Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 20 de enero y se habla de coronavirus speed way cierre perimetral covid-19 BIOINICIA
GRUPO PLAZA

ampliación del jardín

El Botànic tiene plan

26/05/2017 - 

VALÈNCIA. Ésta es una historia con final feliz. Ésta es una historia que podría concluir en un hemiciclo municipal, el del Ayuntamiento de València, en un pleno donde la mayoría de los concejales apoyan un plan especial que hace más factible la solución (los que muestran reparos se abstienen, lo que ya es en sí un gesto). El Jardí Botànic ya tiene plan especial. 22 años después de que la respuesta vecinal iniciara una lucha que impidió que el solar adyacente se convirtiera en un hotel, la ampliación del jardín está más cerca.

Realmente lo que aprobó el consistorio no es más que un trámite, pero insoslayable. Sin él no se podría hacer nada. Tras una primera fase de participación, las modificaciones introducidas en el Plan Especial de Protección de los Entornos de los Bienes de Interés Cultural y Catálogo de Protecciones del Botànic se tienen que someter a información pública. Tras ello, se recogerán las alegaciones y se proseguirá con los trabajos.

Concretamente se han introducido 16 cambios que, tal y como defendió en el hemiciclo municipal este jueves el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, “responden a alegaciones presentadas durante un proceso que se ha caracterizado por ser participativo y transparente”. En este proceso, según Sarrià, se han escuchado todas las voces. También las contrarias a las propuestas del consistorio, como las que argumentaron que los usos que proponían para la alquería de la calle Beato Gaspar Bono no eran los que precisaba el barrio.

Fuera de ordenación

Igualmente ha habido muchas alegaciones relacionadas con los edificios que estaban fuera de ordenación urbana. Para ello los técnicos municipales han buscado soluciones para establecer el nuevo régimen de alturas con el que proteger los Bienes de Interés Cultural al final de la vida útil de los inmuebles afectados. El plan de protección también contempla la peatonalización de varias vías y la ampliación de aceras.

El Plan no afecta sólo al Botànic e incluye también por ejemplo las Torres de Quart. Su trascendencia es que sin él no se abre la puerta a que el famoso solar de jesuitas, el de la polémica, se convierta en parte de la ampliación del jardín. Para ello la Universitat de València debe presentar un proyecto ya cerrado y firmar un convenio con el consistorio, aunque no parece que éste sea un asunto que tarde mucho en dirimirse.

En concreto, según relató Sarrià a Valencia Plaza, hace apenas un mes la Universitat ya presentó un primer esbozo del proyecto que gustó mucho en el consistorio. “Ahora falta concretar”, explicó. O dicho de otra manera: la Universitat debe desarrollar ese proyecto, incluyendo la financiación. También habrá que dirimir aspectos como si el suelo seguirá siendo de propiedad municipal y sólo se cederá para su uso, o se permuta la propiedad, opción esta última poco factible a día de hoy. “En su momento se firmará el convenio y se aclararán estas cosas”, comentó Sarrià. “Lo que se sabe es que hay una ampliación en marcha y que no se alargará indefinidamente”, agregó.

Críticas, pero no votos en contra

La propuesta ha sido objeto de crítica por parte del grupo municipal Ciudadanos, que se abstuvo este jueves en la votación. En su nombre y al respecto de este tema, el concejal Narciso Estellés manifestó que espera que no se lleve a cabo la propuesta de reducir a 30 kilómetros por hora el tránsito rodado en la gran vía Fernando el Católico. Estellés, que en su intervención agradeció algunas de las modificaciones incluidas, instó al Gobierno municipal para que firmase el convenio que resuelva la ampliación del jardín. 

En la misma línea, el concejal del Grupo Popular, Alfonso Novo, centró su argumentación “en la necesidad de cerrar el convenio con la Universitat de València para poder llevar a cabo la citada ampliación y comenzar a trabajar por fases incluyendo el jardín de las Hespérides”. Algo de lo que les dio garantías Sarrià. Y es que una parcela, en alusión al solar de jesuitas, que ha costado tanto sacrificio a la ciudad tiene que ser, cuanto antes, objeto del convenio reclamado. “También es una prioridad para el gobierno municipal”, apostilló.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email