X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Se podría pescar y comer, pero no comercializar

El cangrejo azul de la Albufera, camino de ser catalogado como especie invasora en 2020

Foto: EVA MÁÑEZ
10/09/2019 - 

VALÈNCIA. La llegada del conocido como cangrejo azul a la Albufera de València en 2017 ha llevado de cabeza a la Fiscalía de Medio Ambiente desde hace dos años. Tanto es así, que en la memoria anual de la Fiscalía General del Estado le dedican casi dos páginas al tema. Según explican, el expediente gubernativo se incoó en septiembre de 2017 al tenerse conocimiento, a través de los medios de comunicación, de la presencia del cangrejo azul (callinectes sapidus) en la zona de la Albufera de Valencia.

Desde entonces han sido casi dos años de idas y venidas de informes para tratar de averiguar si el cangrejo es una especie invasora o no. De hecho, la Fiscalía está a falta de un informe para concretar su postura lo que podría significar que, en 2020, esta especie podría entrar en el catálogo de invasoras. Una denominación que conllevaría cambios en los pescadores de El Palmar.

¿Cangrejo invasor?

En cuanto a qué pasará si finalmente se introduce esta especie dentro del catálogo de invasoras, fuentes de la Fiscalía Provincial de València explicaron a Valencia Plaza que “en caso de que sea invasora, aunque se podría pescar y utilizar para consumo humano, estaría totalmente prohibida su comercialización más allá del citado consumo humano. Además, pasaría a ser delito reintroducirlo en cualquier humedal (su sitio predilecto), lugar de cría o permanencia, así como evitar su exterminio”.

Preguntada sobre este último punto, asegura la fuente que, "no sería la primera vez que vemos que cuando una especie invasora es rentable, aquellos pescadores que hacen negocio con ella fomentan la cría e incluso la reintroducción en los hábitats naturales a proteger. De hecho, ya lo hemos visto con la carpa, un animal que está acabando con las especies autóctonas de las zonas que infesta, o con el cangrejo americano". Es entonces, explican, ante este tipo de situaciones, "cuando entra en marcha la parte penal, pues este tipo de acciones está penado. Pero como siempre, nos encontramos con falta de medios para perseguir este tipo de delitos".

En el otro lado, o en el mismo según se mire, se encuentran los pescadores. Este periódico se ha puesto en contacto con la Cofradía de Pescadores de El Palmar, la ‘zona cero’ del cangrejo azul. Amparo Aleixandre, secretaria de la cofradía, explicó que "en caso de que se haga especie invasora esperamos que se pueda comercializar para la venta y el consumo vivo, porque si no fuera así, sería un problema para nosotros. Si está muerto el valor del cangrejo es menos de la mitad, cae totalmente el precio porque este tipo de cangrejo tiene valor cuando está vivo. Uno de los principales problemas con este cangrejo ha sido como mantenerlo vivo porque tiene un índice de mortalidad muy alto. Además, nos destruye las redes y muerto no merece la pena ser pescado".

Con respecto a la reintroducción, Aleixandre dice que "si quien pesca el cangrejo es un pescador profesional, nunca reintroduce la especie porque el producto pasa por lonja y tiene controles sanitarios y de trazabilidad. Sin embargo, si quien lo pesca es un pescador deportivo, es mucho más fácil la reintroducción de la especie invasora". 

Un pescador, en El Palmar. Foto: EVA MÁÑEZ

Por último, Aleixandre afirma que "los más interesados en controlar esta especie somos nosotros, porque lo que más nos interesa es pescar la anguila y este cangrejo es un devorador. Por ello hemos presentado un proyecto de control del cangrejo azul para estudiar el movimiento migratorio. Los principales interesados en ver sus movimientos y saber cómo actúa somos nosotros. No podemos permitir que se destruya la Albufera".

Historia judicial del cangrejo azul

Pero más allá de las opiniones, el periplo judicial del cangrejo azul lleva dos años en ristre. A raíz del expediente gubernativo incoado en 2017, desde el Ministerio Público se solicitó información a la Unidad Adscrita del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana. El director general de Medio Natural y Evaluación Ambiental de la Generalitat aportó, en octubre de 2017, copia de un informe del Servicio de Vida Silvestre de la Generalitat Valenciana, en el que se decía que "la especie es exótica pero no puede considerarse legalmente como invasora", al no estar incluida en el catálogo que regula este tipo de especies. El Seprona de la Comandancia de Valencia también envió un informe sobre la presencia del cangrejo azul en la Albufera y en las costas de otras comunidades autónomas.

Se enviaron todos los informes a la unidad técnica adscrita para que informara de la trascendencia medioambiental de la presencia del cangrejo azul en distintas zonas del territorio nacional, con especial referencia a su posible consideración como especie invasora o alóctona. La unidad técnica aportó en el mes de febrero de 2018 su informe relativo a la presencia de cangrejo azul como especie invasora en la Albufera de Valencia, en el que concluye que "nos encontramos ante una especia exótica o alóctona, según resulta de aplicar la normativa vigente en la materia, y si bien no es posible afirmar que se trate de una especie exótica invasora, sí considera que debería ser incluida como especie exótica con potencial invasor".

Ante la imposibilidad de ir por la vía penal, pues es imposible encontrar a la persona o personas que echaron a la Albufera los cangrejos, desde la Fiscalía se remitió un informe de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a fin de que informara si se había valorado la inclusión del cangrejo azul como especie exótica con potencial invasor.

Foto: EVA MÁÑEZ 
El director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural informó en marzo de 2018 que dicho organismo no se había planteado hasta ese momento considerar al cangrejo azul como especie candidata a catalogación, ni se había recibido ninguna solicitud en ese sentido, si bien, a la vista de la información remitida desde la Unidad se iban a realizar "los trámites para el análisis de la problemática y, en su caso, proceder a la tramitación de la posible inclusión de esta especie en el Catálogo español de especies exóticas invasoras".

Por último, en noviembre de 2018, el director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural comunicó que se había incorporado a su expediente una memoria técnica justificativa y un análisis de riesgos apoyándose en este último la inclusión del cangrejo azul en el Catálogo, estando a la espera de que emitiera su dictamen el comité científico creado en 2011 para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. 

El Director General adelantó en su escrito que si las conclusiones del dictamen son similares a las del análisis de riesgos, la propuesta será enviada a las comunidades autónomas afectadas en el marco de los instrumentos de coordinación interadministrativa existentes para su debate.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email