síndic de Compromís, Fran Ferri, le acusó de "mentir descaradamente" sobre el proceso porque le ofrecieron la posibilidad de presentar conjuntamente la ley de manera que el primer borrador de la misma estuviera firmado por PSPV, Compromís, Unides Podem y Ciudadanos. Su homólogo socialista además, se mostró "sorprendido con la actitud de Cs cuando hace meses estuvo muy colaborador y tenía un interés excepcional en apoyar la reforma".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email