GRUPO PLAZA

El objetivo de la coalición es 'comerse' a los 'morados' en lo que queda de legislatura

El buen resultado de Más Madrid apuntala a Compromís y debilita la posición de Unides Podem

Foto: EP/Alberto Ortega
6/05/2021 - 

VALÈNCIA. Los 24 escaños logrados por Más Madrid en las elecciones autonómicas de este martes implican unas consecuencias que alcanzan también a la Comunitat Valenciana. La alianza sellada por Compromís en 2019 con el partido de Íñigo Errejón logró unos resultados más bien modestos para la coalición: sólo dos escaños para Más País y Joan Baldoví, representante de la coalición valencianista, como satélite en el Congreso de los Diputados.

Ahora, sin embargo, el valor de la alianza puede cotizar al alza sobre todo por la victoria clara conseguida por la candidata de Más Madrid, Mónica García, frente al mismísimo Pablo Iglesias y la consiguiente retirada anunciada por el el líder de Podemos. A todo ello, hay que añadir la guinda del pastel en forma de sorpasso ajustado al PSOE, que sufrió este martes una estrepitosa debacle con la pérdida de 13 escaños.

¿Qué lectura valenciana puede hacerse de este resultado de Más Madrid? La principal es que Compromís, especialmente el Bloc, no anduvo desencaminado al apostar por el acuerdo con el partido de Errejón. Bien es cierto que en los comicios de 2019 la alianza no reportó los resultados esperados: es más, se quedaron prácticamente solos en España al no producirse otras alianzas. Referentes de Compromís como Mónica Oltra preferían la alianza con Unidas Podemos, pero finalmente la Ejecutiva de Compromís dio luz verde al citado pacto.

Ahora, incluso fuentes del entorno de la vicepresidenta admiten que, si bien en aquel momento la operación no dio los frutos esperados, ha dejado ahora a la coalición valencianista en una buena posición. "Iglesias va a conseguir que toda la derecha se movilice", se comentaba en el entorno de Oltra cuando el líder de Podemos decidió presentarse a las elecciones madrileñas.

Baldoví, Oltra, Errejón y Ballester juntos en una imagen de archivo. Foto: EVA MÁÑEZ


Una reflexión acertada que ha conducido a Unidas Podemos a salvar los muebles con una decena de diputados pero a verse en inferioridad frente al partido de Errejón e irrelevantes en el resultado global. Una fuerza política que ahora tiene la misión de crecer por todo el territorio nacional: el principal objetivo, además de aproximarse a fuerzas regionalistas con las que acordar una colaboración, podría dirigirse a tantear al partido de Teresa Rodríguez en Andalucía o a los comunes de Cataluña, pero también a otras en Baleares, Aragón, Canarias o Galicia.

En cuanto a la Comunitat Valenciana, fuentes de Compromís aseguran que existe un acuerdo con Errejón para que Más País no intente conformar una estructura con pretensiones de candidatura en este territorio, pese a que cuenta a su favor con simpatizantes que militaron en Podem como Àngela Ballester o Berto Jaramillo. En este sentido, el apoyo de la coalición valencianista en la campaña madrileña ha sido evidente, con varias participaciones de Baldoví en actos de Más Madrid.

Ahora bien, lo que se desprende del resultado de Más Madrid y el abandono de Iglesias es la vulnerabilidad actual de Unides Podem en la Comunitat Valenciana. Una bolsa de votantes en la que Compromís ya había fijado su mirada y que, a buen seguro, tratará de absorber en lo que resta de legislatura hasta las próximas elecciones autonómicas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email