X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

alcanza el 0,58% del PIB en mayo frente al 0,15% de un año antes, pese a tener más ingresos

El Consell dispara el déficit de la Comunitat con su política de gastos

Foto: RAFA MOLINA

Los 742 millones del FLA extraordinario para pagar facturas de proveedores llegan el penúltimo día del mes

31/07/2019 - 

VALÈNCIA. La alegría presupuestada por el Consell de Ximo Puig en las cuentas de la Generalitat de 2019, con un 9,9% más de gasto que en 2018 soportado por más ingresos ficticios o de dudoso cobro empieza a tener reflejo en el déficit de la Comunitat Valenciana. En solo cinco meses, el déficit alcanza ya los 670 millones de euros, un 0,58% del PIB regional, cuando entre enero y mayo del año pasado fue de 163 millones, un 0,15%. 

La Conselleria de Hacienda trató de justificar este martes el incremento de más de 500 millones en el déficit por los menores anticipos a cuenta recibidos del Estado, el aumento de los gastos de personal y el incremento del "gasto social". Respecto a este último punto, el departamento que dirige Vicent Soler afirmó que el Consell "defiende el derecho de los valencianos a no ser castigados respecto al resto de los ciudadanos y reivindica la reforma de la financiación".

Según la Conselleria, los gastos aumentaron un 7,5% entre enero y mayo, con un importe acumulado de 7.244 millones de euros, 507 más que en 2018, "mientras se mantienen los mismos recursos financieros, de 6.574 millones". Añade que el Estado concedió hasta mayo 181 millones menos de anticipos a cuenta de la liquidación del sistema de financiación, que se compensaron con el incremento en la recaudación de otros ingresos.

Vicent Soler, conseller de Hacienda y Modelo Económico. Foto: KIKE TABERNER

En cuanto a los gastos, destacó el incremento de la remuneración de personal, con un aumento de 249 millones que incluye el aumento retributivo del 2,25% correspondiente a 2019 y el aumento de plantilla. En los próximos meses habrá que sumar el coste no presupuestado del aumento de estructura del Consell tras las elecciones, con un 34% más de altos cargos y un 57% más de asesores. El coste será de unos ocho millones de euros anuales, a lo que hay que sumar el gasto corriente que generarán.

Con las cifras de los cinco primeros meses, la Comunitat se situó en segundo lugar entre las CCAA en importe de déficit, por detrás de Cataluña y por delante de Madrid y Baleares. En porcentaje del PIB, fue el quinto peor dato después de Baleares, Extremadura, Murcia y Castilla-La Mancha.

Llega el FLA

Pero no todo fueron malas noticias este martes. La Generalitat confirmó la llegada del FLA extraordinario que permitió al Consell abonar un total de 56.787 facturas por importe de 742,3 millones de euros. Desde el Ministerio se había garantizado que llegaría en julio y así fue. Se trata de un FLA extraordinario procedente del Fondo de Liquidez Autonómico integrado en el Fondo de Financiación de las Comunidades Autónomas.

El nuevo equipo de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico. Foto: GVA

De la cifra total, más del 85% de las facturas corresponde a gastos de la Conselleria de Sanidad y el Consorcio Hospital General Universitario de València, que supone prácticamente el 67% de la cifra total a abonar. Asimismo, en sanidad está incluido el pago de la facturación de junio de las farmacias. La segunda conselleria en pagos es Educación y Cultura. Así, estos dos departamentos suponen casi el 93% de las facturas y el 80% de los pagos.

Déficit del Estado, un 0,84% hasta junio

En cuanto al conjunto del Estado, acumuló en los seis primeros meses del año un déficit de 10.514 millones de euros, equivalentes al 0,84 % del PIB, lo que supone un incremento del 27,1 % respecto al mismo periodo del año anterior como consecuencia de un aumento de los gastos superior al crecimiento de los ingresos. Los gastos crecieron un 3,8 %, hasta 105.258 millones, en tanto que los ingresos aumentaron el 1,8 %, hasta 94.744 millones.

El mayor aumento del gasto se ha debido al incremento de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómico y local, y a unos gastos electorales sin correspondencia en 2018, así como al aumento de los sueldos públicos y de las pensiones aplicado desde el 1 de enero, mientras en 2018 estas subidas no se empezaron a pagar hasta julio, cuando se aprobaron los Presupuestos. Hacienda también ha publicado el déficit conjunto de las administraciones públicas hasta mayo, a falta de las corporaciones locales, que se situó en 16.957 millones (1,35 % del PIB), el 7,5 % más que un año antes.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email