Hoy es 22 de abril y se habla de Playas columbus venture spb PPCV Isabel Bonig MUJERES EMPRESAS
GRUPO PLAZA

aunque aún se sitúa por debajo de la media española

El confinamiento aúpa los indices de lectura en la Comunitat

14/03/2021 - 

VALÈNCIA. El índice de lectura en la Comunitat Valenciana, que ha venido creciendo paulatinamente en los últimos años acercándose a la media nacional, continúa su tendencia al alza.

De hecho, el porcentaje de lectores en tiempo libre alcanzó en 2020 en este territorio el 63%, más de un punto por encima que en 2019 -61,9- y todavía por debajo de la media española (64%). El crecimiento fue generalizado en todas las comunidades autónomas debido a los efectos del confinamiento, que elevó el número de lectores semanales de libros a su máximo histórico.

Así se refleja la reciente edición del del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros, el estudio elaborado para la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), con el patrocinio de CEDRO y en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte.

Entre otros datos, el informe revela que el porcentaje de lectores de libros que leen al menos una vez a la semana ha alcanzado el 52,7%, en 2020 y ha llegado a un máximo histórico del 57% durante el confinamiento. La mayor incidencia se produjo en los meses de marzo a mayo tras declararse el Estado de Alarma por la pandemia.

En cuanto a los datos desglosados por autonomías, el incremento en el número de lectores por ocio en tiempo libre ha sido generalizado en todas las comunidades, con una media del 64%. El crecimiento fue mayor en Cataluña y Andalucía, donde subió 2,3 puntos respecto a 2019. Baleares y Castilla y León han sido las que han registrado un menor incremento; 0,7 y 0,8, respectivamente.

La Comunitat Valenciana alcanzó al cota del 63%, una cifra que mejora pero que está aún lejos de las regiones que encabezan la lista: Madrid, con 73,8%; País Vasco (66,9%); Navarra (66,5%) y Cataluña (65,9%).

No obstante, para los libreros valencianos, "esta pequeña subida del índice de lectura no puede ser más que positiva". "Lo estamos notando en nuestros establecimientos, sobre todo, que hay una clientela nueva. El hecho de que la gente quiera moverse menos y que estamos más tiempo en casa hace que la gente busque las tiendas que tiene más cerca de casa. No todo son las series o la pantalla del ordenador", señala a Europa Press el presidente del Gremi de Llibrers de València, Juan Pedro Font de Mora.

Los profesionales son conscientes de que existe el peligro de que, "cuando pase la pandemia, la gente vuelva a las viejas costumbres" y compre casi todo, incluidos los libros, en las grandes superficies.
¿Como evitarlo? Font de Mora se muestra convencido de que hay una parte importante de la labor que depende de los propios libreros: "dar un buen servicio y buenas recomendaciones".

En este sentido, ha subrayado que "el factor diferencial de los las librerías independientes es que sabemos de libros y es importante recomendar con conocimiento de causa, un servicio que no se da en los grandes almacenes".

El presidente del Gremi defiende que las librerías valencianas "están haciendo las cosas muy bien para conseguir que mucha parte de ese nuevo público se mantenga fiel al comercio de proximidad". Un "factor importantísimo", ha remarcado, es la importancia de servir rápidamente los libros.

"Nos estamos poniendo las pilas"

"Nos estamos poniendo las pilas", asevera Font de Mora, que cita el caso de Todos tus libros, la plataforma de comercio online y comunidad lectora de las librerías independientes.

El presidente del gremio valenciano asegura que desde el sector "se potencia lo presencial al mismo tiempo que se adapta a lo digital". Además, recuerda que en esa plataforma hay una posibilidad de recoger los encargos acudiendo a la librería, lo que puede fomentar el contacto directo con el cliente.

Esta cercanía anima, además, el boca a boca entre los libreros y libreras y los lectores. Últimamente, esto ha redundado en la aparición de auténticos "fenómenos" literarios valencianos, que consiguen un notable éxito pese a proceder de editoriales pequeñas. Títulos como Noruega (Drassana Llibres), de Rafa Lahuerta, con más de 2.000 ejemplares vendidos, o El peón (Pepitas de Calabaza), de Paco Cerdà, ganador del Premio Cálamo al mejor libro de 2020, son algunos de los ejemplos más claros.

"La lectura realmente lleva al placer de vivir y da la oportunidad de vivir muchas historias a través de la imaginación, lo que, a su vez, llevar a la reflexión interior", termina Juan Pedro Font de Mora.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email